Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Para reflexionar


La mitzvá de vivir en Eretz Israel
Por. Rav Moshe Wolfson



Hay ciertas mitzvot que nuestros sabios equiparan a toda la Torá. Esto se debe a que estos mitzvot son mitzvot kelaliot - mitzvot que lo abarcan todo. Entre estas poderosas mitzvot está el de vivir en Eretz Israel. Una persona que vive en Eretz Israel - la Tierra de Israel, no lo hace con su ojo izquierdo o su pie derecho, o a las dos de la tarde ni a las nueve de la mañana; Todo el cuerpo físico de un judío participa en esta mitzvá de vivir en Eretz Israel y lo hace en todo momento.

Además, vivir en Eretz Israel influye en todos los aspectos de la observancia de la mitzvá, elevando y santificando todo estudio de la Torá, la oración, los actos de jesed, etc. Incluso la netilat yadayim - el simple acto de lavarse las manos al despertar, es completamente diferente cuando se realiza en Eretz Israel; es infinitamente más alto que cuando se hace en chutz la’Aretz - fuera de ella.

Vivir en Eretz Israel se equipara al cumplimiento de toda la Torá porque abarca a toda la persona, elevando y purificando su alma y su cuerpo.

La tierra celestial de Eretz Israel

Al final de los cuarenta años de estancia de Bnei Israel en el desierto, Moshe Rabbeinu, de pie en la tierra de Ever HaYarden, le suplicó a Hashem que le permitiera cruzar el Yarden: "Oh Hashem, has comenzado a mostrarle a tu siervo tu grandeza y tu mano poderosa porque tú eres Dios, tu morada está en los cielos de arriba y tu gobierno está en la tierra ... "

Sobre la base de estos pesukim, la Gemara enseña que antes de hacer una solicitud a Hashem, una persona debe mencionar primero las alabanzas de Hashem. El Jatam Sofer ofrece una visión alucinante: Moshe Rabbeinu había estado orando a Hashem durante toda una vida, sin embargo, nunca sintió la necesidad de alabar a Hashem antes de comenzar su oración. Fue solo después de que Moshe había “entrado” en Eretz Israel, aunque solo en el territorio menos santificado al este del Jordán, que obtuvo una nueva conciencia del alcance de la grandeza de Hashem, una conciencia que le imposibilitó acercarse a Hashem de una manera heimishe (una forma amistosa como sintiéndose en casa). Este concepto es aún más sorprendente cuando consideramos que Moshe ya había pasado tres períodos de cuarenta días en el cielo con Hashem mientras la nación se encontraba al pie del monte Sinaí. Sin embargo, a pesar de haber visto la gloria de Hashem en el cielo, no sintió la necesidad de presentar sus súplicas con elogios. Fue solo al entrar en Eretz Israel que sintió la necesidad de hacerlo.

¡Esto, declara el Jatam Sofer, nos enseña que el terreno de Eretz Israel tiene más santidad y está en un plano espiritual más alto que los cielos sobre Jutz la’Aretz! Por lo tanto, una persona parada en el suelo de Eretz Israel puede tener una comprensión más profunda de la Divinidad que una persona parada en los cielos sobre jutz la’Aretz. Lo que nos lleva a maravillarnos ante la extensión de kedushah - santidad- que llena los cielos sobre Eretz Israel ...




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en espańol
Copyright © 1995-2020 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]