Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Torá y ciencia


Enigma genético
Por. Dr. Daniel Cohen



a

Las ovejas de Yaacob

Un enigma genético a punto de revelarse

 

En el libro de Bershit, se relata el pacto que hubo entre Yaacob Abinu y Lavan acerca de las ovejas que el primero cuidaba de ellas. Este pacto a su vez plantea un problema genético de difícil interpretación científica:

 

Según lo pactado “Los animales que desde ahora nazcan moteados y manchados entre las cabras, y además marrones entre las ovejas serán míos”. Yaacob apartó del ganado a todos los corderos moteados, manchados y marrones de entre las ovejas (con la intención de que Lavan no dijera que los progenitores machos habían transmitido estas características a los que nacieran después). Yaacob dice: “Todo animal que no está moteado y manchado entre las cabras o no es marrón entre las ovejas, será considerado hurtado si se encontrara conmigo”. Luego, situó una vara con manchas frente a las ovejas “para lograr el objetivo”.

 

La primera observación que me surge de la lectura es que las ovejas que se quedaron con Yaacob, eran homocigotos (piel “lisa”) y no portaban el rasgo que él buscaba (moteados-manchados-marrones). Si hubieran sido heterocigotos  (vale decir, piel “lisa” y piel “moteada”) hubiera obtenido el 25 % de ovejas moteadas-manchadas, sin necesidad de recurrir a la vara. Si recorrió a la vara para obtener ovejas manchadas, significa que no había otra manera de obtenerlas. Más aún, si Yaacov dijo: : “Todo animal que no está moteado y manchado entre las cabras o no es marrón entre las ovejas, será considerado hurtado si se encontrara conmigo” significa que esperaba una especie moteada-manchada en un 100 % (y es otra razón para suponer que las ovejas que quedaron en su poder eran homocigotos – lisas en su totalidad).

 

Si Ud. relatara esto en un foro científico, la pregunta obligada y también la mía será: ¿Cómo es posible transmitir a la descendencia un rasgo que está ausente en los padres? El estímulo visual por si solo no puede generar un gen en el ADN de los progenitores! Y por lo tanto, ¿cómo explicaremos este fenómeno desde el punto de vista genético?

 

A decir verdad, me causó una gran explicación encontrar le explicación científica que avala la observación mas el método empleado por nuestro patriarca Yaacob, en un artículo publicado en Nature hace un tiempo atrás.

 

El artículo comprueba en ratones, que progenitores homocigotos para “spotted tail” (cola manchada) tuvieron en la descendencia ratones con “white tail” (cola blanca), contradiciendo las leyes de Mendel. De igual manera fue válida la prueba a la inversa – es decir, homocigotos de cola blanca, tuvieron descendencias con colas manchadas.

 

Esto es exactamente lo que sucedió con las ovejas de Yaacob.

 

El fenómeno descripto, se conoce como “paramutación” (hasta ahora descripto en plantas pero no en mamíferos).

 

Otro comentario del artículo dice, que los rasgos heredables pueden estar guardados en una memoria ajena al ADN. El mecanismo de paramutación o “imprinted memories” se realiza a través del RNA, sin la participación del ADN. Es decir, “un estímulo” genera el síntesis del RNA, y este se acumula en las células, y en consecuencia se transmite a la descendencia. En la experiencia publicada, obtuvieron grandes cantidades de RNA “white tail” en el semen de los ratones. Posteriormente lo aislaron y al inyectarlo en los ovocitos, obtuvieron crías con “white tail”, a pesar de provenir de progenitores sin genes “white tail” en su ADN, ya que eran homocigotos.

 

Por otro lado, he tratado de buscar información acerca de la capacidad de estímulo visual per se, como generador de alguna respuesta genética, (o sea, al igual que las varas que usó Yaacob para inducir a las ovejas a tener crías motodas). Siguiendo la línea de pensamiento del hallazgo científico descripto (vale decir que es posible transmitir rasgos aún en la ausencia del gen en los progenitores, a través del RNA generado alguna vez por un estímulo y guardando en la “memoria”) deberíamos suponer que las varas tuvieron el objetivo de generar RNA (de “turns up” genes, como decimos en el lenguaje genético).

 

Pude encontrar que los estímulos visuales no solo  generarían una respuesta química, transitoria y reversible una vez desaparecido el estímulo, sino que  “despertarían genes” y generarían RNA.

 

Finalmente, los trabajos de los premios Nobel, David Hubel y Torsten Wisel, demostraron que los estímulos visuales generan respuestas plásticas en el cerebro; en otras palabras, moldean el cerebro.

 

Esto es una moraleja muy poderosa, dado que confirmaría que todo lo que el niño ( y los demás) observan, deja una marca indeleble en su cerebro, no solo generando respuesta genética transmisible ( a través del RNA) sino que hasta afecta el shape cerebral.

 

Biografía del autor:

Genetista-N.Y.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal