Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Sucot


Más Allá de lo Natural
Por. Rav Shraga Simons



Más Allá de lo Natural

Imagínate que haces una fiesta enorme e invitas a toda la gente que conoces. Pero no es una fiesta normal, es una semana llena de música, comida y diversión. Eventualmente el nivel de la fiesta baja y la gente se empieza a ir. Como anfitrión, te acercas silenciosamente a tus mejores amigos y les dices: "Quédense un rato más después de que todos se vayan, voy a sacar para ustedes las mejores botellas".

Cada año D-os tiene una semana de celebración llamada "Sucot". En los tiempos antiguos en Jerusalem, el servicio del Sagrado Templo durante la semana de Sucot incluía 70 sacrificios. Esto, explica el Talmud, corresponde a cada una de las 70 naciones del mundo. A pesar de lo que pienses, el Templo no era sólo para el pueblo judío. Cuando el rey Salomón construyó el Templo, especialmente le pidió a D-os que escuche las plegarias de los no-judíos que vinieran al Templo (ver I Reyes 8:41-43), y también el profeta Isaías se refiere al Templo como la "casa de todas las naciones" (Isaías 56:7).

El Templo era el centro universal de la espiritualidad, el punto en donde la conciencia de D-os se infiltraba en el mundo. De hecho, el Talmud dice que si los romanos hubieran sabido el gran beneficio que ellos obtenían del Templo, nunca lo hubieran destruido!

Y después, al final de Sucot, D-os agregó un octavo día muy especial y lo llamó Sheminí Atzéret (literalmente: "El Octavo Día de Asamblea"), y en ese día sólo UN toro - representando al pueblo judío - era ofrecido. Es un día de gran intimidad con nuestro Creador, ya que Él le pidió a Su pueblo que se queden con Él un día más para compartir una alegría más personal (ver Talmud Sucot 55b).

Sheminí Atzéret es una festividad pública, como está escrito en Levítico 23:36. A pesar de que tiene lugar después de los siete días de Sucot y a veces se la considera como parte de Sucot, Sheminí Atzéret es, de hecho, una festividad separada (en la tierra de Israel, la obligación de sentarse en la sucá no se aplica en Sheminí Atzéret).

Najmánides (España, siglo XII) explica un precioso concepto kabalístico: 7 es el número del mundo natural: 7 son los días de la semana, 7 son las notas musicales y 7 son las direcciones (izquierda, derecha, arriba, abajo, adelante, atrás y centro). El "siete" - representado por los 7 días de Sucot - representa al mundo natural.

El "ocho" - representado por Sheminí Atzéret - es lo que está más allá de la naturaleza. El pueblo judío, dice el Talmud, está más allá de la naturaleza. Hemos sobrevivido a inimaginables persecuciones, exilios, privaciones y expulsiones, y a pesar de todo, hemos logrado y prosperado mucho más de lo esperado. Como Mark Twain escribió: "Todas las cosas son mortales, menos el judío; todas las fuerzas pasan, pero él permanece. ¿Cuál es el secreto de su inmortalidad?".

El "secreto", como sabemos, es el regalo especial que D-os le dio al pueblo judío: la Torá. Como el Rabino Emanuel Feldman escribe en su libro "Sobre Judaísmo":

"La Torá es el puente misterioso que conecta al judío con D-os, a través del cual interactúan y se comunican, y por medio del cual D-os cumple el pacto con Su pueblo, de mantenerlos y protegerlos".

Sheminí Atzéret, así como el número 8, trasciende los límites del mundo físico - es un día reservado especialmente para los judíos. Es por eso que no es casualidad que en Sheminí Atzéret también celebremos la conclusión del ciclo anual de la lectura de la Torá y su nuevo inicio. Este evento se denomina "Simjat Torá" - que literalmente significa "El Regocijo de la Torá”.

¿Por qué acostumbramos finalizar y recomenzar la lectura de la Torá en el mismo día? Los Sabios explican: "para enseñarnos que la Torá es amada por nosotros como un objeto nuevo y no como una vieja orden que la persona ya no valora. Ya que es algo nuevo para nosotros, todos nos encontramos para darle la bienvenida". Cantamos y bailamos por horas alrededor de la “bimá” (la plataforma donde la Torá es leída), cargamos los rollos de la Torá y expresamos nuestra alegría por poder tener la oportunidad de estar tan cerca de D-os.

En Sheminí Atzéret, además, al finalizar la temporada de fiestas que comenzó en Rosh Hashaná, llevamos a cabo una plegaria especial a D-os pidiéndole lluvias. La lluvia representa las bendiciones de crecimiento y abundancia. Para pasar el difícil trabajo del mes de Elul, Rosh Hashana, Iom Kipur y Sucot, tenemos que transitar un largo camino. Nuestra misión es ahora cargar esa energía durante todo el año.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal