Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


¿Socialismo, Democracia o… Torá?
Por. Esther Adler de Geluda



Es increíble como la historia se repite. El domingo pasado, platicando con nuestro hijo de 14 años, nos dimos cuenta de que tiene ciertas ideas socialistas. Un socialismo mal entendido porsupuesto, porque no tiene más investigación de fondo que el saber de que en el socialismo todos son iguales, y por lo tanto los pobres tienen alimento, ropa y todas sus necesidades cubiertas al igual que los ricos. Bueno, en el socialismo teórico... por lo menos.

Después de un diálogo prolongado donde intercambiamos ideas, me acordé de mi propia adolescencia, y cómo le dije a mi papá que quería repartir todas mis cosas entre los pobres pues no me sentía a gusto teniendo yo tanto y ellos tan poco. ¡Qué idealistas nos volvemos en esa época tan especial de nuestra vida!

Después de esa conversación me puse a pensar que no hay casualidades en el mundo, pues en la semana que aconteció esto, se leía en la Torá la Parasha Mishpatim , con todas sus leyes "socio-económicas". Por eso me decidí a escribir este artículo. Hay tanta información en la Torá que muchos no tenemos, y el sistema que Ella propone es increíblemente sencillo y práctico, que si se aplicara, creo que calmaría la conciencia de más de uno. Además todas estas son mitzvot de la Torá, igual de importantes que las otras. Entre ellas quiero enfocarme hoy en el trato al pobre.

Esta dicho por nuestros sabios que los pobres existen para que los ricos se salven del infierno. 
Esto nos da a entender que los pobres tienen un propósito muy importanteen el mundo, y que no dejarán de existir. Esto no quiere decir que deban morirse de hambre. Sólo que la desigualdad económica es una realidad y tiene un propósito.

La parashá también habla del año sabático, el año de la shemitá, donde el dueño de un campo no puede cosecharlo y este queda abierto para todos. Ese año la gente puede entrar libremente y recoger lo que necesita para comer, pero no para vender o acumular, ni siquiera lo puede hacer el propio dueño del campo.


¿Y los demás años? 
Hay varias mitzvot para este propósito que nos enfatizan la importancia y el pago por cumplirlas:

Dejar un rincón del campo sin segar, y permitir que los pobres lo puedan hacer (Levitico 19:9-10).
 Si una o dos espigas se caen de lo que estamos llevando, dejarlas para el pobre. (Levitico 19:10).
 Dejar una parte de la viña sin segar para el pobre. (Levitico 19:10)
. Si se nos olvidó uno o dos racimos de uvas, dejarlas para el pobre. (Levitico 19:10).
 Dejar las gavillas olvidadas en el campo, para el pobre. (Deuteronomio 24:19).
 Sacar maaser ani, (diezmo del pobre) en los años 3º y 6º del ciclo sabático (Deuteronomio 14:28).

En un sistema económico como este el pobre no pasará hambre. Y además de que tiene el derecho (y él así lo siente) de recolectar estas dádivas, el dueño del campo deja que el pobre se esfuerce para recolectar lo que quedó en el campo sin apurarlo, salvándole así su dignidad, pues sabemos que el pan por el cual nos esforzamos nos sabe mejor.

Además, tenemos otras mitzvos a lo largo de toda la Torá como por ejemplo: 
La obligación de prestar dinero al necesitado (Exodo 22:24). La prohibición de prestar cobrando intereses (Levitico 25:37).
 La prohibición de presionar al pobre que nos debe dinero para que nos pague (Exodo 22:24).
 La mitzvá de mantener al hombre pobre y proveerle de lo que necesite (Deuteronomio 15:8).
 La mitzvá de abrir nuestra mano al pobre (Deuteronomio 15:7 y 15:8).
 La prohibición de tomar en prenda algo de nuestro deudor que en ese momento necesita usar, por ejemplo, una cobija en la noche, o un instrumento de trabajo en el día (Exodo 22:25, 22:26 y Deuteronomio 24:6 , 24:12 y 24:13) y como estas muchas otras más.

Vemos que estas mitzvot tan sencillas pero tan inherentemente humanas, dan en el punto clave de cómo dar algo a alguien que lo necesita, sin vergüenza, sin tristeza y sin malos sentimientos.

D'os quiso darnos de Su abundancia y estas mitzvot son sólo un proceso mediante el cual se le da su justa ración a todo ser humano, incluso que para cumplir su función en este mundo haya tenido que ser "pobre".

Este pequeño ejemplo me deja la impresión de la gran sabiduría reflejada en la Torá, y así como en este tema, del que sólo hice una reflexión superficial, hay infinidad de temas que tocan todos y cada uno de los casos en que el ser humano vive, se desenvuelve y se desarrolla junto a sus semejantes.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal