Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


Valoremos nuestra imágen



Es importante que una persona tenga una autoimagen positiva, y adquiera en su niñez conocimiento de sus fuerzas y recursos. Muchos problemas emocionales se deben a que la gente tiende generalmente a menospreciarse; y esto, no sólo a nivel individual sino también con respecto a familias, comunidades e incluso naciones enteras.

El hecho de haber vivido entre pueblos enemigos ha desarrollado en los judío un "complejo de exilio", que se manifiesta por una cierta humanidad y servilismo.

Lo siguiente ilustra claramente este concepto:

Un siquiatra, jefe de su departamento en un prestigioso hospital de su ciudad, y que andaba de viaje vestido con su traje habitual, levita y sombrero negros, fue abordado por un nombre que le dijo: "Creo realmente que su apariencia es vergonzosa.

No hay necesidad alguna de que los judíos sean tan conspicuos en Norteamérica, con sus sombreros negros y sus largas barbas.

"Lo siento, señor," contestó el hombre. "No soy judío sino AMISH, y esta es nuestra vestimenta normal."

El hombre no supo cómo disculparse...

Oh, no sabe cuánto lo siento, señor; estoy seguro de que usted debe sentirse orgulloso de preservar sus tradiciones".

"Claro, claro, "dijo el Sr. X, "si soy Menoita* no le molestan mi barba ni sombrero; pero, y si soy judío, ¿debo acaso avergonzarme de ser judío? ¿Cómo puede ser posible que usted respete y aprecie la lealtad de los demás y menosprecie su propia herencia y tradiciones?".

Que lindo sería si cada uno valorara y se sintiera orgulloso de su legado ancestral, si cada uno podría transmitirle a sus hijos el orgullo nacional de ser pertenecientes al pueblo que le entregó al mundo el código moral y ético, los Díez Mandamientos.

 

El Judío Observante transmitió a sus Hijos Amor y Orgullo por su Tradición Milenaria

Al entrar a un hogar judío tradicional en Shabat, verá frecuentemente dos o más de dos velas. A veces, hay incluso diez. Esto se debe a que muchas familias acostumbran a encender dos velas después del matrimonio e ir agregando una por cada niño que nazca. Así, todo niño sabe que una de las velas prendidas por su mamá el viernes en la noche, es para él.

Todos recordamos la importancia que esto tuvo para nosotros cuando niños. Al ver vacilar las llamas nos dábamos cuenta de una mayor claridad en el hogar, incluso en el mundo entero, debido a nuestra existencia. Son muchos los elementos como este que se encuentran en un hogar judío para mostrar, tanto a niños como niñas, la gran importancia que tienen dentro de su tradición. El niño comienza a contar con ansias los años, meses y días hasta su Bar Mitzvá. En ese momento deberá asumir sus responsabilidades como todo judío adulto. Será aceptado en un Minyán (quórum de 10 judios adultos); podrá conducir la bendición de "Gracias" después de las comidas y será un gran erudito de la Torá.

Algo similar sucede para las niñas. Estas anhelan el momento en que se "graduarán" en su Bat Mitzva, y podrán adquirir un verdadero Sidur como el de su madre para poder rezar y cumplir las mitzvot como una mujer adulta.

Se cuenta la historia de un abuelo que estaba sumido en sus pensamientos, sentado frente a los candelabros de Janucá, para dicha fiesta. Su pequeña nieta se le acercó y preguntó: "¿Zeide,en qué estas pensando?"

"Estoy pidiendo a Hakadosh Baruj Hu que tú tengas niños buenos."

Imagínese lo que esta proyección en el futuro significa para una niñita: el verse madre en Israel, madre de niños buenos que educan a sus hijos en el camino de la Torá.

Es cierto, el mundo está cambiando, los judíos después de años de asimilación desenfrenada están volviendo a sus raíces. Hoy podemos ver como las profecías de la Torá y de los profetas se están materializando y cumpliendo una tras otra, como el pueblo de Israel esta volviendo a su tierra y a sus valores eternos. Después de los años de dispersión, masacres y tragedias, que también están profetizados, la juventud mira hacia atrás y ve la senda que nos dejaron nuestros patriarcas, como el único camino verdadero a seguir.

 

Lágrimas recompensadas

Hoy en día, a través del mundo judío, ocurre una revolución silenciosa. Miles de judíos, ya sea en Latino América, Rusia, Israel, Europa o los E.E.U.U., quienes hasta ahora no estaban ligados al judaísmo auténtico, regresan a la práctica de la Tora y de las Mitzvot con un fervor contagioso.

Este incidente sucedido hace algunas décadas, coloca esta revolución generalizada en una motivante perspectiva.

En 1950 un muchacho de un kibbutz totalmente no religioso ingreso a la Yeshivá de Ponevezh, en Bené Brak. Parece ser, después de un largo proceso de introspección, él había decidido abandonar su secular kibbutz de "HaShomer HaTzair" para estudiar en una yeshivá.

El Jazón Ish, R. Abraham Karelitz (1878-1953, uno de los máximos líderes del judaísmo en Israel), citó a R. Ya'akob Galinsky (Rosh-Yeshibá en Jedera, Israel) para pedirle que se preocupara de ese "bajur", y para que le sirviera de fuente de inspiración. No era el primer muchacho que había dejado un kibbutz para ir a Ponevezh; la cantidad de muchachos que deseaban ser religiosos aumentaba paulatinamente.

R. Galinsky se tomó la libertad de hacerle la siguiente pregunta al Jazón Ish: "¿Porqué cree usted que tantos jóvenes están regresando al "Yidishkeit" (judaismo auténtico), abandonando la forma de vivir de sus padres no religiosos?".

La respuesta del Jazón Ish tomó a R. Ya'akob por sorpresa. El Jazón Ish le dijo: "La generación que dejó de lado la religión venía de padres religiosos. Estos se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo a sus hijos, pero, por un razón u otra, no pudieron frenarlos. En soledad, ellos derramaron lágrimas de amargura; rezaron y ayunaron, más ya era demasiado tarde como para reparar el daño. Pero HaShem no olvida una lágrima judía. Si ese llanto sincero no ayudo a salvar a sus hijos, éste ha ayudado a los nietos, y en algunos casos a los bisnietos. Esta es la razón por la cual esos jóvenes regresan al "Yidishkeit" hoy en día-porque HaShem no olvida las lágrimas judías".

_________________________________________________________

*Menoita: Secta no Judía que usa vestimentas semejantes a las jasídicas.

Extraído de la revista El Kolel con la autorización de sus editores

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal