Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Cuentos en Familia


11- Jesed
Por. Editores de judaismohoy



11. Jesed

Rabí Naftalí Amsterdam, el Rab de Alcsot, relató que poco después de que se casó, su Rab, el Rab Israel de Salant, se acercó a él y le formuló la siguiente pregunta: "Reb Naftalí, dígame por favor, ¿se está ocupando de hacer jesed (actos de bondad)?".

Él respondió: "Mi querido Rab, yo no tengo dinero con el cual hacer jesed".

"Eso no es lo que quise preguntar", explicó el Rab Israel, "Yo quise preguntar si usted hace jesed dentro de su casa, con su esposa? Usted debe saber que no ha tomado a su esposa como una esclava para que ella lo sirva. Su esposa es como su propio cuerpo, y usted debe ayudarla".

La actitud del Rab Amsterdam respecto de hacer jesed con su esposa fue especialmente aparente cuando se casó por segunda vez. Él se volvió a casar a una edad avanzada, después de la muerte de su primer esposa. Poco después de que se casó, su nueva esposa se enfermó, y él tuvo que cuidarla. Era una imagen increíble ver al envejecido y débil Reb Naftalí sirviendo a su esposa. Él solia limpiar la casa, lavar y secar la vajilla, encender el hogar, y hacer todos los difíciles trabajos de una ama de casa. Él los hacía con amor y felicidad, pues había llegado a su vida una gran oportunidad de hacer jesed.

Una vez, un hombre le preguntó a su Rabino la siguiente pregunta: "¿Cómo es posible que una persona cumpla con lo que nuestros Sabios dijeron en el Talmud: 'una persona debe agradecer a D'os por lo malo de la misma manera que lo hace por lo bueno'(Berajot 33b)? ¿Cómo es que una persona que no tiene comida para él o para su familia, que no tiene ropa para vestir y que no tiene ningún lugar para vivir puede agradecer a D'os como lo hace un hombre rico, cuya casa está llena de todo, y que puede tener todo lo que desee?".

El Rabino le contestó: "Yo tampoco entiendo completamente las palabras de nuestros Sabios. Pero nosotros tenemos en nuestra ciudad un verdadero tzadik (justo), alguien que casi no tiene que comer, que duerme sobre un banco duro en la sinagoga local y que no tiene zapatos para vestir y su mujer e hijos reciben ayuda de la comunidad; sin embargo, él sirve a D'os con felicidad. Él bendice a D'os cada día, y siempre está agradecido y lleno de alabanzas hacia Él. Yo creo que esa es la persona que le podrá decir cómo uno puede agradecer a D'os por lo malo así como lo hace por lo bueno".

El hombre escuchó el consejo del Rabino y fue a buscar a este tzadik para pedirle que le explique las palabras de los Sabios. Para su sorpresa, el tzadik le respondió: "Usted sabe, yo tampoco entiendo completamente las palabras de nuestros Sabios. Yo no soy el indicado para contestar su pregunta, pues a mi me parece que nunca tuve un mal día en toda mi vida; no me falta nada y D'os ha sido bueno conmigo siempre!".




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal