Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


El judío... Don Quijote de la Mancha 1ra parte
Por. -



Me permito presentar esta serie de artםculos, recopilados del libro recientemente editado en Barcelona, Los refranes esotיricos del Quijote, La Cבbala en la obra de Cervantes (Ediciones Obelisco), tras solicitar el debido permiso del autor, Julio Peradejordi. El libro, ademבs de estar debidamente fundamentado, es una muestra evidente de que el autor, tal como יl mismo lo dice de Cervantes, conoce las fuentes judםas “demasiado bien para no ser judםo, o al menos, marrano”. De lo que sם me atrevo a dar fe es de su profundo amor y respeto por todo aquello que, tras investigar minuciosamente, reconoce relacionado con la Verdad.

LOS REFRANES ESOTֹRICOS DEL QUIJOTE

PREFACIO

La gיnesis de este pequeסo libro se remonta a un artםculo que publiquי en 1994 en la revista LA PUERTA. En dicho artםculo תnicamente pretendםa destapar que el Quijote estaba sembrado de refranes que podrםan tener un doble sentido si eran interpretados a la luz de la cבbala judםa. Mi propףsito ahora no es distinto, pero sם deseo ampliar un poco los ejemplos y sobre todo mostrar que Cervantes conocםa muy bien las fuentes judםas, que utilizף “con gracia y discreciףn”. Las conocםa demasiado bien para no ser un judםo o, al menos, un marrano . Hay a lo largo de todo El Quijote un extraסo sentimiento de tristeza e impotencia que Cervantes transmite sin querer. Creo que su libro es un intento desesperado de comunicar in extremis una sabidurםa condenada a desaparecer. Los cervantistas al uso no parecen haber reparado en ello; es mבs, a veces parecerםa que les molesta que el mבs espaסol de los libros, que se supone acabף con las novelas de caballerםa, sea en realidad un compendio de los libros de cבbala. Pero Cervantes, para quien “la libertad es uno de los mבs preciosos dones que a los hombres dieron los cielos” (II-58) no es libre. Tiene que hablar en clave si no quiere ser tildado de judaizante.

No soy una persona metףdica y este trabajo no pretende argumentar una nueva teorםa ni mucho menos convencer a nadie. No voy a repasar todos los refranes que aparecen en El Quijote, que son muchos, ni siquiera aquellos que son susceptibles de una interpretaciףn desde el punto de vista cabalםstico o esotיrico. nicamente me detendrי en los que me han llamado mבs la atenciףn. Habrב quien pensarב por quי me centro תnicamente en los refranes y dejo de lado el resto de la obra. En realidad no separo los refranes del resto del texto, al cual acudo a menudo, pero me he concentrado en ellos porque sospecho que Cervantes ha utilizado refranes muy conocidos, alguno de ellos de origen sefardם, y los ha cambiado un poquito para decirnos algo sin decirlo… Cuando finalizaba la redacciףn de este trabajo cayף en mis manos Don Quijote de la Mancha, el Libro del Esplendor de Hermenegildo Fuentes. El tםtulo me pareciף genial pues el “Libro del Esplendor” es nada menos que el Zohar, obra cumbre de la cבbala espaסola en la que Cervantes bebiף hasta la saciedad, como me descubriera hace mבs de 25 aסos Dominique Aubier…

DON QUIJOTE Y SANCHO, ESOTERISMO Y EXOTERISMO

Plantear una lectura “esotיrica” o “cabalםstica” del Quijote no es algo nuevo. Conocidos autores del mundo del ocultismo ya lo intentaron. Juan Valera ya lo sospechaba en su tiempo de ello cuando escribםa que “si Cervantes quiso decir o enseסar algo esotיrico en su Quijote, nada aprovecha esto al que le lee con corazףn y entendimiento de poeta o de artista; antes le daסa.” … En otro contexto, el estudioso Marcel Bataillon propone una “exיgesis esotיrica y anבlisis de las intenciones del Quijote”, en un artםculo que he visto citado pero que no he podido procurarme. Es cierto que cada dםa hay mבs universitarios, sobre todo fuera de nuestro paםs, que conceden cierto interיs a lo “esotיrico” como fenףmeno literario o religioso. Mi punto de vista es el opuesto. Para mם no se trata de ningתn “fenףmeno”, sino de algo que siempre estuvo ahם y en lo que pocos han reparado. Considero que el texto del El Quijote es la excusa para decir lo que no puede ser dicho y que Cervantes nos ofrece suficientes pistas para que le leamos con otros ojos. Por esta razףn en este pequeסo libro intento rescatar, sobre todo a partir de los refranes, algunas de estas pistas. El viejo dicho de que “las apariencias engaסan” debe aplicarse en cualquier intento de exיgesis esotיrica y, como podemos leer en el Capםtulo 11 de la Segunda Parte “es menester tocar las apariencias con la mano para dar lugar al desengaסo…”. Hay dos esoterismos: el de las apariencias, fantasmal y desencarnado, y el del cuerpo glorioso, perteneciente a lo que los judםos llaman Olam haBa, el “mundo futuro” o “mundo por venir”.

En algunos de los refranes del Quijote, por no decir en todos, el sentido profundo y cabalםstico, el Sod, no tiene aparentemente nada que ver con el contexto, que corresponderםa al “vestido” exterior del mismo, a las “apariencias”. Para llegar a vislumbrar algo de este sentido hemos recurrido a las tיcnicas de los cabalistas, particularmente a la Guematria.

La mayorםa de refranes salen de la boca de Sancho. Sabemos que Sancho es nombrado “gobernador” de la insula Barataria. Resulta interesante seסalar que el verbo “gobernar” en hebreo es Moshel, que se pronuncia igual que, Mashal, “refrבn”. Sancho aprovecha cualquier ocasiףn para soltar un refrבn que contiene una enseסanza. Estos refranes, que ha recibido de la sabidurםa judםa , los trae “por cבbala”. Como dice don Quijote, los trae “por los cabellos”:

“en lo que se mostraba mבs elegante y memorioso era en traer refranes, viniesen o no a pelo de lo que se trataba, como se habrב visto y notado en el discurso desta historia”. (II-12)

“Mira, Sancho -respondiף don Quijote-: yo traigo los refranes a propףsito, y vienen cuando los digo como anillo en el dedo; pero trבeslos tan por los cabellos, que los arrastras, y no los guםas” (I-67)

Esta expresiףn querםa decir en la יpoca “aplicar con violencia alguna autoridad, sentencia o suceso a una materia con la cual no tiene relaciףn ni conexiףn”. Pero en realidad todo el libro, leםdo con los ojos de este mundo, es un autיntico disparate, como sin duda tambiיn lo son el Zohar y las otras obras de los cabalistas, que Cervantes parece no ignorar.

“los refranes son sentencias breves, muchas veces los traes tan por los cabellos, que mבs parecen disparates que sentencias.” (El Quijote II, cap. 43)

Los refranes son sentencias, y aunque no los entendamos en su sentido secreto, no por ello dejan de tener sentido, y, sobre todo, no dejan de hablar del Sentido al Sentido, de unir el Sentido divino con el Sentido que yace sepultado dentro del hombre. El disparate, del latםn dispar, “separar”, “dividir”, es cosa del diablo (de diabolos, “que divide”).

En este trabajo he acudido constantemente al maravilloso Diccionario Akal del Refranero Sefardם, de Jesתs Cantera Ortiz de Urbina, Ed. Akal, Madrid, 2004
Eduardo de Echegaray, Diccionario general etimolףgico de la lengua espaסola, voz “cabello”, Madrid, 1887.

El libro se puede comprar a travיs del mail:
comercial@edicionesobelisco.com




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal