Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


Observaciones-33
Por. Rabino Richard Kaufmann



Untitled Document

Dijo Rav Moshé Tzví Neria: La música a veces está debajo del canto vocal y a veces está por encima de él. Hay melodías que buscan encontrar puntos de apoyo en las palabras, y hay melodías que las palabras les quedan chicas para expresar su profundidad, expandiéndose entonces hacia el amplio espacio de la melodía y de la música.

Es decir, a veces la música necesita de las palabras para poder potenciarse más aún y llegar al corazón y al alma de quien la escucha, y a veces la música es tan elevada que las palabras solo la hacen descender, siendo suficiente con que la música se expande directamente hacia las fibras más íntimas del corazón y del alma, sin necesidad de ninguna clase de palabra para que le sirva de "puente".

Y a diferencia de las palabras donde uno puede sentirse más o menos identificado con su contenido - las cuales pueden servir tanto como "puentes de unión" como también como "barreras de separación" -, la música instrumental carente de texto, en la medida en que es refinada y elevada, tiene el poder de eliminar las eventuales barreras que las palabras pueden llegar a representar, abriéndose paso directamente hacia lo más sensible y profundo de nuestro corazón.

Y no es casual que muchas personas se han acercado al Judaísmo a través de escuchar melodías compuestas y cantadas por sabios cuyas almas se encuentran en un nível espiritual grandemente elevado, pues dichas melodías tienen incluso el poder de eliminar las barreras que el intelecto y el raciocinio supuestamente pueden colocar, haciendo que al alma le quede totalmente clara la verdad espiritual de nuestra sagrada Torá, sintiéndolo de una manera absolutamente plena, intrínseca y esencial...


Dijo Rav Moshé Tzví Neria: Hay quienes no pueden comprender explicaciones intelectuales pero si captan las explicaciones del corazón, y el lenguaje de la música les es comprensible...

Y no en vano existe un disciplina llamada musico-terapia, mediante la cual las personas son curadas a través de la música.

Y la verdad es, que por más que alguién sea - o se considere - sumamente racional, es imposible que sea cien por ciento racional y nadie, por más que sea o se considere sumamente emocional, es imposible que sea cien por ciento emocional.

Es decir, todos somos una conjunción de pensamientos lógicos y también de emociones; y por más que la mente debe de discernir en lo que siente el corazón, la salud integral del ser humano depende en realidad del buen funcionamiento de ambos órganos y de la armonía existente entre ellos...

Y en este sentido la música, por ser el puente entre lo material y lo espiritual, tiene el poder de influir positivamente tanto sobre el pensamiento como también sobre el sentimiento...

Y se cuenta que una vez fue Rabi Shneur Zalman de Liadi a la ciudad de Shklov y las personas sabias de allí tenían muchas preguntas que habían preparado para hacerle.

Antes de comenzar a hablar decidió cantar una melodía muy especial con mucha intensidad y concentración...

Y sucedió que, al finalizar su melodía, todas las dudas que las personas sabías tenían habían desaparecido, pues su música desperto aspectos del intelecto que los ayudaron a resolverlos (siendo esta una música sagrada y especial, cantada también con un énfasis especial, que tuvo el don de provocar semejante efecto).

Y es por todo esto que acabamos de mencionar, que la música puede ser de gran ayuda en dos sentidos: tanto para ayudar a que personas que no comprenden con la mente puedan comprender mejor con el corazón, como para ayudar a que personas que sí comprenden con la mente, puedan agilizar sus capacidades mentales haciendo que su entendimiento mejoré y se transforme en un entendimiento superior...


Dijo Rav Moshé Tzví Neria: Nosotros debemos generar individuos grandes, poseedores de un nivel completo e integral, que al salir al pueblo influyan no solamente a través de su estudio, sino que lo hagan mediante la magia de sus personalidades, con la pureza y la santidad de sus almas...

Y de estas palabras podemos deducir, que la grandeza de un individuo no se mide en el Judaísmo según la cantidad de conocimientos que posee, sino en base a su capacidad de transformarlos en parte integral de su propia personalidad, manifestándolos e implementándolos de manera concisa y práctica.

Y cuando la persona se esfuerza por servir a Hashem con fuerza y con alegría, del cielo proyectan luces de pureza y de santidad sobre ella, ayudándola a crecer y expandir su alma más y más; para que pueda inspirar y estimular con ello a todos sus semejantes.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal