Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


En la ciudad hay un gobernador
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



Untitled Document

בס"ד

EN LA CIUDAD HAY UN GOBERNADOR 

“y Hashem, vuestro D-s, abrirá tu corazón” (Devarim 30,6)

En tres perashiot, la perasha anterior, nuestra perasha y la próxima, leemos sobre los sufrimientos que le llegarán a las personas que cometen pecados intencionalmente, para despertarnos y provocar nuestro arrepentimiento, Teshuva.

Un hombre se presentó frente al gaón, rabí Abraham Hacohen ztz”l, rab de la ciudad de Safaks, en Tunez, y le preguntó: en los últimos tiempos se me presentaron muchos inconvenientes y sufrimientos, ¿por qué Hashem me hace esto, y por qué justamente a mí?

El rab le contestó: te contaré un hecho real ocurrió hace un tiempo.

Un hombre de campo, quería viajar a la ciudad de Tunez, la capital del país. Le dijeron: debes ir primero a la ciudad de Safaks, y desde allí podrás subir al tren, que te llevará a la ciudad capital.

Este hombre jamás había visto un tren.

Llegó a la estación de trenes, compró un boleto y subió a uno de los vagones del tren. Miró a su alrededor y vio un cuarto muy largo, algo estrecho, pero con asientos distribuidos en forma muy ordenada. Eligió un lugar y se sentó. Y esperó…

De pronto se escuchó una sirena, y la habitación comenzó a moverse, y se escuchaba el crujir de las ruedas metálicas.

El hombre muy extrañado dijo: ¿Qué es esto?, ¿el cuarto se está moviendo?

Se levantó y entró al siguiente vagón, y también al vagón que estaba más atrás, y el asombro y el terror iban en aumento: una hilera de habitaciones unidas entre sí, y todas se desplazan a gran velocidad!!!

Sacó la cabeza por una de las ventanas y vio aterrorizado la inmensa caravana de vagones del ferrocarril.

Y preguntó: ¿qué es lo que mueve todos estos cuartos?

Le dijeron: debes entender que no se mueven solos, el primero de los vagones se llama locomotora, y tiene un motor muy poderoso.

Y el pobre hombre de campo, cada vez estaba más asombrado: y esa maravillosa locomotora, ¿se mueve sola?

Ya la gente que lo rodeaba comenzaba a burlarse de la ignorancia de este hombre: seguro que no, le dijeron. Allí está sentado el conductor, su mano está sobre el volante y sus pies sobre los pedales.

Otra vez, nuestro hombre sacó su cabeza por la ventana, y llegó a ver la locomotora, al principio de la caravana de vagones, pero no veía ningún hombre que la manejaba.

No hay allí ninguna persona, gritó asustado, la locomotora se mueve por sí misma, y todo el tren detrás de ella, y no se ve ninguna dirección ni destino para este viaje, parece un viaje que nunca tendrá final.

Pero, se escuchó una nueva sirena, y el tren comenzó a disminuir su velocidad, hasta que finalmente se detuvo en la estación.

Ahora sí, entendió que hay un conductor que maneja la locomotora, y que dirige el andar del tren.

Después de haber escuchado el relato, puedes comprender, dijo el rab, mientras la vida funciona con tranquilidad, en orden, sin nada que la perturbe, el hombre puede llegar a pensar que la vida y el mundo no necesitan que nadie los ponga en marcha, siguen su curso en forma natural. Pero, cuando se hace escuchar una sirena que nos da temor, cuando el tren detiene su marcha, cuando aparecen problemas y obstáculos, entonces comprendemos que en el primer vagón del tren, en la locomotora, hay alguien que conduce al tren…, y ahora, podemos afirmar, que hay un Creador que conduce nuestras vidas.

Muchas veces nos ponemos a pensar: todo precepto tiene particularidades, pero tiene que haber algo que esté presente en todos ellos, tiene que haber algo que sea el común denominador que los agrupe. Podemos entonces corroborar que la esencia de los preceptos tiene vida. Que cuando hay un precepto existe Quien lo ordena y existe también alguien que escucha la orden. Hay un Conductor y hay conducidos. Hay un Dueño que tiene a quien darle sus órdenes y sus indicaciones.

Ese es el fundamento de los preceptos, y es algo gravísimo cuando pensamos en que a veces, pecamos. ¿Qué quiere decir que pecamos? Simplemente, o terriblemente, que dejamos de cumplir una orden, que somos desobedientes, que escapamos de lo que debíamos hacer o cumplir, que dimos la espalda a Nuestro Superior, o que hemos sido traidores.

Y podríamos decir que hay preceptos y preceptos. Lo grave será transgredir y no cumplir un precepto de los “pesados”, pero seguramente, no será tan problemático cuando el precepto es más simple.

Y el Shaare Teshuva (1,6) nos trae un ejemplo: supongamos que un sirviente le dice a su patrón: todo lo que usted me diga voy a hacer, con excepción de una cosa. Al decir esto, el sirviente “rompió” la cuerda que lo unía a su patrón, y ahora podrá hacer lo que se le ocurra, ahora el patrón ya no confía más en él.

Y esto es lo más importante, lo fundamental para el arrepentimiento. ¿Qué debemos hacer en cada ocasión? ¿Dimos vuelta la cara? ¡Voltearla! ¿Nos alejamos? ¡Hay que acercarse! ¿Nos fuimos? ¡Debemos volver! ¿Traicionamos? ¡Aceptar las órdenes! ¡Obedecer!

¿Y todo esto para qué? ¿Por qué hace falta la Teshuva? Por todos los detalles que dejamos pasar, por todas las cosas que hicimos no de la forma que habría sido la mejor. Por todas nuestras equivocaciones.

Pero, en el momento en que recibimos sobre nuestro ser, en el momento en que reconocemos que Hakadosh Baruj Hu nos gobierna, de pronto aparece la voluntad de obedecer y nos arrepentimos de no haber actuado así con anterioridad.

En ese momento exacto, estamos preparados para presentar nuestro informe al Creador, y decirle que somos su soldado, somos su “hombre de confianza”, siempre listos para obedecer a sus órdenes, a “todas” sus órdenes.

Esta semana nos presentaremos al Juicio. Sólo tenemos por delante unas pocas horas, el reloj avanza muy rápido y quedan muchos detalles por aclarar, estamos preparando nuestra presentación.

Podemos intentar muchas cosas, diferentes estrategias, consultar con expertos en leyes, profesionales de la justicia, jueces que han pasado a retiro, que nos aconsejen, que nos den la “patente” para que seamos declarados inocentes. Contratar al mejor abogado. Todo parece estar todavía muy lejano…

En realidad, ninguno de ellos puede ayudarnos, en los libros de leyes no existe la fórmula para el Día del Juicio. Hay una gran diferencia, hasta podríamos decir que no podríamos utilizar el mismo nombre: la palabra Juicio, para nosotros, tiene una carga espiritual que un legislador teórico no podría comprender jamás.

Necesitamos solamente tomar la decisión de obedecer, como ya dijimos, reconocer que Hakadosh Baruj Hu es el Rey de Reyes, que gobierna sobre todo el universo, en general, y sobre cada una de sus creaciones, en particular, en todo momento, y también, en todo lugar, llena el mundo con su Honor. Ahora, con esta “fórmula mágica”, podemos presentarnos y pararnos con la frente alta, porque cuando reconocemos el gobierno de Hashem sobre la tierra, hasta el más pobre (en preceptos) del pueblo de Israel, está lleno de preceptos, como el rimón!!! (la granada, que está llena de semillas).

Y los pecados, se desparraman y desaparecen como las nubes, porque nos arrepentimos en forma sincera, y sufrimos por haberlos realizado equivocadamente…

Si logramos comportarnos de esta forma, tendremos asegurada una Ketiva Vejatima Tova, una buena escritura en el Libro y un sellado mucho mejor…

Traducido del libro Maian Hashavua.

 

Leiluy Nishmat

Lea (Luisa) Bat Sabri  Alea Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal