Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Desde Elul Hasta Yom Kipur


Las Leyes del Shofar
Por. Rav Iehuda Levi




Las Leyes del Shofar

La Torá nos ordenó tocar el shofar en el día de Rosh Hashaná.  El shofar es un cuerno que ha sido ahuecado para permitir que salgan los sonidos.

En principio, se debe tratar de conseguir un shofar que provenga de un carnero (macho de la oveja) en recuerdo del mérito de la atadura de Itzjak, ya que en aquella oportunidad, Abraham Avinu sacrificó a un carnero cuando D'os finalmente le prohibió sacrificar a su hijo Itzjak.  También  es preferible que el shofar no sea recto sino curvo, para recordarnos que debemos ser sumisos doblegando nuestros corazones ante D'os, y sin enaltecernos delante de Él.

 

¿Cuántos Sonidos Debemos Escuchar?

La mitzvá de escuchar el shofar en el día de Rosh Hashaná consiste en escuchar nueve sonidos de shofar.  Esto lo aprendimos de la misma Torá, pues la palabra "teruá" - que es uno de los sonidos del shofar - está recordada en tres oportunidades en la Torá (Vaikrá 23, Vaikrá 25 y Bamidvar 29), y cada teruá (que es un sonido compuesto) debe estar acompañado de un sonido simple que le precede y otro que le sigue, llamados "tekiá".  Es decir que los sonidos (9 en total) quedan de la siguiente manera:

Tekiá, teruá, tekiá.

Tekiá, teruá, tekiá.

Tekiá, teruá, tekiá.

Sin embargo, con el correr del tiempo, las personas se fueron olvidando cuál es el sonido original de la teruá, y encontramos que ya en la época del Talmud habían tres posibilidades en lo que respecta al sonido original de la teruá:

  1. La teruá original es un sonido alargado como de un suspiro que se repite tres veces: tuú-tuú-tuú.  Este sonido es llamado hoy en día: "shebarim".
  2. La teruá original es un sonido corto y entrecortado como de alguien que llora que se repite nueve veces: tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu. Este sonido hoy en día es llamado "teruá".  
  3. La teruá original es el sonido compuesto por estos dos sonidos en conjunto, primero el del suspiro y luego el del llanto: tuú-tuú-tuú-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu. Este sonido hoy en día es llamado "shebarim-teruá".   

Es por eso que, por cuanto que hoy en día no sabemos cómo era el sonido original de la teruá al cual la Torá se refirió, debemos tomar a estas tres opciones como posibles para estar seguros de que cumplimos con la mitzvá de la Torá de escuchar los nueve sonidos del shofar, y debemos tocar tres veces: Tekiá, shebarim, tekiá (por si la teruá original es como el shebarim); asimismo deberemos tocar tres veces: Tekiá, teruá, tekiá (por si la teruá original es como lo que hoy en día llamamos teruá); y también debemos tocar tres veces: Tekiá, shebarim-teruá, tekiá (por si la teruá original es como el shebarim-teruá).

En resumen: hoy en día, después de que es recitada la bendición por el shofar y la bendición shehejeianu, nosotros no tocamos solamente 9 sonidos de shofar sino 30 sonidos en total, de la siguiente manera:  

Tekiá, shebarim-teruá, tekiá (4 sonidos).

Tekiá, shebarim-teruá, tekiá (4 sonidos).

Tekiá, shebarim-teruá, tekiá (4 sonidos).

Y luego:

Tekiá, shebarim, tekiá (3 sonidos).

Tekiá, shebarim, tekiá (3 sonidos).

Tekiá, shebarim, tekiá (3 sonidos).

Y por último:

Tekiá, teruá, tekiá (3 sonidos).

Tekiá, teruá, tekiá (3 sonidos).

Tekiá, teruá, tekiá (3 sonidos).

 

Las Tekiot de Sentado y de Parado

Como en cualquier día de shabat y fiesta, en Rosh Hashaná debemos rezar el rezo de shajarit (de la mañana), leer la Torá, y luego rezar el rezo agregado llamado tefilat Musaf.

Los Sabios dispusieron que el shofar sea tocado después de la lectura de la Torá, antes del rezo de Musaf.  Estos 30 sonidos son llamados las "tekiot mioshev", es decir los sonidos que son tocados mientras las personas pueden estar sentadas, cuando todavía no se han levantado para rezar el musaf.  De hecho, la costumbre de las comunidades sefaraditas es escuchar estos 30 sonidos estando sentados, sin embargo, entre los judíos ashkenazitas la costumbre es hacerlo mientras están de pié.

Además, los Sabios también ordenaron que el shofar debe ser tocado nuevamente mientras toda la congregación está de pié rezando la amidá de musaf, siguiendo el orden de las tres bendiciones intermedias de la amidá de musaf de Rosh Hashaná llamadas: "maljuiot, zijronot y shofarot" (véase en nuestra sección "Rezos y Plegarias").  A estos segundos 30 sonidos se los llama las "tekiot meomed", es decir los sonidos que son tocados mientras la congregación está de pié rezando la amidá del musaf.

Respecto de estas segundas tekiot llamadas "tekiot meomed" existen distintas costumbres entre las comunidades: algunas tocan el shofar (30 sonidos) durante el rezo personal en voz baja y también durante la repetición de la amidá que recita el jazán (otros 30 sonidos más), mientras que otras lo hacen sólo durante la repetición de la amidá.

De todas formas, la costumbre general de todo el pueblo de Israel en el día de Rosh Hashaná es escuchar en total 100 sonidos de shofar (y hay quienes tocan 101 sonidos).  Para llegar a este número de sonidos, después de finalizar la repetición del jazán del rezo de musaf, se agrega la cantidad de sonidos que sea necesario.

 

Cumpliendo Correctamente la Mitzvá

Los dirigentes de las sinagogas deben poner mucho cuidado en la elección de la persona que tocará el shofar, pues realmente su función es tanto o más importante que la del jazán, y así como se gasta mucho dinero en la contratación de un buen jazán, también se debe contratar a un buen "báal tokea" (quien toca el shofar).  Se deberá elegir a alguien que haya estudiado bien todas las leyes de los sonidos del shofar, ya que no sólo es importante si éste suena bien o mal, sino también que cada sonido tenga la duración correcta, como está detalladamente explicado en los libros de halajá.  Asimismo, quien toque el shofar deberá conocer las leyes relativas a la cashrut del shofar, es decir que deberá saber cuándo un shofar es casher (apto) para ser tocado en público y cumplir con la obligación, y cuándo no lo es.

Por el lado de quienes escuchamos el shofar, a pesar del sentimiento y la emoción que nos invade al escuchar los sonidos del shofar, debemos tratar de concentrarnos y prestar mucha atención al toque del shofar, para cumplir correctamente con esta preciada mitzvá.

La gente debe mantenerse en absoluto silencio desde que el báal tokéa recita la bendición del shofar hasta la finalización del servicio, para que de esa manera puedan cumplir esta mitzvá de la manera correcta y sin hacer interrupciones en el medio.

Por cuanto que esta mitzvá es un precepto positivo (para hacer) que tiene un tiempo específico para ser cumplido (durante el día y no durante la noche), las mujeres están completamente exentas de la obligación de escuchar los sonidos del shofar, aunque si desean hacerlo, por supuesto que tienen permitido hacerlo, y es bueno que lo hagan - con la condición de que no traigan a su hijos pequeños a la sinagoga si ellos molestarán a quienes sí están obligados a escuchar el shofar.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal