Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


¿Existen niveles de comprensión del mundo?
Por. Víctor Hugo Gómez Ergas



Untitled Document

¿Existen niveles de comprensión del mundo?

El Rab Elihau Desler (de cuyas clases se escribió el "Mijíav MiEliahu") sostiene que los distintos niveles de comprensión del mundo y la naturaleza que tiene la gente se pueden clasificar básicamente en cuatro, sin tomar en cuenta a aquéllos que no creen en la existencia de D's (o no quieren aceptar que D's existe, porque lógicamente es más fácil y cómodo rehuir una responsabilidad);

1. En este primer nivel se encuentran los que se llaman "confiados creyentes en D's". Personas calculadoras que creen en la realidad "causa-efecto". Agradecen a D's porque les dio inteligencia para hacer planes, negocios y demás. Ellos planifican y le piden a D's que les ayude a que no ocurran cosas extrañas que hagan que lo planificado no les resulten, porque no saben qué puede suceder en medio de sus análisis.

Estas personas cometen el error de "asociarse" con D's. Ellos ponen las ideas que les convienen, los planes, y se preocupan de concretarlos, y HaShem se ocupa de que no vengan cosas raras, como terremotos, epidemias o guerras que les hagan fracasar sus planes; pero son unos convencidos de que los inteligentes fueron ellos, no HaShem. En el fondo, creen en D's y en "algo más" (ellos mismos). No ven que ellos no controlan nada.

2. Un poco más arriba se encuentran personas con una creencia más sólida. Ven en todas las cosas de la naturaleza (incluso en las casualidades) la mano de D's.

El "Mijtab MíEliahu" trae el siguiente ejemplo: "Una persona ve por la rendija de una puerta un lápiz que escribe, pero no alcanza a ver la mano que lo sostiene y piensa que el lápiz escribe solo. Al abrir la puerta va a ver a la persona que tiene el lápiz y se va a dar cuenta de que éste era manejado por "alguien". Este tipo de personas piensan que la naturaleza está en manos de D's, que Él la maneja. El problema está en que "si bien la persona escribe con el lápiz, en el fondo el lápiz existe y la persona sin él no podría escribir". Así ven a D's estas personas. Aún cuando piensan que Él maneja la naturaleza, lo hacen depender de ella para manifestarse. No ven que la naturaleza no existe en forma independiente, sino que es parte de HaShem, por lo que la existencia de la naturaleza depende de Él.

Como ya dijimos, la naturaleza es un engaño creado por D's para damos libre albedrío. Como lodo engaño es falso, no existe. Existe sólo HaShem y no se le puede limitar a la naturaleza porque Él es ilimitado. Lo lógico es limitar la naturaleza a D's, no al revés.

Concluyendo en este nivel las personas todavía le dan preponderancia a la naturaleza.

3. En este tercer nivel están los que afirman que no existe una realidad de causas y consecuencias, sino un ocultamiento de D's para que el hombre pueda elegir. Si cae lluvia o crecen las plantas, estas personas afirmarán que las plantas crecen porque D's quiere que crezcan y no como consecuencia de la lluvia.

Es importante hacer el esfuerzo intelectual para reconocer quién gobierna la naturaleza. La fórmula es natural en el hombre. Se parece a aquél que le preguntaron quién es su padre. Este sabe quién es porque así lo siente y no porque se lo hayan dicho porque así lo escuchó o porque lo haya probado científicamente. Así, el ser humano, naturalmente, sabe que D's es su padre. Sólo que no lo quiere reconocer, porque esto es muy engorroso y complicado pero, en su fuero interno cada uno de nosotros sabe que, en última instancia, es así, puesto que nada se hace solo y con tanta perfección.

Las personas de este tercer nivel se han logrado desprender de todas estas trabas y afirman que absolutamente todo es D's y no hay nada más que Él.

4. En el nivel más alto se han encontrado muy pocas personas. Aquellas que no solamente entienden que todo es D's y todo depende y es hecho por Él. Estas, además, se percatan que mientras la naturaleza oculte a HaShem estamos obligados, aunque no queramos, a vivir una vida engañosa y de mentira. Por lo tanto, todas las acciones que realicemos en el mundo nos engañan (o tienden a engañarnos). Estas personas comprenden que sus actos no solamente no traen ningún beneficio, sino que, además, destruyen la posibilidad de descubrir a D's.

Si uno se esfuerza demasiado en conseguir las cosas, es negar que éstas vienen de HaShem, porque hacemos que dependan de nuestro esfuerzo y no confiamos verdaderamente que Él nos las va a dar.

En este nivel se entiende que la naturaleza molesta; es un impedimento para descubrir a D's, porque si Él lo da todo, entonces da la vida y ésta no depende de que uno coma, sino de que HaShem la quiera dar. Viéndolo así, la persona que no come debería vivir y el que come niega que D's da la vida, por lo tanto, debería morir. De hecho, Moisés se elevó tanto en este nivel que permaneció cuarenta días en el Monte Sinaí sin comer ni beber. La misma Tora lo cuenta.

Este nivel, en general, no lo logramos por falta de fe y seguridad en D's. Esta cosmovisión se obtiene en un nivel superior, como el de Moisés, Abraham, Yitzjak, Ya'akob, Rabbí Janiná Ben Dosá y muchos más hasta nuestros días, como el Rab Ya'akob Israel Kaniewsky Tz. Z. L, conocido como el Steipeler, fallecido en 1985, o el Rab Israel Abujatzira Tz. Z. L., un gran rabino kabalista, conocido como "Baba Salí" y fallecido en 1984. de estos y muchos otros grandes rabinos se cuentan muchos milagros (la Guemará dice que todos los rabinos que menciona el Talmud, para poder aparecer nombrados en él, eran capaces, por lo menos, de resucitar a un muerto, ya que esto demuestra la grandeza de su Tora y su elevación espiritual). Esto puede ocurrir porque en tan elevado nivel D's no necesita ocultarse a esas personas pues, a aquel que comprende la naturaleza molesta o interfiere, HaShem se comporta con él en forma sobrenatural, le hace milagros, no se oculta.

Lo importante de todo esto es que quien se encuentre en el primer nivel debe tratar de llegar al segundo y no pensar en el cuarto nivel, que está a años-luz del primero. Cada cosa en su momento. En lo personal, difícilmente, con mucha buena voluntad, me encuentro ubicado entre el primero y el segundo nivel.

Es fundamental saber dónde se encuentra uno, hacia dónde debe dirigirse y, lo más importante, cómo encaminarse. En todo caso debemos tener claro que D's nos prueba a cada uno, según el nivel en que nos encontramos, y nunca nos envía pruebas que no seamos capaces de pasar. Lo que Él quiere es que no nos conformemos donde estamos, sino que nos esforcemos por superarnos. Tenemos que saber no solamente en qué nivel estamos, sino también hacia dónde encaminarnos.

¿CÓMO UBICARNOS EN UN NIVEL?

El "Mijtav MiEliahu" ejemplifica: Si vemos un empresario exitoso, decimos que trabaja mucho y muy duro, que se esfuerza, "le pega" o "tiene dedos para el piano". Al ver a un ejército ganarle a otro, ¿qué decimos? "¡Qué armas tan sofisticadas! ¡Qué buen Comandante en Jefe! ¡Qué valentía!", y más. Los que pensamos así no hemos salido del primer nivel, porque seguimos buscando una explicación para cada cosa y no vemos que es D's mismo el que decide quién gana y quién pierde, o quién se enriquece y quién se empobrece, (no vemos que Él estableció que el más fuerte triunfe). Esta forma de apreciar los eventos mundanos lleva implícito un nivel bajo, ya que es más fácil ver las cosas como provenientes de la naturaleza que de D's, (comprometen menos). Lo que nos puede fallar es el enfoque, pues éste nos hace ver las cosas de una u otra forma.

Como dice el escrito: "Con la boca en los labios me conocieron, pero el corazón está lejos". Es decir, D's se lamenta, porque nosotros no podemos entender cabalmente y pensar que lo correcto quizás sea el cuarto nivel pero si no lo tenemos internalizado es poco lo que ganamos. Por eso tenemos que internalizar el nivel superior más cercano al nuestro. Este es un trabajo personal que nos va a llevar, tal vez, toda la vida, pero que va a dar sus frutos, porque lo peor que puede sucederle a alguien es no avanzar. "El que se queda quieto no sólo no avanza, sino que, además, retrocede" (así lo afirman nuestros sabios).

Para empezar a avanzar, tenemos que saber que "todas las causas" vienen de D's; así lo repite el "Mijtav MiEliahu". Lo que llamamos causa es HaShem mismo y Él nos hace ver la causa. El que triunfa es porque D's quiso que triunfara. (Hay que aclarar que para eso le dio la inteligencia). En otras palabras, lo mínimo es entender que por lo menos las causas vienen de HaShem.

Muchos se enorgullecen (o nos enorgullecemos) por ser inteligentes. Cuando alguien tiene una idea, ¿creó acaso algo de la nada? Por ejemplo: "Tengo un problema y me pongo a analizarlo. No hago nada y, sin embargo, me vienen ideas a la mente". ¿Cómo puede ser esto?

Cuando rezamos la Amida (la oración principal, que se dice en silencio y de pie, a la que genéricamente se le llama Tefilá o rezo), decimos: "Ata jonén le-adam dá'at..." ("Tú le das al hombre inteligencia...") y terminamos ese párrafo diciendo: "Baruj ata HaShem jonén hadá'at" ("Bendito eres Tú, HaShem, que das la inteligencia, o el conocimiento").

Vemos que D's mismo es el que da las ideas; que no nos vienen de la nada. Así que, ¡¿cómo nos vamos a enorgullecer de algo que no es nuestro?! Es como el empleado de banco al que le dicen qué cuente tres millones de dólares en billetes de mil pesos. Se pasó todo el día contando dinero. ¿Se lo imaginan ufanándose de todo el dinero que contó? ¡Si ni siquiera es suyo! Después de contar dinero ajeno todo el día, se va a su casa tan pobre como llegó. Lo mismo es enorgullecerse de ser inteligente, buen mozo, tener oído musical, facilidad para las artes plásticas, etc.

Mientras tratemos de internalizar el hecho que cada una de las cosas que existen, vemos, tenemos o nos ocurren, vienen de D's, vamos a estar bien encaminados.

Unos ateos le preguntaron al RaMBa"M (Rabbí Ben Maimón, Mainónides) cómo podía creer que D's creó el mundo. El RaMBa"M les mostró un hermoso cuadro. Cuando estos personajes lo vieron se maravillaron de su belleza y le preguntaron quién era el pintor. El RaMBa"M les contestó que su pequeño nieto se había puesto a tirar pintura arriba del papel y a él le gustó como había quedado; así que lo colgó en la muralla. Al oír esto, los visitantes le dijeron al RaMBa"M que ellos sentían mucho respeto por él pero, por la fineza de los detalles, los trazos, el manejo de los colores, la composición, etc., ese cuadro era una obra de arte, de modo que lo que él decía era ridículo e imposible de creer, porque todo indicaba que el cuadro había sido realizado con una intención y, en ningún caso, era una creación casual. El RaMBa"M les dijo entonces: "¡Ustedes no pueden creer que este cuadro fue hecho por casualidad y, sin embargo, me vienen a decir que el mundo y la belleza de la naturaleza, su perfecto funcionamiento y todas las maravillas que hay en él son producto de la casualidad y no una creación con una intención! ¡Donde hay una intención hay un Creador!". 

Se dan cuenta que hemos visto miles de explosiones en películas, televisión o, quizás, en vivo, y en ninguna de ellas las cosas han quedado mejor de lo que eran antes de explotar. Las explosiones producen caos y destrucción y nosotros queremos creer esa falacia que dice que el universo se generó de una gran explosión de materia y antimateria, el famoso "Big-Bang", y que, gracias a esa explosión, tenemos un universo y naturaleza que funcionan en una forma tan perfecta, hermosa y armónica. Yo agregaría a la historia del RaMBa"M algo que escuché de un rabino del Kolel: "Si abrimos una llave de agua y nos ponemos a ver cómo escurre el líquido, dudo que aguantemos más de diez minutos. Sin embargo, nos podemos quedar largo rato absortos viendo llover. Todo aquello que es hecho por el hombre no sólo es efímero sino que además aburre, no así lo que es hecho por D's mismo".

Conclusión

Todo este enfoque me pareció lo suficientemente interesante como para compartirlo con ustedes.

Creo que todos nos maravillamos con el mundo y la naturaleza, pero la verdad es que, como dije al iniciar el artículo, no sabemos "ver" la naturaleza. Espero que esta reflexión nos haga meditar introspectivamente, sobre todo a los que tenemos la costumbre de decir cosas tan tontas como: "¡Qué sabia es la naturaleza!" (frase cliché que intenta personificar algo que ni siquiera tiene conciencia de su existencia) cuando ésta nos muestra o trae cosas beneficiosas, o la otra frasecita: "¡Contra la naturaleza no se puede luchar"! para no aceptar que D's, por intermedio de la naturaleza, nos da algún castigo o aviso (terremotos, sequías, diluvios, huracanes, aluviones, heladas, ondas cálidas, etc.).

En vez de buscar "respuestas" a nuestras interrogantes en filosofías orientales y cosas extrañas, primero debemos conocer qué tiene el judaísmo para ofrecernos, pues la tendencia general es rechazar al judaísmo y la Tora, y decir: "Hay que respetar las creencias ajenas". ¡En general nunca nos han respetado! Pero tenemos que respetar y admirar lo ajeno y despreciar lo propio. ¡Terminemos con esta manía! Primero estudiemos la Tora para poder decidir si vivimos como judíos o no, y no empezar por renunciar a la vida judía y asimilarnos sin saber nada de Tora, pues no tenemos la balanza equilibrada para formarnos un juicio y elegir. La alternativa es elegir o vivir engañándonos en la naturaleza (ser esclavos de la comodidad), evadiendo nuestra responsabilidad como judíos.

Extraído de la revista "El Kolel" con la autorización de sus editores.

Articulos relacionados




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal