Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


Es hora de volver a casa
Por. Dr. Eduardo Cohen



Untitled Document

Teshubá

Su significado literal es “retornar, volver hacia”.

Ud la habrá escuchado muchas veces, la generación que nos toca vivir esta llena de baale teshuba, “retornistas”, personas que deciden por libre elección “volver hacia” sus raíces, su esencia milenaria y asumir así, una vida judía plena en preceptos ( mitzvot), con todo lo que eso implica, para el y para su entorno familiar y social.

Escriben Jaza¨l ( Sabios de Israel ), que de haberle dado D-os, al ser humano , la posibilidad de elegir una generación en la cual nacer, habría elegido esta, sin dudas. Ni la generación que vio los milagros del Éxodo de Egipto, ni la que vio la apertura del Mar Rojo , ni la que recibió la Tora en el monte Sinai. Sino esta !, la que vivimos hoy. La pregunta es, por que ¿que tiene esta época de especial?

Nuestros Escritos Sagrados nos cuentan de una profecía “llegara el día que habrá una gran hambruna, no de comer pan ni de tomar agua, sino una hambre espiritual, de una vida plena de sentido”.

Sabe Ud, hace milenios, no tantos, algo más de tres…, un ser muy especial llamado Abraham , el Hebreo, descubría al Creador Supremo, Único y Omnipotente, en medio de un mundo politeísta e inmoral. D-os le entrego un legado moral y una misión, trasmitir esa información a sus hijos y a los hijos de sus hijos, en una cadena ininterrumpida , con el único objetivo de crear seres plenos, felices y altruistas, capaces de enfrentar un medio hostil y sostener sus principios contra viento y marea. Y lo logro! Pasaron los milenios, y el mensaje permaneció intacto.

Con la destrucción del Segundo Gran Templo de Ierushalaim, allá por el año 70 de la era actual, fuimos dispersados. Viajamos por los cuatro puntos cardinales y llevamos siempre con nosotros ese mensaje fantástico recibido por nuestros padres ( la Tora ), el código ético y moral, que enarbolábamos por donde el destino nos llevara. Fueron años duros, de persecuciones, expulsiones y guerras, pero siempre dando la vida por esos valores que fueron el leb motib de nuestras vidas. Cuanto más nos perseguían, mas nos fortalecíamos. Pasaron los años. Nuestros padres llegaron a America a comienzos de siglo con el mensaje a cuestas, la misión clara y un gran desafío. Pero las necesidades fueron muchas y las tentaciones también. Las necesidades básicas de manutención y la apertura al mundo occidental, necesario y bien recibido, ocuparon la mayor parte de sus vidas. La trasmisión de ese mensaje milenario, quedaba ahora en un segundo lugar.

Empezamos a mimetizarnos a las costumbres del lugar donde llegamos, su cultura, su ropas, sus hábitos (asimilación que le dicen) pasaron a ser “nuestras” y aquel mensaje eterno, paso lentamente a transformarse en algo lejano y desconocido, casi extraño para nosotros.

Empezamos a sentir que la realización personal pasaba por la conquista de logros externos, profesiones, títulos, dinero y fama. Cosas que no contradicen en absoluto el espíritu judaico, siempre y cuando la esencia se mantenga. Soñamos con que nuestros hijos sean profesionales judíos, cuando lo correcto era lo inverso, que sean judíos profesionales!.

La asimilación, llamada trágicamente “holocausto blanco”, logro arrebatar en los últimos 25 años, mas judíos del judaísmo que la maquinaria nazi ( sea su recuerdo borrado ) en 6 años de exterminio..El proceso fue lento pero inexorable.

Podríamos compararlo a hacer un buen te. Imagínese Ud que varias personas quieran tomar del mismo saquito…los primeros disfrutaran del aroma, color y sabor de un te tradicional y exquisito, y los últimos ?….El sabor original quedo en los paladares de nuestros padres, y nosotros tomamos la infusión creyendo que eso era te! Y con toda razón dijimos….no quiero tomar te ! …pero eso no era te….era solo una burda imitación de la sabrosa infusión que hizo de nuestros progenitores personas maravillosas.

Pero …dichosos de nosotros!….nos toco nacer en la generación donde los jóvenes redescubrieron la planta de te….ellos saben como hacer el te original que nuestros padres disfrutaban, ellos vuelven lentamente a sus raíces milenarias, y quieren que nosotros también lo probemos ¡Pero, hay un problema…..nunca sentimos el sabor real del te, y cuando ellos nos lo ofrecen gustosos…los miramos y les decimos “ yo lo hago mejor…”, “quédate con tu te, yo me quedo con el mío…”

Ahora podemos entender porque es esta una época especial. Ahora podemos entender porque los Sabios de Israel anhelaban nacer en ella. Ellos sabían que el milagro de los “retornistas”, como esta profetizado en los libros, iba a ocurrir hoy y aquí, e iba a terminar siendo el mayor milagro de la historia de Am Israel. Y no querían perderse esa vivencia….

El Talmud nos cuenta de una categoría de personas llamadas “tinokot shenishba”, niños raptados. Y lo explica con una alegoría. Un niño judío, fue tomado cautivo de muy pequeño y apartado totalmente de sus raíces y costumbres. Muchos años después, ya mayor, se encuentra con quien lo reconoce y le inquiere por sus orígenes, por su judaísmo y por su familia. Nuestro niño ya no recuerda ni sus orígenes, ni la cara de sus progenitores y menos, su religión. El tiempo que ha estado alejado de todo ello, hizo su trabajo. Pero este amigo no se rinde. Lo lleva delante de sus padres, de sus hermanos, de su familia. Al comienzo se miran como extraños, se sienten ridículos, nada los une. Pero el padre lo invita a pasar a su habitación , la que ocupaba de niño, le muestra sus fotos, sus lugares de juego. Su hermano mayor no resiste, se acerca y le pasa una mano sobre su hombro, el ahora siente el cariño de una familia que es la suya, solo que esta recién empezando a recordar. Sus ojos se van llenando de lagrimas, el ahora empieza a sentir el tiempo perdido…, EL PERTENECE A ESE MUNDO....SOLO QUE NO LO RECUERDA, es hora de abrazar a sus padres y empezar de nuevo…y así lo hace.

A todos nos pasa algo así. Somos todos nosotros, la generación de la tecnología y los avances científicos, como criaturas raptadas…nada recordamos de nuestra esencia, apenas un te descolorido que puede traducirse en asistir a Rosh Hashana o Iom Kipur un rato, para que la conciencia no nos atormente, o hacer kadish una vez al año por nuestros seres queridos..Solo eso, muy poco. Y cuando alguien nos quiere recordar nuestro pasado y ayudarnos a redescubrir quien realmente somos, lo miramos con extrañeza, indiferencia y a veces con recelo. QUE QUIEREN DE MI ? Pero…… todo pasa por animarnos, asomar la cabeza y mirar nuestra vieja habitación. Volverá a nosotros el aroma de las jalot , la paz indescriptible de un shabat o el sonido del shofar, tan nuestros y tan lejanos…Nuestros ojos volverán a ponerse vidriosos y esa será nuestra mayor dicha. Nuestro mayor logro. Estaremos transitando el camino de regreso.

No solo de pan vive el hombre. Cansados de vacio existencial, llenos de bienes materiales que nuestros abuelos no soñaban ni e el mejor de sus sueños, el pueblo judío vuelve lenta pero inflexiblemente a sus orígenes.

Teshuba es retornar, no empezar. Porque nunca nos fuimos, solo nos olvidamos.

Sin necesidad de pastar en campos ajenos, abrevando en culturas que no son las nuestras, o buscando terapias alternativas o cayendo en el abismo de las adicciones, para lograr un poco de éxtasis o paz interior, basta!!

Llego la hora de ahondar en nosotros mismos. Quienes somos? Que se espera de nosotros?

La travesía de milenios del Pueblo Judío esta llegando a su fin. En cada casa y casa de Am Israel hay alguien que redescubre sus orígenes y empieza a motorizar cambios. No se asuste. No es algo ajeno a Ud., es solo la forma de vida que tenían sus padres…, que hacían de ellos personas morales, familias sólidas y que llenaban sus vidas de sentido. Ud también los tiene. No tengo dudas de ello. Pero así como en toda empresa apuntamos a la excelencia, aquí también hay una excelencia a la cual apuntar. Y el judaísmo autentico tiene esta receta mágica. Dese el gusto de probar el mejor te, sus hijos, sus nietos, tienen la receta.

Cerremos con una parábola.

Hace milenios, los hombres soñaron con conquistar el espacio infinito, sus estrellas y galaxias. Pero enfrentaron un gran problema. Las distancias a recorrer serian mas grandes que el tiempo que una persona puede vivir. Entonces idearon un gran plan. Crearían una comunidad dentro de la nave espacial. Los tripulantes originales se casarían entre ellos , tendrían hijos y nietos y estos así tambien…el tiempo pasaría hasta poder llegar a destino, milenios después. Pero….la ultima generación, la que avisto el destino final en sus pantallas, decidió….cambiar el rumbo! Ya no tenía sentido el sueño de tantos años, ahora los planes serian diferentes. Giraron 180 grados y emprendieron camino de retorno… si Ud habría sido de los pioneros del proyecto, que sentiría ahora? Todos sus esfuerzos habrán sido en vano!!... Anhelos de generaciones enteras, abocadas a un objetivo, para que los últimos digan, somos mas inteligentes…esto no tiene sentido…volvamos atrás.

Este mundo es como una gran nave espacial. Nuestros abuelos soñaron con un Pueblo Único en todos los aspectos, dieron sus vidas por esto, con valores morales inigualables.

La meta se avista en la pantalla, pasamos persecuciones, turbulencias y muchos de los nuestros quedaron en el camino….pero los remanentes, los que estamos hoy vivos aquí y ahora, tenemos un trabajo por hacer. No giremos el rumbo.

Démonos el permiso de descubrir quienes somos.

Los ojos de nuestros padres descansan y apuestan en nosotros.

Es hora de volver a casa.

Bienvenidos!!

Dr Eduardo Cohen




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal