Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


UNO, DOS… UNO, DOS…” ENTRENAMIENTO EMOCIONAL”
Por. Patricia Cohen



Bs”d                         

Una mujer muy sabia  despertó una mañana, se miró al espejo y notó que tenía solamente tres cabellos  en su cabeza. “Hummm” pensó, “creo que hoy me voy a hacer una trenza”. Así lo hizo y paso un día maravilloso.

Al día siguiente  despertó se miró al espejo y vio que solamente tenía dos cabellos en su cabezaHuummm… hoy creo que me peinaré de raya al medio” y paso un día grandioso

Al despertarse  el día siguiente y mirarse al espejo notó que  solo le quedaba un solo  cabello. “Hoy me peinaré  con cola de caballo”  sostuvo de manera asertiva  y tuvo un día muy divertido

A la mañana siguiente cuando despertó corrió al espejo y enseguida notó que no le quedaba ni un solo cabello sobre su cabeza. ¡Qué  bien hoy no voy a tener que peinarme!

Un quimérico ejemplo ¿no?  Pero con una enseñanza maravillosa.  Podemos ver con esto   claramente que la clave para ser feliz no es vivir sin problemas sino la actitud que tomamos al enfrentarnos a ellos.

Si hay algo que admiro en la gente es justamente  esa forma tan positiva  de encarar la vida. Son realmente un ejemplo a seguir y una fuente de inspiración para crecer.

 Seguramente  si buscamos en la vida real personas positivas como esta imaginaria mujer de los pocos cabellos nos asombraremos al encontrar  muchas más de las que imaginamos.

Para algunas es un don innato, es decir que  nacen ya con esa fantástica inclinación, regalo divino!

Para otras, sin embargo, es un trabajo continuo  y de tiempo completo. No nacieron con ese obsequio,  pero se lo impusieron como meta. Lucharon por conseguirlo y trabajan persistentemente sobre ellos mismos  para mantenerlo, estudian, leen, consultan sobre el tema y practican ciertos ejercicios  mentales en cada situación que se les presenta en la vida desde la más pequeña, simple y cotidiana hasta la más compleja y dolorosa.

Así como el que se autoimpone un cuidado físico estricto con dieta y ejercicio goza de una buena salud corporal,  este tipo de personas  que sigue una línea de ejercicios mentales permanentes goza de una buena salud mental y  emocional obteniendo en consecuencia  mayor dicha en su vida.

Otras personas sin embargo cuelgan los botines de entrada y ni siquiera lo intentan. Piensan que es imposible alcanzar este tipo de forma de pensar y de vivir y a la larga lamentablemente se  hunden y deprimen en sus problemas al no saber sacar partido de ellos. Este, evidentemente es el camino más corto y más fácil  pero… ¿A dónde nos lleva?

Permítame  querido lector hacerle una pregunta: ¿Usted,  se cuestionó  alguna vez  en que categoría de las tres  se encuentra o quisiera tal vez  estar? ¿Puede uno realmente cambiar aunque no haya sido agraciado con ese regalo del cielo? ¿Qué piensa sobre el tema?

 Para ser sincera con ustedes es la pregunta que yo misma me hice hace un tiempo.  No soy una optimista  de nacimiento  pero tampoco creo, gracias a Di-s,  pertenecer al  otro extremo y por lo tanto tengo la convicción de  que uno no  debe quedarse sin por lo menos intentarlo

Hay que tratar de subir la cuesta,  es decir trabajar  y aprender  a manejar nuestros pensamientos y actitudes buscando siempre  en cada obstáculo  que la vida nos presenta su faceta positiva para sacar partido,  aprender y crecer a través de los mismos.

Indudablemente que  no es tarea sencilla y los resultados no son inmediatos ni mágicos. En ocasiones podremos encontrarnos  subiendo y en otras nos sentiremos  en picada y nuevamente  empezando de cero,  pero con paciencia y constancia el desafío bien vale la pena.

Un espíritu en alza se mantiene con actitudes positivas y para tener actitudes positivas la única forma es generar permanentemente “pensamientos positivos”. Pero… ¿cómo se puede lograr eso? ¿Sabía usted que la persona promedio tiene 10000 pensamientos por día? ¿Entonces,  como manejarlos cuando entran en nuestras cabezas? ¿Tenemos acaso policías que determinan que entra y que no?  La respuesta es: ¡SI! ” Nosotros somos esos policías” .No somos culpables por los pensamientos que entran en nuestras mentes  pero si somos absolutamente responsables  por los que dejamos permanecer en ella.

Como todo en la vida,  es un ejercicio de “libre albedrio”. Uno elige constantemente solo hay dos opciones: pensamientos positivos o negativos. Donde entra agua no entra coca cola dice el dicho. Saber enfocarnos en lo bueno y no en lo contrario es el quid.  El famoso medio vaso lleno o medio vaso vacío. El secreto es no afanarnos  en desalojar  lo negativo sino distraer inmediatamente nuestra mente a cosas positivas es decir llenar nuestros días de cosas que nos produzcan felicidad y automáticamente no habrá espacio para lo malo.

 Como no soy una experta en temas de psicología recurrí justamente a los que sí saben y  es por eso que compartiré con ustedes algunos de los muchos conceptos que me impactaron y  me parecen lecciones muy adecuadas para transformarnos en este tipo de personas.

 En primer lugar aclaremos que no necesitamos para esto recurrir a los famosos libros de autoayuda que inundan las calles. Tenemos la solución dentro de nuestra propia cultura judaica. La Tora nos ofrece una bibliografía maravillosa sobre esto.

La  Dra Miriam Adahan, afamada psicoterapeuta americana,  fundadora y  directora de la Fundación Emet (Madurez emocional a través de la Tora) prolífica  autora de populares libros de autoayuda, nos dice en su libro “Nadie es perfecto “:

“Para mí fue una sorpresa, como lo fue para muchos, darme cuenta que el judaísmo ortodoxo tiene como objetivo lograr madurez mental y emocional así como la perfección espiritual. De hecho la Tora tiene la ventaja sobre la psicología tradicional en que no trata la mente y el espíritu como dos entidades separadas sino más bien trata al hombre como un todo de cuatro partes: cuerpo,  emociones, mente y espíritu donde estas cuatro partes están profundamente interconectadas (extraído del citado libro-capitulo: “Un psicólogo de Tora analiza la psicología”)

Entonces comencemos ya  con algunos conceptos básicos de los que saben realmente.

 Dice el Rab Zelig Pliskin en su introducción al  libro “Las puertas de la Felicidad”:

“La felicidad está supeditada a nuestros pensamientos” y para ello dedica justamente  un capítulo entero  a los mismos. Define  a esta sección  como la central y debido a  su importancia exhorta al lector a leerlo y repasarlo varias veces para poder entender el resto de la obra.

Ya en este apartado empieza diciendo: “Tú creas tu propio mundo emocional” es decir que desde el vamos no hay excusas, no podemos echar culpas a nadie ni a nada  por nuestros estados de ánimo. Nos sigue diciendo:

Dios ha creado al hombre de una manera sencilla y directa pero ellos (los hombres) inventaron muchas complicaciones (kohelet 7:29) Las numerosas complicaciones, dijo el Rab Shimshon  Rafael Hirsh, “son los enemigos de la felicidad”(De la sabiduría de Mishle pág. 160) Tal como lo expresa el Rab Wasserman: La vida es simple las personas son complicadas” La vida encierra en sí misma un potencial para la felicidad, pero cada persona elige el contenido de sus pensamientos y la forma en que encarará las cosas.

Muy bien hasta aquí la ratificación de que debemos dominar nuestros pensamientos. Eliminar aquellos negativos  que nos causan tristeza o angustia y reemplazarlos por pensamientos gratificantes y placenteros para lograr la felicidad. Pero ¿cómo llevarlo a la práctica? ¿No es simplemente una fantasía, un escapismo  hacer como que las dificultades no existen cuando realmente si están?  Esto depende solo de nosotros de nuestra forma de enfocar la vida.

En primer lugar  volvamos a aclarar  este punto. Nadie dice que la realidad no está, que los problemas no existen,  no somos avestruces que escondemos la cabeza” todo lo contrario aquí estamos analizando la forma de enfrentarlos de la mejor manera  y lo más importante: cuál es el beneficio que podemos extraer de esa dificultad!

Podemos comparar la mente a una pc, una  computadora. Extraeremos de ella lo que hayamos insertado. Si no grabaste un archivo en ella por más que lo busques y lo busques no lo encontrarás pero si allí esta solo será necesario hacer un clic para recuperarlo. ¿Qué archivos queremos   guardar entonces en  nuestra mente?

Los pensamientos son indiscutiblemente impulsores de nuestras emociones. Sentimos, lo que nos decimos constantemente sobre las cosas que pasan y si todo el tiempo nos mandamos mensajes negativos es ley  que al primer clic estallaremos en emociones y actitudes negativas y cuidado aquí porque más de una vez, si bien el problema existe también existe el agrandarlo, el pensar que es lo peor que nos puede pasar o que es imposible de sobrellevar o que no merezco lo que estoy pasando y la lista podría ser sin fin.

Pero qué pasará  si nuestros archivos guardados son mensajes positivos tales como: Es verdad me pasó  tal o cual cosa pero no es el fin del mundo, no es el desastre universal, podré  superarlo, podría ser mucho peor etc. El clic del mousse afortunadamente  sacará lo mejor de nosotros cuando necesitemos actuar!

Ahora está de moda la cadena de los pps, esos power point maravillosos  que mandamos con hermosas reflexiones sobre la vida y que tanto nos llenan de energía y buen humor. ¿Cree usted que es una técnica nueva? ya “El Rab Israel Salanter (1810-1883) enfatizó la importancia de memorizar aforismos y pasajes inspiradores y repetirlos constantemente  diciendo que poco a poco los mismos tendrán un efecto positivo en nuestra personalidad y nuestras  emociones” (Tnuat  Hamussar Vol 1 págs. 252-253)

Entonces podemos decir que  a mayor control de nuestros pensamientos mayor control de nuestras emociones. Recordemos siempre que los hechos en si son neutros lo que cuenta es la evaluación que hacemos sobre los mismos. O sea que según nuestra forma de analizar las cosas podemos traer a nuestra vida la felicidad o lo contrario, en concordancia a las evaluaciones positivas o negativas que hagamos de las mismas. Podemos ser entonces,  nuestros mejores amigos o nuestros peores enemigos. De nosotros depende.

Para poder llevar esto a la práctica existe un concepto básico e  indiscutible: “la emuna” (la fe).

 El Rab Arush en su libro “En el jardín de la Fe” (capitulo primero) nos dice que la emuna se parece a la  llave maestra que abre todos los cerrados dilemas de la vida y por medio de ella la respuesta es simple y bien entendida.

 El universo posee un Supremo y Todopoderoso Creador que nos cuida a cada uno de nosotros en  una forma exacta, hecha a medida según nuestras específicas necesidades y es lo que se llama Divina Providencia o Supervisión individual. Él determina las condiciones generales y particulares  de la vida cotidiana hasta en el más mínimo detalle. Todo está dirigido desde lo alto en una Supervisión individual. Él decreta cuando el hombre fracasará y cuando prosperará,  cuando será bien recibido, cuando será despreciado, cuando se enfermará o sanará   y muchas cosas más.

Pero debemos saber que toda esta Supervisión individual es para nuestro bien, nada de lo que se nos manda esconde algo perjudicial todo lo contrario. El camino esta trazado para que podamos cumplir el objetivo para el cual fuimos creados. Debemos saber que el hombre no corregirá su alma si no pasa por cada pequeño o gran obstáculo que se presenta en su vida. Es  decir que esto se completa sabiendo que el Creador quiere algo de nosotros al ponernos en determinado camino, quiere que lleguemos a nuestra meta.

 El Zohar,  escrito hace 2000 años atrás, nos da la respuesta y nos dice:

“El Creador te creó solamente para que lo conozcas”. Por lo tanto todas las condiciones de nuestras vidas son necesarias pues el Creador que nos conoce perfectamente estableció que no podamos conocerlo sino por medio de todas esas especificas condiciones que nos ha dado exactamente. ¡No hay ningún error ni azar en ningún detalle de nuestra vida!

Vemos acá entonces que todos los pequeños o grandes problemas que producen en nosotros pensamientos y emociones negativas deberían  servir justamente para lo contrario si vivimos acorde al camino de la fe.  Entonces, una vez internalizados estos conceptos podremos  trabajar en la  hashlama traducida comúnmente como aceptación. Esta no es una aceptación en el sentido de resignación sino  está  referida a lograr menujat hanefesh (paz interior)  ya que la palabra hashlama viene de shalem completo y se refiere al estado de fe total y unidad con la voluntad de Di-s.

Entonces llegando a este nivel  estaremos  capacitados para aceptar las cosas como son porque sabemos de quien vienen y para que las mandan.  Podremos así  aceptar con amor  lo que no se puede cambiar y aceptar  con responsabilidad y comprometernos a trabajar sobre  las situaciones que si son reversibles y que  piden un cambio y un esfuerzo de nuestra parte para alcanzar justamente nuestro objetivo en la vida.

Nos explica la Dra.  Miriam Adahan  que la brecha que existe entre lo que queremos y lo que tenemos es el grado de nuestro dolor emocional. Cuando la brecha se reduce sentimos menos trauma emocional ya que cuando obtenemos lo que queremos  no hay dolor. Entonces debemos “querer lo que tenemos” y no lo contrario. Podemos concluir entonces que la hashlama es un punto  culminante en nuestras vidas.

Con esta base deberemos buscar las técnicas que más nos favorezcan para empezar con nuestro programa de ejercicios mentales que elevarán nuestra calidad  de vida. Las técnicas son muchas y  fáciles de practicar.

Hasta acá llega mi intermediación en la nota de hoy. Les dejo la idea y las herramientas para que si lo desean puedan comenzar un nuevo entrenamiento emocional que cambiará sin dudas el enfoque de la vida y ampliará el campo emocional para bien.

 Los tres libros mencionados en este artículo fueron fuente de inspiración. Es esto solo un pequeño esbozo de la sabiduría compilada en ellos.

Debo confesarles que  fue muy difícil elegir y extraer las partes más sustanciales y  representativas de los mismos  ya que los tres libros contienen  enseñanzas  muy importantes y maravillosas desde el principio al fin por lo que es necesario su lectura completa para la comprensión del tema.

 Cuando un científico descubre un remedio que puede salvar a la humanidad no se lo guarda para el sino que una vez comprobada su eficacia, lo difunde  y comparte por el bien de todos. La verdad que al leer estos libros me sentí como esos científicos que quieren  compartir su descubrimiento  y por eso la nota y  la invitación a  profundizar en ellos.

A través de su lectura y estudio encontrarán, sin duda alguna,   la fuerza para  poner en práctica los extraordinarios consejos impartidos y  lograr  así, con pensamientos y actitudes positivas frente a los desafíos cotidianos,  seguir escalando en esta maravillosa vida que es un inmenso regalo que debemos valorar y cuidar día a día. Que Hashem nos dé a todos la inteligencia y la sabiduría para saber y poder ver lo bueno en cada cosa.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal