Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


Reflexionemos por favor
Por. Rav Salomón Michan



Pobre de aquel que tiene ojos sólo para ver

Helen Keller (1880 – 1968) fue una escritora norteamericana que, por desgracia, sufrió de sordera y ceguera.

En una ocasión pidió a unos alumnos suyos que fueran al campo y regresaran a contarle qué habían visto. Todos le dijeron lo mismo: “Vimos árboles, el pasto, una que otra flor…, nada particular”.

Ella respondió: “¡Qué lástima que tengan ojos y no sepan apreciar! Yo no puedo ver, pero siento todos los tipos de flores. Yo siento cuántos colores hay en las frutas. Yo siento qué preciosos son los árboles…”.

En otra ocasión dijo: “No ver es una desgracia muy grande. Pero hay algo peor: tener vista y no saber ver”.

Si veríamos todos los favores que Dios ha hecho con nosotros, viviríamos felices y alegres !
Comencemos a apreciar la vida, ya que ésta se va rápido y no regresa !


¿Quién es el que manda el golpe?
 
Analicemos un caso que a cada uno de nosotros nos ha ocurrido en nuestra vida.

Imaginemos que estamos en una fiesta y de repente alguien nos da un golpe en la espalda. La reacción normal de cualquier persona es enojarse y molestarse. Pero, ¿qué pasaría si ese alguien es un gran amigo al que no hemos visto desde hace muchos años y vino a saludarnos? ¿Y si ese alguien es nuestro padre, que quiere darnos un abrazo por el gusto que tiene al vernos?
 
Seguramente nuestra reacción no sería de enojo, sino al contrario; ese golpe nos daría gusto, pues sabemos de quién viene y por qué vino.
 
Igual funcionan los golpes de la vida (problemas económicos, sociales, etc.). Si llegamos a entender que ésos son mandados por Dios (nuestro Padre y mejor amigo), seguramente nuestra reacción sería diferente y por ningún motivo nos enojaríamos, pues entenderíamos que esos golpes son para nuestro bien…


Somos millonarios y no lo sabemos!!!

Cada uno de nosotros somos millonarios y no lo sabemos.

Todos sabemos que mucha gente ha pagado miles de decenas de dólares por operaciones para salvar uno de sus ojos, una pierna, una mano, un riñón, etcétera.

Cada día Dios nos presta millones de dólares invertidos en nuestro cuerpo (por el que realmente pagaríamos si no lo tuviéramos), pero no nos damos cuenta de eso porque vivimos con él todos los días.

Dios cada día vuelve a prestarnos ese cuerpo tan perfecto que tenemos y cada día debemos agradecerle por ello.

Una de las maneras de agradecer por nuestro cuerpo es preguntarnos: ¿qué pasaría si no lo tuviéramos…?

¡Vivamos agradecidos!
 

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal