Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Vida judía


Hay un Dueño y Patrón en el mundo
Por. Editores de judaismohoy



Mi querido amigo, todos los eventos que están sucediendo en el mundo son parte de los jevley Mashiaj la preparación para la redención y la aparición del Mesías.

En el Talmud en el tratado del Sanedrín, en el Zohar y en las palabras de los Kabalista, esta escrito que estos son signos claros de la víspera  de la redención, a pesar de que no sabemos cuándo y cómo va avenir. Cuando ves acontecimientos que están por encima de la naturaleza, que están mas allá del alcance de la mano humana y son eventos inexplicables, tanto por el lado judío, como del lado científico y médico, ¡esto es una señal!, un golpe inconfundible como este, es uno de los signos vitales del Mesías.

Todo el mundo se ha detenido, las empresas están cerradas, las grandes fábricas están deshabilitadas, la economía está colapsando, casi todos los aviones están en tierra y la líneas aéreas quebrando; millones de personas quedaron sin medios de subsistencia, las calles de las ciudades están desiertas, no podemos ver rostros, todo es impersonal, desconocido, ¡todo está enmascarado!.

Por otro lado, los mejores médicos y científicos están haciendo un trabajo sagrado para salvar a los indefensos ante un virus extraño y desconocido no Identificado.

Y que sepan que es un virus sofisticado, porque tiene sus cuernos, son como alfileres y agujas, y están destinados a penetrar el cuerpo afectado por la plaga, y al entrar, reconoce las vena, entra en el aparato respiratorio y se transforma en colonias, allí chupa su sangre viviendo y reproduciéndose a  costa de la víctima, este virus es desconocido en toda la historia  médica.

No hay duda que esta es una alerta de “arriba”, hay un Dueño y Patrón en el mundo, él nos envía señales para que nos despertemos y podamos corregir nuestras acciones.

Suplicamos que El tenga misericordia de su pueblo y de su herencia, sane a nuestros enfermos, que HaShem Diga basta a nuestros problemas, y pare esta epidemia corrupta, que retire la espada y el hambre de sobre su pueblo Israel y de todo el mundo. Les escribo llorando y suplicando por nosotros al Creador misericordioso. (Compilado de una clase del Rav Ben Zion Mutzafi)

El Jafetz Jaim contó una vez la siguiente parábola:

Un día Moshé se encontró en la calle con su viejo amigo Iaacov, quien tenía una triste expresión en su cara.

"¿Qué te ha pasado?" - preguntó Moshé a Iaacov.

"Ya hace varias semanas que no tengo trabajo" - se quejó Iaacov - "y ya no me quedan muchos ahorros".

"Sabes qué, Iaacov" - dijo Moshé - "ven conmigo y trabaja para mí. Yo te pagaré muy bien".

"Muchas gracias, Moshé! A mí me encantaría hacerlo, pero dime, ¿es un trabajo permanente o temporario?".

Moshé respondió: "Perdóname, pero es solamente temporario, por algunos meses".

"Si ese es el caso" - dijo Iaacov - "yo no puedo aceptar el trabajo que me estás ofreciendo. El asunto es que mi jefe me despidió sólo por algunas semanas. Si yo tomo tu trabajo, me tomará algunos meses terminarlo y cuando quiera volver a mi trabajo anterior, mi antiguo jefe no me tomará nuevamente. Él me dirá que puesto que yo no estuve disponible cuando él me necesitaba, él ya no me necesita. Es por eso que no me vale la pena perder mi trabajo permanente por uno temporario, y prefiero sufrir un poco antes que perder mi trabajo permanente".

El Jafetz Jaim comparó esto a lo que nos pasa a nosotros en nuestras vidas. Frecuentemente sufrimos a causa de nuestros pecados, y podemos tener problemas financieros o de salud o cualquier otro inconveniente. Entonces, el yetzer harrá (impulso del mal) intenta convencernos de que por cuanto que estamos sufriendo, HaShem ya no quiere una relación de cercanía con nosotros, pero es al reves. Nosotros debemos recordar que el sufrimiento es sólo temporario, ponernos fuertes, trabajar en nuestra emuna, nuestra fe, y nuestros pecados serán perdonados.
En estos días debemos fortalecernos, la incertidumbre trata de tirarnos abajo, pero con la fuerza de la tefilá debemos incrementar nuestra conexión con Hashem.

En hebreo KORONA se escribe como KARU-NA que significa “llámenme por favor”, HaShem quiere nuestras plegarias, este es el mensaje para nuestros días, ¡Llámenme!, recemos con mas fuerza, pidámosle al Creador del mundo que tenga misericordia de nosotros y tambien quite esta pandemia del mundo.

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2020 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]