Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


El modo de actuar del deseo en la persona
Por. Rav Yehuda Levobits z"l



El modo de actuar del deseo en la persona

¿Pluralismo en el servicio al Creador?

Rabeinu Bejaie(a) en “Los Deberes del Corazón”, obra clásica sobre el pensamiento Judío (compuesta hace unos mil años) escribió:

“Hay diez diferentes tipos de fe y compromiso en el servicio a D-os, vale decir diez niveles :

El primer nivel está compuesto por el grupo más bajo, formado por los que fueron desorientados por su propio desatino. Sus deseos terrenales los llevaron a despreciar la Torá, a la que consideran nada más que un conjunto de formalidades y leyes empleadas para manipular a las masas ignorantes. Los que se encuentran en este grupo rechazan a la Torá porque buscan liberarse completamente de su autoridad...

En el segundo grupo o nivel están los que no negarán los prodigios ejecutados por los profetas porque aquellos fueron universalmente reconocidos. Sin embargo tienen dudas respecto a la veracidad de la Torá, y sus puntos de vista están cerca del grupo anterior. Este segundo grupo sostiene que la Torá es obra de Moisés, no de D-os. No creen en el sistema de premio y castigo, sino en que aunque las leyes son buenas, son solamente optativas...

El tercer grupo: en éste están los que sí creen que la Torá es obra del Creador y que es una expresión de Su bondad y deseo de aportar al perfeccionamiento de sus criaturas. No obstante, piensan que la observancia, o no, de los Preceptos, no determinará el premio o castigo luego de que el alma abandone este mundo, lo cual está refutado por docenas de versículos a lo largo del Tanaj(b) (de los cuales Rabeinu Bejaie cita nueve).

El cuarto grupo: está compuesto por los que no dudan de la autenticidad de la Torá y de la existencia de premio y castigo en el mundo venidero. Así y todo, fueron empujados (por su 'inclinación al mal'(c)) al materialismo y a las tentaciones mundanas. Emplean la observancia en beneficio propio... Su aceptación de la Torá es externa, no existe en sus corazones...La usan como máscara para sacar ventaja de los demás.

El quinto grupo: se trata de gente que está convencida de todas las verdades mencionadas más arriba en relación a la Torá y del premio y castigo en el mundo venidero. Pero, dado su amor por este mundo se valen de la Torá para obtener recompensa de D-os y elogios y honores por parte de los hombres. Veneran a D-os y a los hombres por igual. (debido a que este tipo de adoración a D-os es acompañada por la ambición de ganar el favor de las personas, se considera una forma de adoración y servicio al ser humano.)

El sexto grupo: son los que sirven a D-os con el solo próposito de ganar Su recompensa en este mundo. Buscan gozar de los placeres mundanos porque se sienten atraídos hacia éstos... desembocando en un pobre servicio al Creador.

El séptimo grupo: engloba a los que mantienen todas las nociones correctas delineadas. Pero la intención de su servicio es la obtención de la recompensa en este mundo y en el venidero. Vale decir que si no fuera porque hay en juego una 'recompensa' no verían motivo en el servicio. No se dan cuenta de que la única manera de servir al Eterno es enaltecerLo y exaltarlo sin motivos ulteriores.

El octavo grupo: son personas ejemplares en cuanto a conducta y convicción, pero están motivados por el temor al castigo Divino.

El noveno grupo: compuesto por los que han llegado a un servicio íntegro y convicción plena. No son empujados por otros motivos que no sean llevar a cabo un servicio como corresponde al Creador. (No les falta nada... salvo en un área, como veremos a continuación). No se toman el trabajo de evitar aquello que es perjudicial al servicio Divino. Entre éstos se encuentran los defectos de carácter tales como la cólera y la arrogancia, los que afectan negativamente su servicio sin que ellos lo perciban.

El décimo grupo: aquellos cuya fe en D-os y en las bases del Judaísmo es completa. Están siempre alertas, pués desean no eludir ninguna de sus responsabilidades. Están conscientes de cuánto Le deben por la abundante bondad que Les depara. No apuntan a recibir recompensa, tan solo desean enaltecerLo por todo el bien que ÉL da. Anhelan al Creador como resultado del conocimiento que tienen de ÉL y de Sus sendas.

Al más alto nivel llegaron solamente los Profetas y los verdaderamente temerosos del ÉL. Esta gente le entregó todo cuanto tenían con intensa devoción como respuesta a Su Bondad y estrecharon manos con todos aquellos que buscaron encumbrarLo....Mantuvieron la fe en todo lo que abordaron...Quizás haya niveles adicionales de compromiso con la Torá, aparte de los enumerados —consecuencia de las divergencias propias del género humano—, pero hemos citado aquellas que abarcan a la mayoría de nuestra nación...”

“Los Deberes del Corazón”, capítulo 4.

Una pugna sin fin

Tal como Rabeinu Bejaie señala, la clasificación confeccionada por él abarca la gran mayoría de los segmentos que componen nuestro pueblo.

Pero, aparte de su indiscutible aporte al análisis del conjunto, es una herramienta de gran utilidad para el crecimiento de la persona, pues ayuda a quien se esmera por aferrarse a la verdad a conocer en qué nivel, en qué etapa se encuentra. Eso le pemitirá saber a qué debe apuntar, cuál es el próxima meta, y distinguir entre ésta y la meta final. No importa en qué nivel nos encontremos, siempre deberemos luchar contra las tentaciones. Se trata de una contienda eterna con nuestras apetencias. Y como en toda contienda, ganamos o perdemos. Visto superficialmente, parecería que pudieramos elegir a voluntad en que categoría queremos ubicarnos, pero no es así. Debemos bregar permanentente por progresar, de lo contario retrocedemos. Fuera del reinado de la Torá, los deseos de la persona pueden manipularla a voluntad. Y aun dentro de éste las acechanzas la esperan en cada nivel a fin de obstaculizarle el ascenso. Cada victoría traerá nuevos desafíos. Así, hasta haber llegado al último nivel, el cual, a su vez presentará sus propias pruebas. En las palabras de nuestros Sabios (Tratado de Suká, 52a), “de acuerdo al tamaño del camello es la carga que se le asigna”.

Glosario

(a): Rabeinu Bejaie: Rabeinu Bejaie ibn Pakuda, Sabio y juez rabínico. Autor de la primera obra sobre Ética Judía. Vivió en España, en el siglo 11 (de la era actual).

(b) Tanaj: bajo esta denominación están englobados el Pentateuco, Profetas , y Hagiógrafos.

(c) Inclinación al mal: El instinto —presente en toda persona—que la empuja a obrar mal.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal