Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


El secreto de la risa
Por. Rav Mendel Weinbach



"EL CARÁCTER DIVINO DE LA COMEDIA"

Los sabios del Talmud, así como sus comentadores posteriores, han puesto énfasis en los aspectos negativos del humor, puesto que a su parecer, demasiada risa podría hacer que se pierda la disciplina moral. De ahí ha surgido la imagen del erudito -serio, sin sentido del hu¬mor- que se ha convertido en otro típico estereo¬tipo judío. Sin embargo, sólo podremos obtener una visión más realista al respecto analizando las palabras del Talmud sobre alegría y humor.

Los sabios sugieren en Pirké Avot que un poco de risa es una de las 48 formas mediante las cuales un hombre logra un mejor dominio de la Tora al estudiarla. Como ejemplo clásico de esta sugerencia tenemos el caso de uno de nuestros Sabios Talmúdicos, Raba, quien acos¬tumbraba contar una broma a sus discípulos an¬tes de comenzar sus charlas. El Talmud, no obstante, no explica cómo un poco de risa al co¬mienzo puede acelerar el aprendizaje. Pero se nos ofrece una pista al indicarnos que existen tres metas inalcanzables sin ponerse primero en un buen estado de ánimo: Profecía, un sueño feliz y éxito en el estudio de la Tora.

Estas metas, tan diferentes unas de otras, nos dan un punto de partida para intentar comprender el secreto de la alegría y su valor en el momento adecuado y sin excederse.

EL SECRETO DE LA RISA

¿La causa de la risa es realmente un secreto? El gran filósofo judío del siglo XV, Rabino Joseph Albo, plantea en su Seferha-lkrim que el secreto a que se refieren los primeros pensadores no alude a la causa de la risa sino más bien a la expresión física que de ella se deriva. ¿Por qué debiera un hombre abrir la boca y sacudir él cuerpo al escuchar una broma? ¿Por qué el hacer cosquillas en algunas partes del cuerpo humano provoca una risa descontrolada? Estos son los misterios que desconcertaron a los pensadores. Albo ofrece una explicación extremadamente simple sobre la causa del humor. El hombre se ríe -dice- cuando detecta en otro un elemento de absurdo o ignorancia que no le atañe por sentirse en un plano más elevado. En este as¬pecto el hombre imita al Creador, descrito por el salmista como "Aquel que mora en el cielo ríe; el Señor se burla de ellos".

RECONOCIMIENTO DE LO ABSURDO

Albo nos plantea entonces tres puntos vitales. Primero, la risa es producto de la habilidad del hombre para reconocer lo absurdo, para determi¬nar que otra criatura ha tenido un comporta¬miento fuera de lo normal, "cuando ve que otro no habla ni actúa según las leyes de la naturaleza humana o sus propias normas". Segundo, es una forma de expresar que uno se siente superior al otro al ver algo absurdo de lo cual uno se ha librado gracias a su inteligencia. La típica escena de un hombre riéndose por haber engañado a otro, explica Albo, es la expresión misma de este sentimiento que se experimenta al ver la torpe reacción de una víctima "que debió haber sido más inteligente".

Finalmente, esta capacidad para poder reconocer la esencia misma de lo absurdo, es decir, para determinar si se ha ac¬tuado de acuerdo a las normas de la naturaleza humana, es una chispa de la inteligencia divina en el hombre.

Si ésta es la facultad del humor, comenzamos entonces a comprender cómo prepara al hombre para sus encuentros con profecías, sueños y Tora. Estos tres logros trascienden las dimensio¬nes perceptibles de una realidad aparente. Así como profecía y sueños se conciben universal¬mente como tal, la dimensión sobrenatural del estudio de la Tora sólo la aprecia alguien que haya estado seriamente expuesto a ella.

...El hombre debiera imitar a su Creador y reírse de lo absurdo.

¿Cómo logra uno comenzar a preparar el cami¬no para pasar de lo mundano a lo sublime? Debe ampliar su imaginación y prolongar los límites y perspectiva de su realidad. El humor es una herramienta excelente para esta transformación porque saca la mente de su realidad rutinaria. Aquellos que leen literatura de fantasía, es decir, textos que van de mitología a ciencia ficción, están conscientes de esto. Hay una relación tan estrecha entre lo absurdo y lo fantástico que puede lograrse el mismo efecto a través del humor. Aquel judío que ha descubierto que D's es su máxima realidad no necesita drogas alucinan¬tes que amplíen su horizonte mental para permi¬tirle percibir una realidad fuera de lo común. Cuando él ajusta la antena de su alma puede entonces aspirar a captar una pizca de la supra-realidad deparada para aquellos que reciben una máxima iluminación espiritual. Estos son los sueños y en ellos se originan la profecía y éxito en la Tora.

QUIEN SABE MEJOR

La segunda dimensión del humor, tan esen¬cial para cumplir una ambición tan osada, es el sentido de "saber mejor" que se origina en lo absurdo. El hombre no está nunca tan consciente de la inteligencia que D's le ha donado como cuando ve que otro carece de ella. El conocer nuestra propia mente es el primer paso para lograr alcanzar nuestro potencial ilimitado. El hombre, magnum opus de la Creación de D's, es capaz de entrenar su mente y alma para tras¬cender los límites de una realidad supuesta¬mente limitada, pero sólo si está convencido de la fuerza de su propia inteligencia.

Sin embargo, el carácter divino de la comedia humana sólo se manifiesta más claramente en el tercer aspecto del humor. ¿Por qué dice la Biblia que D's está involucrado en la actividad antropomórfica de la risa? Maimónides explica que los profetas describieron a D's en términos mortales para facilitar la comprensión humana, y que se refirieron a Él con ciertos atributos de manera de mostrar cuales vale la pena imitar.

Es razonable pensar que el Salmista describió a un "D's risueño" no sólo para recalcar lo ab¬surdo de la rebelión de los mortales contra el Cielo, sino también para indicar que el hombre debería imitar a su Creador y burlarse de lo ab¬surdo. Al reírnos de la locura humana nos iden¬tificamos con D's, estableciendo así las líneas de comunicación conocidas bajo el nombre de profecía, sueños y Tora.

MAS ALLÁ DE LA REALIDAD APARENTE

Ahora comprendemos por qué Raba comen¬zaba siempre sus clases de Talmud con cierto toque de humor; eso permitía adquirir mayor sabiduría para el estudio de la Tora. El considerar la risa como un punto de partida para trascender los límites de la realidad aparente nos ayuda también a entender el otro lado de las cosas, en que se nos prohíbe reír demasiado.

Luzzato nos advierte que la capacidad del humor para llevar al hombre a trascender una falsa realidad es una espada de doble filo. Al emplearlo con cuidado puede ayudar al hombre a alcanzar una cumbre espiritual; pero si se hace un mal uso de él, puede destruir las inhibiciones que derivan del contacto del hombre con la verdadera realidad. La relación existente entre risa e inmoralidad, planteada por el Rabbí 'Akivá y desarrollada por Luzzato, permite explicar por qué el humor degenera invariablemente en decadencia.

No es fácil que Rabbí 'Akivá sea un crítico del Talmud sobre el tema del humor porque ha hecho otras declaraciones al respecto total¬mente diferentes.
"La risa protege el honor," dice Rabbí 'Akivá, indicando así que sin esa pequeña risa que men¬cionan nuestros Sabios, un hombre no puede aspirar alcanzar un nivel sublime.

...un ingrediente esencial del genio judío para sobrevivir.

LA RISA DE RABBÍ 'AKIVÁ

En otra ocasión Rabbí 'Akivá y sus colegas hicieron una pausa para reflexionar sobre el con¬traste existente entre los clamores de éxito que provenían de Roma y la trágica quietud del desolado Monte del Templo en Jerusalén. Sus co¬legas lloraron al conocer la prosperidad de los idólatras, pero el Rabbí 'Akivá se rió. Dio enton¬ces la explicación siguiente: "Si así es como D's trata a aquellos que no respetaron Su Voluntad, ¡cuan generoso será con aquellos que la cumplen!"

EL REÍRSE CUANDO SE DEBE LLORAR

La habilidad de Rabbí 'Aquivá para reír cuando los otros lloraban se debía al hecho que podía trascender la crisis del momento y ver las promesas futuras. La risa no sólo era para él una alegre manifestación de su optimismo sino también el instrumento que le permitía captar visualmente esa super-realidad. ¿Cómo, si no, podemos explicar la risa de Rabbí 'Akivá cuando debía recitar la Shemá (pasaje bíblico fundamen¬tal que proclama la unicidad de D's; se lo recita en la oración de la mañana y en la de la noche) en medio de terribles torturas a mano de los romanos? Sus inquisidores interpretaron su acción como un sortilegio mágico contra el dolor o una burla irónica de sus esfuerzos. Desmintió ambas suposiciones señalando que su alegría se originaba en el hecho de que por fin se cum¬pliría esa ambición que tanto había esperado: poder recitar la Shemá para mostrar su amor a D's con toda su alma, así como ya lo había hecho con todo su corazón y todas sus fuerzas.

Esta facultad de poder reír cuando se debiera llorar, de poder proyectarse en otro tiempo y lugar, haciendo parecer así absurdos los aconte¬cimientos inmediatos, ha sido un ingrediente esencial del genio judío para sobrevivir. La risa no sólo es un medio para trascender la realidad; es también un instrumento mediante el cual un hombre contagia a otros su alegría y confianza en esta realidad suprema.

Así, los colegas de Rabbí 'Akivá respondieron a esa risa inducida por el dolor con un aplauso inmenso como nunca había dado un público al hombre que le enseña a reírse de sus propios problemas:

"Nos consolaste, 'Akivá, nos consolaste."

 

 

Biografía del autor:

Rav Mendel Weinbach z\"l fue un rabino ortodoxo y uno de los padres del movimiento de teshuvá de hoy en día. El fue cofundador y decano de las Instituciones Or Sameaj, una red educativa con sede en Jerusalén. Desde la fundación de la yeshiva en 1970, el rabino Weinbach z\"l instruyo, fue tutor y consejero de generaciones de estudiantes, supervisando el desarrollo de sus habilidades de aprendizaje de textos y su progreso personal. Él fue una figura paternal para miles de ex alumnos, y participo activamente en las ocasiones familiares de cada uno de sus alumnos tratándolos como a sus hijos. El Rabino Weinbach z\"l un erudito estudioso de la Torá y un codiciado conferencista para grupos en Israel y en el extranjero, escribio varios libros y artículos en periódicos y revistas en la línea del pensamiento judío y su práctica. Los años 1960 y 1970 fueron un momento de búsqueda de sentido de hombres y mujeres universitarios. En 1970, los rabinos Noaj Weinberg z\"l, Mendel Weinbach z\"l y Nota Schiller fundadaron Or Sameaj para atraer a jóvenes judíos con poco o nada de estudios judaicos. La yeshiva se llamó originalmente \\\"Shemá Israel\\\", por la famosa declaración que los judíos dicen en sus oraciones por la mañana y la noche. Este nombre fue cambiado posteriormente a Or Sameaj (el nombre de uno de los libros de Rabí Meir Simja de Dvinsk) con el tiempo Rav Noach Wainberg z\"l abrió su propia yeshivá en el centro espiritual del pueblo judío, la ciudad antigua de Jerusalem, llamada Aish HaTorah. Que la lectura de este artículo sea Le Iluy Nishmato, para el elevamiento de su alma, y como un recuerdo eterno para aquellos que fuimos sus alumnos y a todo Am Israel.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal