Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


Recibiendo y dando el amor que necesitas
Por. Rebetzin Tziporah Heller




Amor: Lo queremos más que nada en este mundo. Desde nuestra infancia,
nuestra búsqueda por seguridad es cubierta por el calor del contacto de
piel a piel… nuestra búsqueda por conexión y unión no acaba hasta el día
en que fallecemos - e incluso el momento que fallecemos es endulzado por
la presencia de aquellos cercanos a nosotros.

Buscamos el amor por todas partes. Pasamos nuestras vidas comunicando su
valor a través de medios de expresión humanos. Tenemos miedo de su poder
y comúnmente escogemos no amar en lugar de ser vulnerables al dolor de
la frustración o peor a veces… al rechazo.

Todavía recuerdo el deseo y el miedo que se activaba en el día de S.
Valentín: "¿A quién le daré mi Valentín? ¿Lo querrá? ¿Me mandarán algo a
mí?".

Mientras vamos creciendo las palabras que carecemos de niños entran en
nuestro diálogo interno. "¿Acaso alguien me amará realmente? ¿Puedo
confiar en mi mismo lo suficiente como para amar a alguien
sinceramente?".

Nuestra sociedad nos ha enseñado mal. Nuestra visión es arruinada por
palabras que esconden engaño. Nos convertimos en víctimas
constantemente. Queremos ser amados y dar amor, pero no sabemos cómo
hacerlo sin destruir en el proceso lo que más queremos.

Examinemos la fuente de nuestra ambigüedad hacia el amor -- desde la
fuente de la vida misma.

LA FUENTE DE LA AMBIGÜEDAD

La Torá nos dice que Adam, el primer hombre, fue creado a imagen y
semejanza de D'os. Adam pudo haberse visto como alguien completo y sin
tener la necesidad de buscar conexión o un significado. Pero el texto
continua y dice que "no era bueno para Adam estar solo". Después
aprendemos sobre la separación de Adam en dos entidades - el Hombre
(Ish) y la Mujer (Isha).

Lo que Adam carecía como individuo era la oportunidad de dar y recibir
de una manera significativa. Después de la división, Adam es descrito
por el Talmud como la persona que perdió algo y no puede dejar de
buscarlo.

Pero la Torá no está dispuesta a permitir que la búsqueda se desintegre
en una búsqueda que tiene sólo una meta -- sólo ser amado. Debe haber
una meta adicional que impida que esto sea una fiesta caníbal - cosa que
a veces ocurre.

Entonces, la Torá instruye: "Y el hombre dejará a su padre y a su madre
y se unirá a su esposa".

Puesto que el primer ser humano no tenía padres, esta directiva es
extraña. ¿A quién debía dejar? Nuestros Sabios dicen que debía dejar la
relación padre - hijo que tenía.

La relación normal entre padres e hijos es que los padres dan y los
hijos reciben. El amor que crece entre ellos es sorprendentemente
desequilibrado. Los padres aman a sus hijos mucho más de lo que los
hijos aman a sus padres. Hay un fallo inherente en la relación que causa
esta falta de equilibrio. El amor nunca es el resultado de "tomar". Es
el resultado de "dar". Cuánto más damos más amamos. Cuánto más amamos
más somos amados.

UNA RELACION SIGNIFICATIVA

Para que la relación entre un hombre y una mujer funcione, primero debe
ser definida como algo significativo. Cuando alguno de los integrantes
añora ser el "bebé mimado" del otro, la relación fracasa.

La única respuesta a esto es un matrimonio en el cual ambas partes estén
dispuestas a sentirse lo suficientemente vulnerables como para
permitirse expresar amor al darse libremente.

Este ideal es difícil de vivir en una sociedad donde Judy Seifer Ph.D. -
la presidenta de la Asociación Americana de Educadores y Terapeutas de
Sexo, les advierte a las mujeres: "Dejen sus expectativas de lado. Tomen
conciencia de que este maravilloso hombre tuvo una vida muy ocupada
antes de conocerlas... ustedes sólo son una parte de ella… enséñenle que
ustedes son una persona independiente".

¿Qué es lo que ella está diciendo? No cuenten con nadie. Tengan
expectativas bajas. No se humillen a si mismas amando a otro que no sean
ustedes.

Nos ponemos una armadura y nos protegemos de aquello que es lo que
queremos más. No cometamos errores: La Torá reconoce que somos seres
imperfectos viviendo en un mundo imperfecto. Es por eso que mientras nos
dice amar, también nos indica cómo preservar nuestra integridad
emocional. Somos frágiles. Somos quebrados fácilmente con egoísmo y
rechazo.

Entonces, ¿cómo la Torá nos da el equilibrio que necesitamos?

LA RESPUESTA DE LA TORA

Cuando un hombre conoce a una mujer con la cual quiere entablar una
relación, debe darse cuenta de que él está encontrando aquello que ha
perdido, aquello que ha estado buscando todo el tiempo. Pero al mismo
tiempo él no puede pensar que esta búsqueda es como salir a "cazar".
Cada mujer debe ser tratada como una persona. Sólo bajo esta base la
relación puede llegar a ser genuina y él se hará uno con ella.

Para que esto funcione, las mujeres también deben tomar una decisión.
Deben decidir rechazar la noción social de que pueden ser amadas
honestamente, mientras que al mismo tiempo son la "presa" de una "caza".

Las mujeres, al igual que los hombres, deben ser recatadas. Deben tomar
la decisión de proyectarse a si mismas como verdaderos seres humanos… si
es que quieren ser vistas como tal.

El recato no es una obsesión. Es ser lo más humano posible.

Wndy Shalit escribió en la obra "El Regreso al Recato" (Free Press/
Simon & Schuster 1999):

"Esto se ha convertido en nuestra "Gran Montaña Rocosa" - el problema
del compromiso y el problema de la obsesión. Estos dos problemas han
resurgido juntos por una razón. Una sociedad que ve a su recato u
"obsesión" como un problema, es necesariamente una sociedad que no
logrará un compromiso".

El tiempo ha llegado para una nueva orden en el mundo del amor. Debemos
darnos cuenta de que nuestra vulnerabilidad es el punto que nos ayudará
a romper las barreras que nos separan los unos de los otros.

Debemos abrir nuestra vulnerabilidad, pues sólo entonces podremos vivir
y amar sin miedo.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+1=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal