Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Entendiendo


Ishmael y la Prueba Existencial Judía
Por. Rabino Noson Weisz



"La re-ocupación de nuestra tierra no puede ser llamada robo por nadie que apoye el derecho a la existencia Judía como un pueblo separado y distinto."

La historia Judía es dramáticamente distinta a la historia de otros pueblos.  Tiene un aspecto de inevitabilidad.  Mientras que las historias de otras naciones sólo pueden ser escritas a medida que los eventos ocurren - de hecho el mero significado de la historia Mundial es el estudio del pasado - la Historia Judía tiene una distinción única de haber sido escrita por la Torá antes de que pasara.

En el  plan maestro de la historia Judía como está establecido en la Torá, el período que estamos actualmente viviendo es conocido como el de los “dolores de parto” asociados con el nacimiento del Mesías.  El llanto del profeta no Judío Bilam – “Alas! Quién puede sobrevivir la devastación de D-os” (Números 24: 23) - era una referencia específica a nuestra era.  Los judíos nunca han experimentado un siglo tan lleno de sufrimiento.  

El Zohar plantea (1: 119ª) que esta era tan devastadora de la historia Judía está relacionada específicamente con la lucha por Jerusalén con las naciones guiadas por los descendientes de Ishmael (Los árabes).

¿Cuál es la asociación entre los dolores de parto del Mesías, la devastación asociada con ellos, y la manera en la que se relaciona todo esto con los descendientes de Ishmael?

La clave está en entender el propósito del exilio.

EXILIO

El Rab Dessler explica que el exilio debe ser visto como un examen existencial cuya supervivencia automáticamente corrige un hueco básico en el sentido Judío de identidad y conciencia personal.  Si no hubiera tal falla en el carácter, o si fuera corregida por los mismos Judíos internamente, el exilio no tendría sentido.  En este sentido, cada exilio está relacionado con un pecado.

Pero el objetivo del exilio es positivo y representa una herramienta correctiva muy poderosa. Es precisamente por esta relación entre el exilio y el carácter Judío que la Torá pudo escribir la historia Judía por adelantado.

Cada exilio ejerce una presión poderosa para asimilar al pueblo Judío - y es aquí donde se encuentra la prueba.

Objetivamente, no hay justificación alguna para perseguir a los Judíos.  Físicamente se ven igual que las demás personas, y son generalmente el grupo social más productivo en relación a sus números.  Sólo debemos pensar en el número desproporcionado de ganadores de Premios Nobels, autores, doctores, etc...  Puesto que siempre al Judío le parece que sus problemas se originan en el hecho de que es percibido como alguien diferente, la asimilación es siempre la solución lógica para el problema del exilio.

Si el Judío de cualquier forma se resiste a la tentación de asimilarse, es sólo por el hecho de que decide que ser Judío es fundamental para su persona.  Si la solución ante este problema de persecución es rendirse voluntariamente a su Judaísmo, es un precio muy alto para pagar.  La resistencia a la tentación de asimilarse que se presenta con el exilio refuerza su compromiso con su Judaísmo.

Vamos ahora a tratar de aplicar la teoría del exilio de Rab Dessler a nuestra era particular.  Para hacerlo, debemos familiarizarnos con Ishmael y entender qué tipo de tentación hacia la asimilación está asociada con el exilio que nos impone.

ISHMAEL

Abraham y Sará eran una pareja sin hijos.  Sará tenía una sirvienta Egipcia llamada Hagar, quien pasó a ser la concubina de Abraham para que tuviera un hijo que ellos pudieran criar.

Cuando Hagar concibió entendió esto como una elevación a su estatus y no estaba dispuesta a ser la sirviente de Sará.  Sará reconfirmó su autoridad sobre Hagar tratándola muy mal.  Hagar huyó.

D-os mandó un ángel a persuadir a Hagar para que regrese.  El ángel le dijo que tendría un hijo - Ishmael - quien sería un poder muy grande en el mundo.  Describiendo su grandeza el ángel dijo:

"Será un hombre salvaje.  Su mano estará contra todos, y la mano de todos estará contra él.  Igual vivirá sin ser molestado entre sus hermanos" (Génesis 16,12).

Rashi explica que este concepto de “su mano en contra todos” es una referencia de robo - Ishmael tendría una tendencia a robar. (Tanjuma - Exodo 1).

La asociación de Ishmael con el robo aparece otra vez: "D-os llegó desde Sinai, habiendo estado en Seir, habiendo aparecido ante ellos en el Monte de  Paran" (Deut. 33;2).  Antes de entregarle la Torá al pueblo judío, D-os se acercó a los pueblos para ofrecerle a ellos la Torá y ver si alguien la aceptaba.  Dentro de esos pueblos estaba el pueblo de Ishmael (cuyo hogar era el Monte de Paran referido en el versículo).  "D-os les dijo: “¿Están interesados en recibir la Torá? Ellos preguntaron: “¿Y qué está escrito en ella?  D-os replicó. “Entre otras cosas está escrito "no robar”.  Ellos replicaron: “Pero ésta es la bendición que nuestro antepasado nos dio, como está escrito: "Será un hombre salvaje.  Su mano estará contra todos, y la mano de todos estará contra él".   Si la Torá prohibe el robo entonces ¿cómo podemos aceptarla?" (Yalkut Ytro 286).

¿Cómo podemos entender esto?  Seguro que la ley de Ishmael prohibe el robo, como esta ley es parte del código penal de toda nación civilizada!  De hecho, la ley religiosa Musulmana trata a los ladrones con una severidad excepcional.  Entonces ¿por qué el mandamiento de robo fue lo que impidió que Ishmael aceptara recibir la Torá?  ¿Cómo puede el robo ser una fuente de “bendición”?

Para contestar estas preguntas, debemos entender el concepto de robo en un contexto más amplio no relacionado al acto de robar materialmente.

EL SIGNIFICADO DE LA BENEVOLENCIA

Ishmael era el hijo de Abraham.  La cualidad más grande de Abraham fue la benevolencia.  Abraham fue alrededor del mundo enseñando que D-os es infinitamente benevolente, misericordioso y la fuente de todas las bendiciones.  D-os no practica benevolencia como respuesta al comportamiento humano, hace el bien simplemente porque es bueno.  El mundo está basado en pura benevolencia. (Salmos 83;3).

Claro, existe la otra cara de esta enseñanza.  Abraham dijo que la esencia de este bien que D-os da sin razón alguna es el hecho de que Él nos da una oportunidad.  D-os le da al hombre la oportunidad de obtener el bien verdadero al perfeccionarse espiritualmente por medio de sus esfuerzos y así llegar a elevarse hasta tal punto que se gana el derecho de estar conectado con D-os.

Cuando un internaliza el mensaje completo que Abraham le dio al mundo, se da cuenta de que la increíble bondad de D-os nos pone ante un desafío: Tomar ventaja de la oportunidad que nos provee la infinita bondad de D-os para ganarnos la recompensa por medio de nuestros logros.  El mundo pudo haber sido fundado con pura benevolencia pero estaba planeado para acabar en pura justicia.

Ishamel internalizó solamente la primera mitad del mensaje de Abraham.  Estaba más que listo para recibir la infinita bondad de D-os, pero no estaba preparado para tomar el desafío que la acompaña.

Desde el punto de vista de Ishmael, el hombre habita un mundo en donde D-os provee todo sin la expectativa de recibir nada.  En un mundo así donde D-os da todo por pura benevolencia inclusive cuando no sea ganada, la relación entre el trabajo y la posesión simplemente se rompe.  Cuando se le da a los seres humanos todo lo que tienen por pura benevolencia, el robo no es visto como un gran mal moral.  Después de todo, ya que nadie se tiene que ganar nada, nadie se merece nada. La necesidad, y no el derecho, se convierte en el estándar moral central.  Los ladrones generalmente necesitan más que sus víctimas.  Su necesidad le provee ese "derecho moral para robar".

LA META ARABE

En todas las guerras que Israel ha tenido con Ishmael desde el re-establecimiento del estado Judío, el miedo a perder nunca ha sido una fuente de ansiedad para el lado Arabe.  Los árabes nunca podrán ser seriamente derrotados ya que siempre tendrán la protección de la comunidad internacional, pues cuando los árabes comenzarían a perder mucho en el campo de batalla, la comunidad Internacional les ayudaría y pedirían un cese de fuego.

La guerra para las naciones árabes siempre ha sido una posición de ganar-ganar.  Si ganan - bien, y si pierden - igual pudieron debilitar la determinación y compromiso de Israel a quedarse con el territorio al infligir muertes sin un peligro grande para ellos.  Desde el punto de vista árabe, probablemente el objetivo más grande en estas guerras fue hacerle ver al pueblo Judío que atarse a Israel siempre involucrará el precio alto del derramamiento de sangre Judía.

Los árabes que están involucrados en el terrorismo lo hacen con impunidad por la misma razón.  Después de todo, nunca hay un miedo de una represalia masiva.  Entienden muy bien que los Judíos no salen deliberadamente a matar gente inocente.  Pueden seguir probando la resolución Judía indefinidamente al derramar sangre Judía, sin miedo a una amenaza de represalias contra su población civil.

La habilidad de dañar a otros sin la necesidad de considerar las consecuencias lógicas de los actos es la esencia del robo.

Cada ladrón aplica un standard de comportamiento hacia otros que nunca dejaría que se lo apliquen a él.  Pero cree que no será atrapado.  Por lo tanto el carácter del ladrón está basado en dos axiomas:

  • Tiene el derecho moral de infligir daño por su necesidad, y

  • Es lo suficientemente inteligente como para escaparse de la retribución.

La política árabe hacia Israel está basada en los mismos dos axiomas.  Necesitan la tierra y sienten que moralmente están justificados para realizar cualquier daño.  Nunca van a tener que enfrentar las consecuencias de infligir daño.

Esta es al bendición que heredaron los árabes de Ishmael.  Ellos tienen éxito sin la necesidad de aplicar esfuerzo; no toma mucho esfuerzo el meterte en guerras con poca preocupación de perderlas, o usar el terrorismo contra gente indefensa e inocente.  Por esta falta de esfuerzo o logro, cosechan la recompensa de la aprobación del mundo inclusive que están involucrados en comportamientos que son aborrecidos por todo el mundo.  Otra gente que quisiera utilizar estas tácticas no llegaría a ningún lado.  Los descendientes de Ishmael toman el sol.

Inclusive la importancia estratégica para el mundo surge del petróleo que está bajo su tierra - no hay nada que producen mediante el sudor de su frente o la genialidad de sus ideas.  En resumen, el éxito de los descendientes de Ishmael no se debe a ningún tipo de logro por parte de ellos.  Ellos realmente viven en un mundo de pura benevolencia.

LA PRUEBA EXISTENCIAL

Pero ¿cuál es la prueba existencial de los Judíos que provee esta situación, este exilio?

El primer comentario de Rashi en Génesis provee la clave para la respuesta:

Rabi Yitzjak dijo: “Si la Torá es un libro de leyes debió haber comenzado con "este mes será para ti el primero de los meses" (Exodo 12;2), ya que ese es el primer mandamiento que se les da a los Judíos como pueblo.  Entonces, ¿por qué comenzó con la narrativa de la creación?  Para establecer la soberanía de D-os sobre la tierra.  Él declaró a su pueblo el poder de Su trabajo para poder darles la herencia de las naciones. (Salmos 111;6).  Si las naciones acusan a Israel de vandalismo por apoderarse de las tierras de las siete naciones Cananitas, Israel les dirá:  “El universo entero pertenece a D-os.  Él lo creó y se lo dio a quien era adecuado a Sus ojos.  Fue Su deseo dárselo a ellos y fue Su deseo quitárselo y entregarlo a nosotros”.

Es algo por demás asombroso la profecía de Rashi.  Escribiendo en el período más obscuro de la Edad Media, donde la idea de una soberanía Judía sobre el Estado de Israel era un sueño imposible, vio el dilema ardiente del pueblo Judío en el siglo veintiuno.

Y ese es precisamente nuestro problema.  El hecho de que el mundo nos toma como intrusos en nuestro propio país es algo esperado, habiendo visto la manera en como hemos sido tratados por las naciones a través de la historia.

El fenómeno shokeante de nuestra era es que una gran parte del pueblo Judío esta de acuerdo con esta visión.

DERECHO DE SER

El problema existencial que enfrentamos es precisamente éste.  ¿Tenemos derecho de estar aquí en Israel, o somos ladrones que hemos robado la tierra de alguien más y justificamos nuestro robo en base a nuestra necesidad?

Si tenemos tal derecho y es nuestra tierra, entonces debemos de resolver nuestro problema.  Tenemos una suficiente fuerza militar y económica para suprimir a la oposición Palestina sobre nuestra presencia aquí.  Lo que no tenemos es la creencia interna en la justicia de nuestra causa.

Muchos de nosotros hemos comprado el mensaje árabe de que les hemos robado su tierra y realmente no tenemos derecho de estar aquí.  Careciendo de la razón de tener el derecho, estamos muy listos a dar grandes partes de nuestro pequeño territorio por nada a cambio.  Así como no nos sentimos cómodos sobre la posesión de nuestra tierra nuestra postura es muy defensiva.  Sólo cuando se trata del rescate de vidas Judías es cuando requerimos de la aplicación de fuerza e inclusive en cantidades limitadas.  La incertidumbre del derecho moral de estar en nuestra propia tierra es la verdadera fuente de angustia y es el punto focal de este exilio en particular.

La prueba existencial del exilio que estamos viviendo está dirigida a todo el  pueblo Judío.  Para enfrentar exitosamente esta prueba debemos tener la información a nuestra disposición que demuestre nuestro derecho de estar aquí. ¿Qué información existe que pueda ayudarnos a saber que el pueblo Judío no le robó la tierra de Israel a los árabes?

No hay duda de que Israel fue la tierra natal en el tiempo de la destrucción del Segundo Templo.  No hay duda de que fuimos sacados de ahí a la fuerza.  Josefo Flavio y otros historiadores Romanos y Griegos, cuyas escrituras forman la base de todo lo que sabemos sobre el mundo antiguo testifican la verdad de estos hechos.  Los usurpadores que se asentaron aquí lo hicieron bajo su propio riesgo.  Siempre dijimos que volveríamos.  No somos ladrones.

Pero nuestro derecho a estar en Israel no está basado solamente en factores locales.  Veamos la imagen más amplia presentada por la historia Judía en este contexto.

Por dos mil años hemos vagado por el mundo y ninguna nación estaba dispuesta a darnos más que un hogar temporal.  Estuvimos repetidamente expulsados de casi todos los países “civilizados” en donde estuvimos.  Fuimos torturados, oprimidos y perseguidos.  Cuando el mundo parecía finalmente cambiar en 1848 - cuando obtuvimos emancipación - esta libertad también probó ser muy corta.

En menos de cien años fuimos aniquilados una vez más.  Aquellos que pudieron escapar de las mandíbulas de los asesinos fueron negados la entrada a todas las naciones “civilizadas del mundo”.  Nadie quería enfrentarse a la inundación de refugiados Judíos en grandes números.

¿SIN DERECHO A LA VIDA?

Por lo tanto, si no tenemos derecho a vivir en Israel, entonces los Judíos no tenemos derecho a vivir en ningún lado como Judíos.  La historia ampliamente demuestra que no tenemos donde ir.

Nuestro derecho a Israel es equivalente a nuestro derecho a sobrevivir.  La ocupación de nuestra propia tierra no puede ser llamada robo por cualquiera que apoye el derecho Judío de existir como un grupo de gente separado y distinto. Sí, a pesar de este conocimiento, muchos Judíos aún dudan de su derecho a Israel.  Eso significa que tienen en duda su derecho a una existencia como un grupo distinto.  La única opción a un país Judío es desaparecer como Judíos totalmente en la licuadora de las demás naciones,.

Esta es la esencia de la prueba existencial que enfrentamos.  Debemos luchar por el derecho de sobrevivir como Judíos.  Para querer luchar, debemos desear sobrevivir.  Para desear sobrevivir debemos creer en nuestra unicidad hasta el punto tal de hacer el sacrificio personal necesario para sobrevivir.  Pero muchos de nosotros estamos tentados a decir que no vale el precio.

Para pasar exitosamente esta prueba debemos enfrentarla adecuadamente, sin falsas ilusiones.  Debemos saber que el poder en contra es Ishmael.  No es una persona que se sentará con nosotros a dialogar sobre la paz que obtendrá con su trabajo y ganarse su derecho a un país independiente.  Esta persona está esperando que Israel se le sea otorgado por la comunidad internacional en una charola de plata.

LA FUERZA DE ISHMAEL

Ishmael se enfrenta con la amenaza de lograr el cambio más increíble en la historia de la humanidad.  El ladrón está tratando de persuadir a su víctima de que está moralmente mal por no darle voluntariamente los fondos que le quiere robar.  Ha logrado hacer sentir a un número considerable de Judíos que es un acto de robo arraigarse a aquello que realmente les pertenece a ellos.

La fuerza de Ishamel parte de su habilidad de pensar bien sobre si mismo en la cara de la escasez de sus logros.  Se lo merece, y D-os y las naciones deben proveerles sus necesidades por pura benevolencia.  No hay debilidad donde la duda interna no existe.

Cuando Ishmael ve cercanamente a los Judíos se encuentra viendo a una nación que está insegura de su derecho a existir.  Ve a través de la fachada de la gran fuerza militar Israelí y la genialidad de su tecnología.  Los logros sólo le dan fuerza a la gente que tiene orgullo de lo que son.  No son sustitutos de un sentido de ser.

Ishmael no está impresionado de los logros Judíos.  Sólo la confianza propia les sorprende.  La única forma de ganarle es estando orgullosos de lo que somos y asegurando nuestro principio básico a resistir el robo y proteger nuestra propiedad ganada por nuestro trabajo.  Nosotros, el pueblo judío, no debemos disculparnos con nadie.   

Untitled Document
Artículos Relacionados
   




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal