Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


¿Qué es? Mashiaj
Por. Rav Shlomó Wiener



Cuando nosotros, los judíos, abordamos el tema del Mashíaj (Mesías), a menudo tenemos un cuadro muy confuso en nuestras mentes. Pensamos en algún tipo de figura angelical que es mitad divina y mitad humana o, tal vez, tenemos la audacia de pensar que nosotros, los judíos, no creemos en el Mashíaj (Mesías) en absoluto. Esta situación se produce porque la mayoría de nosotros recibe este cuadro del Mashíaj de fuentes no judías. Por consiguiente, estamos muy confundidos respecto a cuál es el punto de vista judío con respecto a este asunto. Conviene destacar que el punto de vista judío en relación con el Mashíaj es en verdad, bastante simple y concreto. Por tanto, tomando en cuenta lo anterior, comencemos nuestra discusión...

En nuestra tradición judía, creemos firmemente en el concepto del Mashíaj, el cual de hecho constituye uno de los pilares de nuestra religión. Para demostrarse cuan firmemente creemos en el concepto del Mashíaj citemos a Maimónides, Rabbi Moshé Ben Maimón (Rambam).

"Cualquiera que no crea en ésto (el concepto de Mashíaj) o que no espere con gran alborozo la llegada del Mashíaj, no sólo está negando las profecías de todos nuestros profetas, sino que está negando, asimismo, la Torá completa." (Hiljot Melajim, Cap. II, Halajá Aleph).

El Rambam está diciendo que, aun cuando un judío observe el Shabat, coma alimento kasher, vaya a la sinagoga todos los días y cumpla con las leyes del Mikvé, niega la Torá completa si no cree en la llegada del Mashíaj.

Esto nos conduce a una pregunta obvia. ¿Por qué el concepto del Mashíaj es tan importante para la fe judía? ¿No podemos ser buenos judíos sin creer en un concepto mesiánico?

Para empezar a comprender la importancia del Mashíaj, comenzaremos con una introducción. Muchas de las ideas de esta sección están contenidas en -"Dérej Hashem" -Rabino Moshé Jaim Luzatto. Parte I, Capítulos 1 - 2.

Nosotros, los judíos, creemos que nuestro creador es muy bondadoso y, en efecto, El representa el epítome de la bondad. Esta confianza en un D's pleno de bondad constituye uno de los pilares de la fe judía y ayuda a explicar muchos aspectos del judaísmo. No todas las religiones del mundo creen en un D s bondadoso y misericordioso como lo hacemos nosotros, y este principio es parte muy central del judaísmo.

Empero, el problema surge cuando miramos a nuestro alrededor puesto que es muy difícil ver toda la bondad y misericordia de nuestro Creador. En nuestro mundo, vemos mucha gente que sufre de diferentes maneras Algunos están enfermos, otros se encuentran mentalmente perturbados y otros sufren de pobreza extrema. Y, para rematar todo, nos enfrentamos con la muerte al término del camino. Ahora bien, ¿cómo podemos los judíos reconciliar la realidad de nuestro mundo, a menudo cruel, con el concepto de un D's bondadoso y misericordioso? ¿Cómo puede ser misericordioso nuestro Creador con todo este sufrimiento que ocurre?

Para los judíos, este interrogante no es una contradicción porque creemos firmemente en el concepto de vida después de la muerte.

Creemos que nuestro mundo posee mucho de bueno y placentero, pero el goce total se logra después que morimos y abandonamos este mundo. La creencia en el Mundo por Venir (vida después de la muerte) también es uno de los pilares del judaísmo.

No obstante, la creencia en el Mashíaj lleva el concepto de un Creador bondadoso y misericordioso a su conclusión definitiva. Como veremos posteriormente en nuestro discurso, en la era mesiánica nuestro mundo físico será transformado en un lugar maravilloso de paz, armonía y tranquilidad. En la era mesiánica, nuestro mundo físico se convertirá en un sitio en el cual todos desearíamos vivir, dando testimonio de la existencia de un D's bondadoso y misericordioso. En la era mesiánica no tendremos que esperar hasta que llegue la muerte para ver la bondad de nuestro Creador puesto que su bondad será patente durante el transcurso de nuestras vidas. Esta es la razón por la cual la creencia en el Mashíaj es parte tan central del judaísmo, puesto que reafirma nuestra creencia en un D's bondadoso y misericordioso.

¿QUIEN ES EL MASHÍAJ?

En base a nuestro discurso previo inferimos que nosotros, los judíos, ciertamente creemos en el concepto de un Mashíaj y que constituye uno de los pilares de nuestra fe. Pero el asunto es, ¿quién es el Mashíaj, y cómo lo reconocemos? Si fuéramos una agencia de empleos que ofrece un trabajo denominado "Mashíaj", ¿qué tipo de cualidades deberían poseer los solicitantes? El Rambam (Maimónides) explica que el “Curriculum Vitae" del Mashíaj debería ser más o menos así... Tomado de Hiljot Melajim, Capítulo II, Holajot 3 - 4.

1) En primer lugar, sólo es un ser humano. No es semejante a un D's, ni semidivino ni tampoco hijo de D's. El concepto judío del Mashíaj es que se trata de un ser humano.

2) Debe ser descendiente del Rey David, ser versado en la Torá, cumplir con todas las MItzvot (preceptos) y conseguir que todo el pueblo judío cumpla con todas las Mitzvot de la forma que se explica en nuestra Torá. También debe ser aceptado por todos los grandes rabinos y sabios de la Torá de su generación.

3) Debe reunir a todos los judíos del exilio y traerlos a la Tierra Santa, la tierra de Israel y, entonces, debe reconstruir nuestro Bet Hamikdash (Templo Sagrado) en Jerusalén.

Observando los '”requerimientos" básicos necesarios para ser el Mashíaj, vemos que este hombre enfrenta una tarea verdaderamente formidable. Debe lograr que el pueblo judío se encamine por la senda de la Torá y, asimismo traer a todos los judíos a la Tierra Santa. También es evidente que, de acuerdo a las normas judías, el Mashíaj nunca ha venido. Muchos no judíos han aparecido y han sostenido ser el Mashíaj, pero no han cumplido, en modo alguno, con el criterio que hemos establecido aquí. Por esta razón nosotros, los judíos, esperamos pacientemente la llegada del Mashíaj (que ojalá, llegue prestamente en nuestros días) imbuido de un conocimiento que no haya sido encontrado aún en la historia de la humanidad. Empero, creemos firmemente que aparecerá en el futuro y que realizará todas las cosas que se esperan de él.

¿COMO SERA LA VIDA EN LA ERA MESIÁNICA?

Nosotros, los judíos, también estamos bastante confundidos con respecto a la naturaleza de la era mesiánica. A menudo nos formamos un cuadro mental totalmente erróneo. Vemos gente flotando en el espacio como ángeles o terribles guerras masivas acompañadas de destrucción. La razón por la cual pensamos de esta manera es que, nuevamente, hemos recibido nuestra información de fuentes no judías. Aquí, otra vez, la tradición judía explica nuestro punto de vista de manera claramente definido. Continuamos nuestra explicación en base a las palabras del RAMBAM (Leyes de Reyes, Capítulo 12).

En la era mesiánica, el mundo seguirá su curso normal, excepto que el pueblo judío se verá libre de la persecución extranjera. Las naciones gentiles reconocerán la religión verdadera y no saquearán ni destruirán. Ellos, conjuntamente con el pueblo judío, obtendrán una vida cómoda y relativamente fácil y tendrán bastante tiempo para ocuparse del estudio de la Torá. En esa era no habrá hambre ni guerra, tampoco celos ni lucha. Abundarán las bendiciones y las comodidades estarán al alcance de todos. La única preocupación de todo el mundo será conocer a D-s. Por tanto, el pueblo judío alcanzará la sabiduría máxima. Sabrá acerca de las cosas que ahora están escondidas a la comprensión de su Creador hasta la capacidad máxima posible para la mente humana, como está escrito:

"Porque la tierra estará plena del conocimiento de D-s, así como las aguas cubren el mar". (Isaías 11:9).

De la descripción hecha por el Rambam de la era mesiánica pedemos deducir que el mundo será maravilloso pero continuará siendo un mundo físico como lo es hoy. El potencial para el crecimiento espiritual será mucho mayor en los tiempos mesiánicos de !o que es nuestra situación actual, y la gente aprovechará este cambio con avidez. Nosotros, los judíos, seremos reunidos en nuestra Tierra Santa y estaremos libres de la opresión ejercida por los pueblos gentiles. Ciertamente es una situación que bien vale la pena anticipar con gran alborozo.

¿COMO VENDRÁ EL MASHÍAJ?

Con respecto a cómo vendrá el Mashíaj, el punto de vista judío no establece algo definido. En efecto, no estamos seguros de cuál será la serie de eventos que precederán su llegada. Esta ambivalencia e incertidumbre nuevamente es descrita por el RA"MBAM (Hiljot 1Melajim, Capítulo 12, Halajá Bet).

“Y todas estas cosas (cómo vendrá e Mashíaj) nadie sabe cómo serán hasta que ocurran, puesto que se encontraban oculta; aún para nuestros profetas. Del mismo modo, nuestros sabios no tienen una verdadera tradición en relación con estos asuntos".

Lo que el RA"MBAM nos cuenta es que el judaísmo no presenta un cuadro definido de los eventos que van a conducir a la llegada del Mashíaj. Nuestros sabios comentan bastante respecto a esta materia pero, al parecer, su tradición no es demasiado amplia en esta área. Después de esta aclaración, podemos continuar con nuestro discurso...

El gran sabio Rav Saadiá Gaón (que vivió 1060 años atrás) escribió en su obra maestra Emunot Ve-Deot que el Mashíaj puede venir de una de dos maneras. Los “dos caminos" para el Mashíaj son los siguientes:

1) Viene “pronto" debido a nuestras acciones y a la Teshuvá (arrepentimiento o retorno a Dios); o

2) Viene al “final de los días". Esto significa que no merecemos la venida del Mashíaj pero él vendrá de todas maneras.

Obviamente, será mucho mejor si mereciéramos la llegada del Mashíaj debido a nuestras buenas acciones. En ese caso, estaríamos seguros que la transición a la era mesiánica sería agradable y sin tropiezos.

Empero, si nuestra Teshuvá (arrepentimiento) no es completa, debemos esperar hasta que D's nos redima al “final de los días". Si el Mashíaj llega al “final de los días", el pueblo judío deberá soportar mucho dolor y sufrimiento hasta el grado en que se vea forzado a hacer Teshuvá y, en ese momento, se hará merecedor de las bendiciones de la era mesiánica. Los “dos caminos" hacia el Mashíaj y sus diferentes naturalezas se definen en el siguiente pasaje de nuestros sabios:

El Rabino Eliézer dice, si el pueblo judío hace Teshuvá, entonces será redimido... si no hace Teshuvá, D's le dará un rey cuyos decretos serán tan duros como los de Hamán (que fue un malvado ministro del rey persa que emitió terribles decretos contra el pueblo judío) con lo que reflexionarán y mejorarán sus caminos (Entonces, serán redimidos). (Sanhedrín 97b).

Como podemos ver, el “primer camino" para el Mashíaj es el camino que esperamos recorrer y que resulta mucho más atractivo que el segundo,

Después de todo este discurso, espero que los conceptos del Mashíaj y de la era mesiánica nos sean un poco más claros. Al reforzar nuestra creencia en el Mashíaj, reafirmamos nuestra creencia en la naturaleza bondadosa y misericordiosa de nuestro Creador.

La creencia en el advenimiento del Mashíaj también cumple una segunda función, muy importante. Nos ayuda o fortalecernos en el cumplimiento de los preceptos de la Torá. Todos deseamos que el Mashiaj llegue pronto para que podamos beneficiarnos con las bondades de la era mesiánica. No obstante, si deseamos que el Mashíaj llegue pronto, debemos conseguirlo mediante el cumplimiento de las MItzvot prescritas en la Torá. Todos nosotros podemos mejorar nuestra observancia de la Torá, sin considerar el nivel en que podamos encontrarnos en el presente. Todos podemos encontrar el tiempo para ir a la sinagoga, aprender respecto a lo alimentación kasher, o asistir a clases generales a fin de aprender todo lo relativo al judaísmo. Este es el segundo beneficio que viene con el concepto mesiánico, vale decir, el fortalecimiento de la observancia de la Torá.

Lo que queda igualmente claro, acabando nuestro discurso acerca del Mashíaj, es que muchas de nuestras creencias son fuertemente influenciadas por fuentes no judías.

A menudo, la gente critica los puntos de vista judíos en relación con ciertos temas vigentes pero, en verdad, ni siquiera saben cuál es el punto de vista judío. Esta es la razón por la cual hemos incluido en nuestro sitio artículos relativos a temas contemporáneos tales como el Amor y el Matrimonio, Torá y Ciencia, y este artículo relativo al Mashíaj. Deseamos que la gente comience a ver que existe un punto de vista judío respecto a materias contingentes y que, en la mayoría de los casos, dicho punto de vista es bastante lógico y hermoso.

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal