Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


Superación, podemos mejorar nuestras cualidades
Por. Rav Salomón Michan



Untitled Document

¿Cuál es tu proyecto para este año?

 

Una de las preguntas más recurrentes que hacemos a nuestros conocidos al comienzo de un año nuevo, es: ¿Cuales son tus proyectos para el próximo año?

 

Generalmente, tenemos proyectos sobre nuestras vacaciones, nuestros temas comerciales o algún otro deseo que queremos realizar. Pocas veces vemos personas que proyectan mejorar sus modales o perfeccionar su conducta. [1]

 

Debemos saber, que cada día que pasa, y no hay mejora de alguna virtud o de alguna cualidad; ese día se considera como perdido.

 

Si le preguntamos la edad a alguien, podrá contestar que tiene 30, 40 o incluso 80 años. Pero esa edad es relativa; ya que si dice que tiene 30 años, quiere decir que esos 30 años ya no los tiene; ya que esos años ya se fueron.. Pero si esos 30 años de vida fueron aprovechables, como mejorar conductas, perfeccionar cualidades, etc., entonces sí tiene realmente 30 años de vida, ya que en esos años se adquirió algo que vale.

 

Existe una diferencia muy grande entre el animal y el hombre (ser humano).

 

La palabra animal, se traduce en hebreo “Behema”, que los Jajamim explican la raíz de la palabra, que es: Ba – Má. Que significa: ¿Qué hay en él? Es decir, un animal nunca tendrá aspiraciones de mejorar sus cualidades o conductas.

Hay gente que piensa, que el hombre es un animal más, pero que se diferencia del resto por su capacidad racional. Pero eso es erróneo; ya que la mayor diferencia entre el ser humano y el animal, es que el ser humano puede cambiar y mejorar sus conductas; ya sea para bien o para mal.

 

Dice la Guemará, que un toro que ha corneado 3 veces (o más), merece la pena de muerte. Podríamos preguntar: ¿Por qué no conversamos con él o le enseñamos cómo tratar a los demás y no dañarlos? Sabemos que no es posible, ya que el animal no contiene ese poder de mejorar y perfeccionar sus cualidades.

Pero el ser humano, tiene la fuerza de perfeccionar sus cualidades, virtudes, etc. El problema es, que si intentamos corregir a alguien inmediatamente, nos contesta "yo soy así". Esto es un error de mucha gente. Sí es verdad que podemos tener virtudes malas o pésimas cualidades; pero con esfuerzo y dedicación, podremos cambiar radicalmente esas conductas para bien.

 

Debemos vivir con la mentalidad de mejorar día a día y perfeccionar nuestras virtudes en cada momento.

Moshé Rabenu transformó sus virtudes y cualidades:

Está escrita una historia increíble a cerca de Moshé Rabenu. [2]

Cuando Moshé Rabenu sacó a los Yehudim de Egipto, los pueblos vecinos se sorprendieron sobre el “gran hombre” que por él ocurrieron tantos milagros y maravillas.

Un rey árabe que quería investigar la fuerza de Moshé Rabenu, mandó a pintores expertos para dibujar el rostro de Moshé Rabenu. Fueron los pintores y dibujaron exactamente el rostro de Moshé Rabenu y se lo mostraron al rey.

El rey les llamó a los hombres más expertos en interpretar los rostros de los humanos y les entregó el dibujo exacto de Moshé Rabenu para que lo interpreten y expliquen su gran fuerza.

Todos los intérpretes le dijeron, que si van a interpretar según el dibujo, se están refiriendo a “un hombre malo, presumido, amante del dinero, enojón y las peores cualidades del mundo”.

El rey se enojó mucho, ya que él había escuchado a cerca de Moshé Rabenu que era un gran hombre; así que dudó si el dibujo estaba erróneo o la interpretación estaba errónea. El rey habló de nuevo con sus dibujantes e intérpretes, para preguntarles si habían hecho bien el trabajo; y la respuesta fue que estaban totalmente seguros que era todo correcto.

Así que el mismo rey árabe quiso conocer personalmente a Moshé Rabenu para asegurarse si el dibujo estaba correcto.

El rey tomó el dibujo y fue al desierto de Sinai. Cuando el rey vio a Moshe Rabenu, se dio cuenta que era idéntico al dibujo que tenía en la mano.

El rey pensó que los dibujantes habían estado en lo correcto, pero los intérpretes se habían equivocado.

Antes de regresar a su país, el rey pudo platicar con Moshé Rabenu. El rey le contó a Moshé Rabenu todo lo que había hecho y le dijo que el dibujo que tenía en su mano, estaba correcto; y ahora se había dado cuenta que los interpretes estaban equivocados.

En ese momento le dijo Moshé Rabenu algo increíble: Los dibujantes y los intérpretes están en lo correcto. Pero, quiero que sepas, que según mi naturaleza,  todas esas virtudes malas, estaban arraigadas dentro de mí; yo debía ser malo, con las peores cualidades, presumido, enojón, etc., incluso, pienso que a los intérpretes les faltó agregar peores virtudes de mi dibujo; pero, con el tiempo, he trabajado con todas mis fuerzas en superación personal, y he gobernado mis deseos y ambiciones hasta llegar a ser lo que soy hoy en día.

Hasta aquí la historia.

En otras palabras, Moshé Rabenu atestiguó sobre sí mismo, que tenía malas cualidades, que era enojón, etc., pero pudo vencer sus malas cualidades y ser otra persona totalmente.

El cambio radical de Rish Lakish:

Rabí Yojanan, aparte de haber sido un gran Talmid Jajam, era conocido que era muy bello. En una ocasión, estaba Rabí Yojanan bañándose en el río y en ese momento, pasó por ahí el mayor asaltante de la ciudad, que era llamado “Rish Lakish”. Rish Lakish vio de lejos a Rabí Yojanan, pensando que era una mujer, ya que la belleza brillaba. Rish Lakish no lo pensó dos veces y dio un brinco gigante hasta llegar junto a Rabí Yojanan “la mujer que quería”. Al verlo Rish Lakish, le dijo que tanta belleza debería haber sido entregada a las mujeres, ya que tanta belleza en un hombre, es desperdicio. Rabí Yojanan le dijo a Rish Lakish que si él hacía Teshubá, él organizaría que su hermana, que era lo doble de bella que él; se case con Rish Lakish. Y así pasó, Rish Lakish comenzó a estudiar Torá y se hizo un Talmid Jajam muy grande.

Vemos de esta historia, que el hombre más malvado, como lo era Rish Lakish; fue capaz de corregir sus malas virtudes, hasta convertirse en un gran Talmid Jajam; todo depende de la voluntad que se tenga.

 



[1] Rab Moshe M Hoffer.

[2] Tiferet Israel, al final de Masejet Kidushin.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal