Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


Nuestro hogar, Israel
Por. Basado en el Sefer HaTodaá por Rav Eliyahu KiTov



La profecía se esta cumpliendo y los hijos de Israel están volviendo a sus fronteras. En el sur, el Desierto del Neguev florece; las piedras, la arena y la aridez han desaparecido. Hoy vemos en su lugar, campos de cereales, invernaderos de frutas y verduras que lo cubren hasta llegar a la ciudad de Beer Sheva, los poblados de Netivot, Ofakim, Sderot y otros. Estas localidades no están mas desoladas y circundadas por campos yermos y áridos, todo el paisaje se torna verde y placentero, el desierto revivió, sus herederos lograron con la ayuda de Di-s hacerlo fértil.

El norte y el Golan se han poblado. Ciudades nuevas se han creado, las grandes ciudades de Tel Aviv y Haifa siguen desarrollándose y modernizándose. Grandes autopistas de 3 y 4 pistas cruzan el país a lo largo y a lo ancho. La sagrada ciudad de Jerusalem, con sus matices y colores, sigue sorprendiendo a los millones que viven en ella y atrayendo a sus visitantes, con el resplandor de la piedra dorada en todas sus construcciones.

Año tras año miles de judíos, ancianos, adultos y niños retornan a la tierra de Israel, hacen aliá para compartir el pasado, el presente y el futuro de esta gran nación con su tierra, la tierra prometida y entregada por Di-s a los descendientes de Abraham Yitzjak y Yaacov.

Las profecías de Yeshaiahu se estan cumpliendo en nuestra epoca:

“Pues Hashem ha traído consuelo a Tzión, consolará a todas sus ruinas. Él hará su descampado como Edén y su desierto como el jardín de Hashem. Felicidad y regocijo se encontrará dentro de ella, agradecimiento y el sonido de cánticos” (51:3).

Las naciones del mundo observan nuestra inmortal lealtad y se preguntan: ¿Es posible que esta tierra desértica semiárida en el Medio Oriente realmente anhela a este “pueblo extraño”, duramente exiliado por casi dos mil años, que continúa deseándola y es devoto a ella? ¿Es posible que mediante alguna clase de milagro, un encuentro ocurrirá, uniendo al pueblo y la tierra otra vez a pesar de la separación milenaria?

En el año 5708, el día cinco de Iyar, se levantaron hombres de la semilla de Yaacov, y asentados en la tierra de la Tierra Santa declararon: "Esta tierra en la cual nosotros moramos y a la cual hemos llegado es nuestra! Es nuestra herencia y nos debe pertenecer, a nosotros y a nuestros hijos para siempre. Ningún poder soberano gobernará otra vez sobre esta tierra sino sólo sus hijos - los hijos de Israel - que han retornado a ella para reclamar su herencia. Que sus hijos vengan de todo el mundo, de cada esquina a donde han sido dispersados y reclamen su posesión eterna".

En el día de esta declaración, el dominio de la Tierra de Israel retornó a una parte del pueblo de Israel.

Los enemigos de Israel fueron invadidos con temor y miedo - las personas estaban sorprendidas. Fue un acto sin precedentes en la historia. El mundo vio al Di-s de Israel reconciliándose con Su pueblo, así como dijo el Profeta Yirmiahu (31:16): " Y retornarán los hijo a sus fronteras".

Mientras que los eventos del cinco de Iyar sorprendieron a los pueblos del mundo, también causaron confusión y perplejidad entre los mismos judíos. Opiniones y reacciones de cómo debemos aceptar este “nuevo/viejo” estado judío difirió grandemente.

Muchos judíos, que se llamaban a si mismos no observantes, reaccionaron de una manera que era completamente extraña para un pueblo descendiente de la semilla de Yaacov. Ellos negaron el carácter Providencial de los eventos y clamaron: “Es nuestra fuerza y el poder de nuestras manos las que trajeron esta victoria” (Devarim 8:17). Ellos negaron que todo lo ocurrido fue parte del plan Divino. Sin embargo, a medida que pasan los años, esta opinión es difundida con menos y menos convicción.

Muchos otros ven el cinco de Iyar como un día que posee todas las cualidades de una festividad judía nacional. Ellos sienten que se debe celebrar como tal, recitando el Halel e incluyendo el relato de los milagros del día dentro de los rezos.

Hay algunos que miran los eventos milagrosos con un cierto grado de reserva. Ellos ven lo ocurrido como "el comienzo de la redención", pero están dudosos, pues ven que la renovada soberanía no ha sido acompañada por las profecías de la redención final. El plan Divino que provocó estos milagros no quedó claro, pues muchas males del exilio aún no se han curado. Con reticencia ellos se preguntan: ¿Realmente este nuevo Estado es el que hemos ansiado tanto tiempo?

Otros, considerando esta y otras preguntas, miran este día con tristeza. Ellos ven la realidad de nuestra nueva independencia como una distracción de nuestro anhelo por la verdadera y final redención. ¿Cómo puede ser que este Estado es el preludio del final de nuestro exilio cuando menos de la mitad de los judíos del mundo han vuelto a vivir dentro de sus fronteras? ¿Cómo judíos que niegan la autoridad de la Torá pueden ser los líderes de la nación? ¿Cómo puede ser esto "el comienzo de la redención"?

En 1954, cuando David Ben-Gurion era el primer ministro de Israel, viajó a los EE.UU. para reunirse con el presidente Eisenhower y solicitar su ayuda y apoyo en los primeros y difíciles días del Estado de Israel. John Foster Dulles, secretario de Estado, se paró ante Ben-Gurion y lo desafió con las siguientes preguntas

"Dígame, señor Primer Ministro, ¿a quién representan usted y su estado? ¿Representan a la Judios de Polonia, tal vez de Yemen, de Rumania, de Marruecos, de Irak, de Rusia o tal vez de Brasil? Después de 2000 años de exilio, ¿pueden honestamente hablar de una sola nación, una sola cultura? ¿Se puede hablar de un patrimonio único o tal vez una sola tradición judía? "

 Ben-Gurion le respondió de la siguiente manera:

 "Mire, señor secretario, hace unos 300 años atrás, el Mayflower zarpó de Inglaterra. Y así llegaron los primeros pobladores que se asentaron en lo que se convertiría en la más grande superpotencia democrática conocida como los Estados Unidos de América.

 "Ahora, hagame un favor - salga a la calle y encuentre 10 niños estadounidenses y preguntarles lo siguiente:

 · ¿Cuál era el nombre del capitán del Mayflower?

· ¿Cuánto tiempo tomó el viaje?

· ¿Qué comió la gente que estaba en el barco?

· ¿Cuáles fueron las condiciones del mar durante el viaje?

 "Estoy seguro de que estará de acuerdo conmigo en que hay una buena probabilidad de que usted no obtendrá una correcta respuesta a estas preguntas.

 "Ahora, en cambio, no 300, hace más de 3000 años, los Judíos salieron de la tierra de Egipto. Amablemente le pido, señor secretario, que en sus viajes alrededor del mundo, trate de juntar 10 niños judíos en diferentes países y preguntarles:

 · ¿Cuál era el nombre del líder que sacó a los Judíos de Egipto?

· ¿Cuánto tiempo les llevó hasta que llegaran a la tierra de Israel?

· ¿Qué es lo que comieron durante el período en que se encontraban en el desierto?

· ¿Y qué pasó con el mar cuando se encontraron frente a él?

"Una vez que tenga las respuestas a estas preguntas, por favor, considere cuidadosamente la pregunta que usted me acaba de realizar!"

A pesar de todos los argumentos y contra-argumentos, una cosa es ampliamente clara: la redención completa aún debe llegar. El Profeta no ha llegado, la revelación Divina que resolverá todas las dudas no ha sido aún escuchada.

Es por eso que cuando vean personas que están agradecidas por todo lo bueno que ya ha venido, pero que aún siguen rezando por la completa redención de D'os , únanse a ellos!

El Mashiaj no ha llegado todavía y la visión del Profeta no se ha materializado completamente. No abandonemos en absoluto nuestra creencia en el total cumplimiento de cada una de sus palabras. No estemos conformes hasta ver el establecimiento del reinado de Di-s en Tzión, cuando todo el mundo presencie la concretización de las profecías de Yeshaiahu:

“Y así dice Hashem el Señor: Yo levantaré Mi mano sobre las naciones y sobre los pueblos Yo elevaré Mi pancarta (con mis señales) y ellos traerán a tus hijos en sus brazos (con honor) y tus hijas serán cargadas sobre sus hombros. Reyes serán sus proveedores y princesas sus nodrizas. Ellos se prosternarán ante ustedes y chuparán el polvo de sus pies. Y sabrán (en ese entonces) que Yo soy Hashem, y aquellos que ponen su esperanza en Mí no se avergonzaran” (49:22-23).

 

Basado en el Sefer HaTodaá por Rav Eliyahu KiTov con agregados de los editores de judaismohoy.com




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal