Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Shavuot


Tehilim, el legado de David
Por. Sara bat Yojeved



El reino animal, vegetal y mineral se encuentran dentro del ser humano, todas las fuerzas y los instintos los encontramos en él, podemos incluso decir que el hombre es un pequeño universo. En la Mishna de Pirke Avot (5-20) encontramos la siguiente enseñanza:

“Yehuda ben Teima dice: que seas osado como una pantera, liviano como el aguila, corredor como el ciervo y heroico como el león para hacer la voluntad de tu Padre en el cielo…”

Todas estas cualidades debemos ocuparlas para mejorarnos y actuar de acuerdo a Sus mandamientos.

 

Cada criatura dentro de este mundo, le canta a HaShem. Cada parte del mundo cumple su función según su naturaleza. Estos elementos en conjunto estan cooperando en la composición de una sinfonía, una alabanza al Creador. Pero esta sinfonía requiere de un conductor, y este es el ser humano, que debe combinar todo para que funcione como HaShem lo quiere.

 

El dominio del hombre sobre el mundo, el uso de todas estas fuerzas, no es solo un privilegio, sino también una obligación muy grande, de él depende cumplir o no con este importante rol que Di's le encomendó.

 

Adam Harishón, el primer hombre, fue creado el sexto día de la creación, en un día que tuvo 12 horas. En la novena hora HaShem le cuenta a Adam cual va a ser su función, y cual es su restricción, que no coma del árbol del conocimiento. Si entre la novena y la duodecima hora Adam hubiese cumplido con su función, la de obedecer la órden Divina, todo el universo hubiera llegado a su perfección.

 

 

Adam busca un tikún, el arreglo del alma por su pecado. Adam ve que en el futuro bajará al mundo el alma de David HaMelej que viviría solo 3 horas para reparar lo que él hizo. Al ver esta alma tan grande y poderosa que tan rápido pasara por el mundo, decidió regalarle 70 años de su propia vida. David Hamelej vivió hasta los 70 años y Adam Harishón, que iba a vivir 1000 años, murió a los 930. (1000 – 70).

 

Para poder cumplir con su misión en el mundo, a David se le entregaron dos regalos, el de Maljut, reinado y el de Zemirot, cánticos de alabanza, y de esta forma, en el desempeño de estas dos tareas limpió mucho el pecado de Adam, a pesar de que el tikún completo no se hará hasta que llegue el Mashiaj, que también es de la casa de David.

 

Adam no solo vivió en el Gan Eden, sino que el Gan Eden vivió en el; Adam en el principio de su vida tenía una claridad total sobre su misión, no existía la duda. Sólo tenía ietzer hatov, el buen instinto. Vivia sólo en un mundo de alegría, despues del pecado, la claridad nos abandonó, sin embargo al resolver un problema nos llenamos de tranquilidad porque no existe alegría alguna como la de resolver las dudas.

 

Pero la gran prueba estaba con la víbora, ella le demostró a Adam que sí era bueno comer del árbol del conocimiento. Y en el momento que comió, el cambió completamente, entró dentro de él el ietzer hara, el instinto del mal, y comenzó con las dudas.

 

Hasta ese momento, Adam tenía el regalo de maljut, de aquel que se gobierna a si mismo y que tiene un dominio tal sobre si, que se nulifica frente a la voluntad de Di's; sin embargo esta sinfonía universal que el dirigía, se paró en ese presiso momento.

 

Mas tarde, con el paso de los años, llegó al mundo, una familia que trató de volver a tener esa conexión con Di's, la família de Abraham, Itzjak y Iaacov y sus descendientes, a la cual HaShem Le regala la Torá.

 

Cuando HaShem estaba entregando la Torá, el pueblo VIO lo que estaba escuchando y escucharon lo que vieron , pero ellos sabían que sus ojos los puedían desviar pensando que esto no puede ser real. Sin embargo lo que escucharon fue tan real como si lo hubiesen visto. En ese momento se convirtieron en seres inmortales nuevamente, hasta que lamentablemente, 40 días después, volvieron a pecar con el becerro de oro y otra vez bajaron de nivel, y volvió la mortalidad.

 

350 años después, nació Shmuel Hanaví. Era una época muy especial, muy elevada, una época en la que el pueblo pidió un rey para que los dirigiera como a todos los demas pueblos. Primero fue ordenado Shaul, y al morir este, después de varios sucesos complejos en la historia del pueblo, Shmuel unjió a David como rey sobre Israel.

 

En el primer encuentro de Shmuel con el hijo menor de Ishay, vio que David era pelirrojo, pero tenía los ojos hermosos, Shmuel entendió que si bien iba a ser un guerrero, solo saldría a matar y a luchar en las guerras cuando el Sanhedrín se lo indicase.

 

El libro Mesilat Iesharim, toma como modelo a David Hamelej para construir la escalera del mejoramiento de las midot. El hombre vive en una guerra perpetua, cosntantemente va pasando pruebas. Muchas veces exagera, ve mas grande los problemas de lo que son realmente. Aveces existen cosas neutrales y todo depende de como las percibimos.

 

El libro de Tehilim que escribió David HaMelej es un diario de la batalla latente que vive cada persona, día a día con su ietzer hará. David tenía que influenciar a toda su generación para que esta se eleve, y así poder hacer el tikún de Adam Harishon.

 

Si hay alguien que conocío sufrimientos en su vida, este fue David Hamelej. No tuvo días de tranquilidad, y fue él que mas valor les dio a sus sufrimientos. Todo el tiempo, David Hamelej guardó la alegría, porque sabía que sin alegría, la Shejiná, la precencia Divina no se posaría en él. David necesitaba un modelo a seguir, lo encontró en los patriarcas.

 

Nuestros sabios nos enseñan en el Talmud, en el tatado de Brajot: ¿Por qué no se puede decir también el Di's de David, así como decimos el Di's de Abraham, Ytzjak y Iaacov en la Amida que oramos 3 veces al día?

 

David le pide a Di's que lo pruebe a él también para reforzar su Emuna, y Di's le responde que lo va a probar con deseos carnales. Pero David cayó, pecó en su corazón con su pensamiento y así perdió parte de este regalo de Maljut, sin embargo utilizó el otro regalo, el regalo de Zmirot para corregir el error que cometió. David reconoció su pecado, se arrepintió y eso lo hizo especialmente querido por HaShem. (Tehilim 51)

 

David fue el primer baal teshuvá de su estilo, fue le primero que estableció el proceso de teshuvá. No solo para él, sino para todos nosotros.

 

David pidió que la lectura de los Tehilim tenga un efecto purificador sobre el alma de quien los lee. Al escribir su Libro de Tehilim, David estaba incluyendo en el todas las alegrías, todos los sufrimientos propios y asi también los de todas las épocas del pueblo judío. David estaba pidiendo por él y por todos nosotros. Aprovechemos este momento, volvamos a juntarnos con ese Sefer Tehilim, y al leer y cantar esos versos reencontrémonos con ese potencial de Tikún para mejorarnos, crecer y enderezar nuestros corazones, porque los que tienen el corazón derecho tienen la simja, la alegría.

 

Bajar el libro de Tehillim en formato PDF>>




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2019 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]