Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


El Esfuerzo es lo que Cuenta
Por. Rav Noaj Weinberg ztz"l




"No depende de ti terminar el trabajo,

pero tampoco puedes exceptuarte de hacerlo"
(Pirké Avot)

A primera vista, esto no parece ser una buena receta para la moral. Después de todo, si tú sabes de antemano que no podrás terminar el trabajo, entonces ¿cómo puedes tomarlo? Y ciertamente, no con mucho entusiasmo.

Todo lo que nosotros podemos hacer es hacer el esfuerzo

Para responder esto, miremos otra fuente del Talmud (Tratado Sucot): "Si alguien te dice: 'Yo hice un esfuerzo y no encontré' - no le creas. Sin embargo, si él dice: 'Yo hice el esfuerzo y encontré' - puedes creerle".

La respuesta es que el logro o éxito no está en nuestras manos. Es algo que nosotros encontramos. Es un regalo de D'os. Todo lo que logras es algo que D'os te permite tener, no algo que tu propio esfuerzo creó. Es por eso que el Talmud dice: "Si tú haces el esfuerzo, encontrarás". El esfuerzo no crea al logro; simplemente él te mueve hacia la posición para "encontrar" lo que D'os te quiere dar.

Esto responde a nuestra pregunta original de "¿cómo es posible tomar un trabajo sabiendo que no puedes terminarlo?". La respuesta está contenida en las mismas palabras: es imposible terminar cualquier trabajo - porque terminar el trabajo es la función de D'os y no la tuya. Todo lo que nosotros podemos hacer es intentar; D'os siempre hace el resto. No importa si el trabajo es grande o pequeño. Y esa es la razón por la cual la excusa de que no terminarás el trabajo no te exceptúa de tomar la responsabilidad. Puesto que terminar el trabajo está en manos de D'os, todo puede ser logrado si tú haces el esfuerzo correcto.

"Esfuerzo" significa hacer lo que sea para alcanzar la meta

¿Qué está en tu poder? Elegir intentar. Decidir que quieres algo y hacer el esfuerzo para lograrlo. A pesar de que el éxito es un regalo de D'os, tú eres quien toma la decisión de intentar o no intentar. Tú siempre tienes la habilidad de intentar. Y es cuando nosotros tomamos la decisión responsablemente que D'os responde trayendo el éxito. Es por eso que el Talmud dice: "Si alguien te dice que realmente intentó y no encontró - no le creas". Porque si tú realmente escoges hacer el esfuerzo, D'os promete que te dará el regalo del éxito. Si tú no eres tan exitoso como te gustaría ser, algo no está bien en tu esfuerzo. No hay otra razón para la falta de progreso. El Talmud describe la delineación de poder entre ti y D'os: tú intentas, D'os hace.

Entonces, si queremos alcanzar el éxito, ¿qué tenemos que hacer? Escógelo. Y ese es el fomentador moral más grande del mundo!

¿Cómo se mide el esfuerzo?

El Talmud (Pirké Avot) dice: "Lefum tzaará agrá" - "De acuerdo con el dolor es la recompensa". Tus opciones se reflejan en la cantidad de esmero que estás dispuesto a poner en función de alcanzar la meta. Si tú quieres medir cuánto deseas algo, pregúntate cuánto esmero estás dispuesto a poner para obtenerlo. Si no estás dispuesto a pagar el precio, entonces tú no quieres realmente lo que piensas que quieres.

Intenta preguntarle a alguien: "¿Te gustaría ser millonario?". Probablemente él te contestaría: "Por supuesto!" (casi todo el mundo dice que le gustaría ser millonario).

Ahora pregúntale:" ¿Qué estás haciendo respecto de eso?".

"Bueno, yo estoy esperando que el cartero me traiga el cheque" - él contesta.

¿Realmente este muchacho quiere ser millonario? Por supuesto que no. Él sueña con eso, él desea. Pero él está alucinando si él piensa que está haciendo un esfuerzo.

Qué pasa si él dice: "Yo trabajo ocho horas por día". Bueno, por lo menos él trabaja.

¿Cómo suena "Yo trabajo 20 horas por día"?

No está mal. "¿Y qué es lo que tú haces con el dinero?".

"Yo ahorro cada centavo. Yo no lo gasto en nada".

Fantástico! Este muchacho realmente quiere.

"¿Qué clase de trabajo tú tienes?".

"Yo soy un zanjeador".

"¿Tú no puedes encontrar un trabajo en el cual ganes un poco más? Busca a tu alrededor, un poco! A propósito, ¿cómo inviertes tu dinero?".

"Tres por ciento en el banco. Garantía federal".

Este muchacho realmente no quiere ser millonario.

Si tú estás dispuesto a esmerarte mucho para alcanzar algo, significa que realmente quieres obtenerlo. Los Sabios dicen: "D'os lleva a la persona por el camino que ella quiere caminar". La única cosa que te retiene es cuán verdadero tú eres respecto de lo que quieres lograr. D'os tiene todo el mundo para darnos; Él sólo está esperando que nosotros lo queramos. Y si tú te esmeras, si haces el esfuerzo, está garantizado que "encontrarás" resultados.

De acuerdo al esfuerzo es la recompensa.

El lugar donde tú estás, indica lo que has elegido

De hecho, si tú quieres saber lo que tú realmente estás buscando en la vida, tú puedes averiguarlo basado en el lugar en el cual te encuentras. Puesto que el Creador te responde proporcionalmente de acuerdo a cuánto tú deseas algo, cuánto esfuerzo tú haces, el mejor indicador de tus verdaderas metas finales es el lugar a donde has llegado en cualquier aspecto de tu vida.

Ahora bien, el verdadero esfuerzo de vivir es pensar: ¿qué quiero? ¿qué planes necesito hacer para llegar hasta allí?

Alguien que realmente quiere ser millonario se sentará y planificará un plan detallado y realista. Si él no ha descubierto que ser un zanjeador no lo ayudará a ganar un millón de dólares, él no es serio respecto de querer convertirse en millonario, y no importa cuántas horas de trabajo que le arruina la espalda, él está trabajando.

El Rey David y el secreto de la humildad

El esfuerzo de vivir es muy duro. La vida está llena de desilusiones, frustraciones, fracasos, etc. Sin embargo, hay una manera para evitar el derramamiento de sangre al cual la mayoría de nosotros sobrevivimos para alcanzar nuestras metas. El Rey David nos dice cuál es el camino:

"Zivjei Elokim ruaj nishbará"

¿Qué es lo que D'os quiere realmente de nosotros? ¿Él realmente quiere que nosotros paguemos con sangre, dolor y frustración? No, eso no es lo que Él quiere. "Zivjei Elokim" - el sacrificio que D'os quiere es "Ruaj Nishbará" - un espíritu humilde. La razón por la cual D'os instaló un sistema, el cual nosotros tenemos que atravesar con dolor y esfuerzo es para echar a nuestro ego de nuestro ser.

Aquí está la clave: si tú descubres cómo sacarte a tu ego de encima, entonces, tú puedes evitar toda la angustia!

El primer nivel de humildad es darse cuenta que D'os es el que hace todo. No es tu poder. Si tú reconoces que todo es un regalo, D'os te ayudará. Toma conciencia de que todo lo que has hecho fue hecho posible por D'os. Todo lo que tú has hecho fue "depositar el cheque".

El segundo nivel de humildad es igualar tu "voluntad" con la voluntad de D'os. Si tú haces la voluntad de D'os, no porque quieres reconocimiento o un buen sentimiento - sino porque es la voluntad de D'os - entonces Él responderá haciendo lo que tú quieres. Une tu voluntad a la voluntad de D'os. Si tú haces esto, puedes lograrlo todo.

Cumplir con la voluntad de D'os siempre nos trae el éxito

Todo ser humano en este mundo tiene que hacer un esfuerzo. Los Sabios dijeron: "La persona nació para trabajar asiduamente". Si tú está en este mundo, estás buscando - ya sea ganar un millón, llegar a esquiar sesgadamente, o tener una vida feliz. Todos en este mundo hacen un esfuerzo. Esa es la condición del hombre. Hay un hermoso rezo que el judío dice antes de estudiar Torá:

"Gracias, D'os, por haberme puesto entre aquellos que se sientan en la casa de estudio de Torá y no entre aquellos que se dedican a trivialidades. Nosotros trabajamos asiduamente y ellos trabajan asiduamente. Nosotros corremos y ellos corren. Sin embargo, nosotros trabajamos asiduamente y recibimos recompensa, mientras que ellos trabajan asiduamente y no reciben recompensa".

¿Qué significa: "Ellos no reciben recompensa"? Después de todo, incluso los ateos terminan obteniendo muchos lindos premios: una hermosa casa, un lindo trabajo… sus esfuerzos dan resultado.

El Jafetz Jaim (siglo 20 Polonia) explica: La persona puede trabajar en un negocio por diez años, día y noche. Si no tiene éxito, él no puede llegar y decir "Escuchen, yo trabajé diez años día y noche, ¿dónde está mi dinero?". Si el negocio fracasa, él pierde todo lo invertido. No importa cuánto esfuerzo él puso en eso, ahora él se quedó sin un centavo. ¿De quién él irá para quejarse?

Por otro lado, si nosotros hacemos un esfuerzo por D'os y la Torá - queda en el banco! Cualquier esfuerzo de este tipo tiene garantía. Y cuánto más grande es el esfuerzo, más es el éxito. Está garantizado, incluso si tú no vives para verlo. No podemos fracasar. Todo esfuerzo es de valor infinito.

Los Cuatro Puntos del Éxito

  1. Elige hacer el esfuerzo. Ten voluntad para tomar el desafío. "lefum tzaará agrá". De acuerdo al nivel de responsabilidad que estás dispuesto a aceptar así será el éxito que encontrarás.

  2. El hombre trabajará mucho para evadirse de pensar. El verdadero esfuerzo significa usar tu mente para pavimentar la avenida hacia el éxito. Asegúrate de tener un plan racional. Si quieres ser millonario, ¿qué estás haciendo para lograrlo? ¿Estás buscando la inversión correcta? ¿Estás planeando alguna estrategia? ¿Estás buscando constantemente nuevas maneras de llegar al éxito?

  3. ¿Cuál es el mejor esfuerzo? "Zivjei Elokim ruaj nishbará". Humildad. Por lo menos, agradece al Todopoderoso por todo lo que has logrado. Toma conciencia de que todo es un regalo de D'os. Nosotros no hacemos nada por nosotros mismos. Todo es un "encuentro". Si hacemos el esfuerzo, se nos garantiza el éxito.

  4. Más profundo que eso, date cuenta que la única realidad es la voluntad de D'os. Identifícate con eso y con nada más que eso.

Una Pregunta Final

Pregunta: hay muchas personas que ganan un millón de dólares sin esfuerzo. Ellos ganan la lotería, ellos heredan una fortuna. Si el esfuerzo es siempre necesario, ¿cómo es que estas personas no tienen que hacer el esfuerzo?

Respuesta: Si tú recibes algo sin esfuerzo, no es un "logro". Alguien que hereda una fortuna no ha "alcanzado" el éxito. D'os le está dando ahora el desafío de la riqueza: ¿él será tacaño o generoso; será arrogante o humilde; él usará esa riqueza para hacer mitzvot o para puros deseos materiales?

Por otro lado, alcanzar una meta siempre requiere esfuerzo. Es por eso que si tu meta es la riqueza, tú tienes que hacer el duro esfuerzo de decidir si realmente lo quieres, cuánto esmero estás dispuesto a poner para obtenerlo, y encontrar una manera razonable de ganarla. Si tú no estás seguro de por qué la quieres, puede ser que no sea realmente la mejor cosa para ti y probablemente D'os no dejará que la encuentres.

Biografía del autor:

Rav Noaj Weinberg fue el fundador y director de Aish HaTorah Internacional. Por más de 40 años con sus programas educacionales atrajo a cientos de miles de Judíos de vuelta a su herencia.

Que la lectura de este artículo sea un mérito para elevar su alma.





Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal