Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


Cuando la realidad se mira al espejo
Por. Sara Bat Iehuda




Nos acostumbramos a reconocer a la humildad como sinónimo de falta de
talento.

Solemos catalogar de humilde a aquel que no se valora lo suficiente, aquel
que no triunfa, y hasta llamamos "humilde" a aquel hombre pobre, que camina
medio encorvado y mirando hacia abajo.

Nuestra Torá describe a Moshé Rabeinu, como el hombre mas humilde de Am Israel.

Justo a Moshé, elegido por Hashem, ni mas ni menos, como Guía de Am Israel, desbordante de capacidad y talento, justo de el se dice que fue "el mas
humilde"?

Nace aquí una inmensa contradicción, entre lo que identificamos comunmente
como humildad y lo que realmente significa en nuestro judaísmo este aspecto
tan fundamental de la persona.

Escuche de mi maestro, el Rab Tzemel, la definición mas acertada de
humildad. Todo comienza desde el momento en que la persona reconoce que
todas las herramientas que tiene para crecer en este mundo, sus valores, su
fuerza para superar dificultades y sus talentos, son un regalo de Hashem. Y
que tiene el, una meta especial en esta vida, para la cual deberá utilizar
todas esas herramientas, del modo correcto. El identifica sus talentos como
herramientas para alcanzar su objetivo en este mundo.

La persona humilde, siente que, de acuerdo a todas las herramientas que
posee, aun no ha hecho suficiente.

Estamos en la cuenta regresiva de la eliminación del Jametz; ese Jametz
equiparado al orgullo de la persona, en contraste con la Matzá que
representa el aspecto humilde. Para entender este concepto tan abstracto, el

Rab Dorón explica lo siguiente:
como sabemos, el mundo esta compuesto por 4 elementos: tierra, agua, fuego y aire.

El Jametz incluye estos 4 elementos: tierra, agua, fuego y aire; en cambio en la Matzá, el cuarto elemento (aire), al no tener tiempo para leudar, no se manifiesta.

El Jametz se infla, llenándose de NADA, aparentando así algo que no es. La
Matzá, con idénticos elementos sustanciales, refleja exactamente lo que es,
sin deslumbramientos ni fantasías.

En la semana de Pesaj nos liberamos, sobre todo, del Jametz interior, de la
decoración con que nos disfraza nuestro propio ego al inflarse de vanidad.
De esta semana, debemos salir fortalecidos para mantener nuestra
autenticidad y la sencillez y claridad de la Matzá, aun viviendo en un mundo
Jametz.

Pesaj Kasher ve Sameaj!!







Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal