Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Sucot


Agradeciendo Por lo Que Tenemos
Por. Rabinos de Judaismo Hoy




Agradeciendo Por lo Que Tenemos

La fiesta de Sucot tiene relación con la finalización de la recolección de toda la producción del campo, es decir, con el momento en el que se la almacenaba. En los días de la fiesta de Sucot debemos pensar en toda la benevolencia que tuvo y tiene nuestro Creador con nosotros todo el tiempo y en toda situación.

Desde el Sucot pasado hemos disfrutado de Su bendición en el campo de lo económico, pues a pesar de que tal vez no nos fue tan bien como esperábamos, realmente hemos tenido la parnasá (sustento) necesaria para alimentarnos obteniendo todas las necesidades vitales.

Al referirnos a las necesidades vitales nos referimos a los alimentos básicos que nos permiten seguir con vida. Es verdad. Tal vez hubiéramos preferido comer productos más caros, más deliciosos o de mayor calidad. Tal vez queríamos irnos de vacaciones a algún lado y no pudimos. Tal vez deseábamos cambiar el auto. De hecho, puede ser que ya nos habíamos acostumbrado a todas esas cosas y esa era nuestra forma de vida. Pero a pesar de que es muy difícil desprenderse de lo que teníamos, debemos reconocer que si ahora estamos leyendo este artículo es porque gracias a D'os seguimos con vida, y sabemos que hay muchas personas en el mundo que desgraciadamente murieron y mueren todo el tiempo porque realmente no tienen nada para comer.

Es por eso que en la fiesta de Sucot debemos empequeñecernos y salir del lugar más seguro que tenemos, es decir nuestro hogar, para vivir durante los días de la fiesta en una sucá (cabaña). De esta manera expresamos la idea de que toda nuestra seguridad está basada en Él, y no en nuestro poder económico o en nuestro esfuerzo para conseguir las cosas.

Realmente nosotros tenemos delante nuestro todo un escenario montado que nos induce a pensar que en el mundo no hay un D'os. Las cosas ocurren como si nadie las dirigiera desde arriba, y pareciera ser que todo depende de nosotros. ¿Pero por qué en momentos límite, incluso las personas más alejadas de D'os le piden directa o indirectamente a D'os que los ayude? La respuesta es que bien profundo en nuestra conciencia sabemos que nuestro poder es limitado y D'os es quien finalmente decide qué futuro tendrán nuestras vidas.

Cuando salimos de un lugar tan protegido de vientos, frío, calor y lluvias como lo es nuestro hogar para entrar a la sucá, experimentamos una sensación de inseguridad, nos sentimos indefensos y desprotegidos, y es en ese preciso momento que debemos recordar a D'os, pues Él es la verdadera fuente de nuestra tranquilidad en todos los aspectos de la vida, y por eso debemos agradecerle.

 

Iaacov Se Fue a Sucot

Además, podemos encontrar una interesante insinuación respecto de la fiesta de Sucot. Prestemos atención al hecho de que hace pocos días, en Iom Kipur, hemos sido juzgados y D'os perdonó todos nuestros pecados porque vio nuestro arrepentimiento. Se puede decir que cuando nosotros abandonamos nuestras casas y salimos a la sucá para vivir en ella a la intemperie durante algunos días, estamos mostrando de alguna manera, que hasta ahora nos escondimos en nuestras casas porque estábamos llenos de pecados y teníamos miedo de las consecuencias de los mismos, pero ahora que ya hemos sido perdonados, podemos salir de nuestras casas sin miedo alguno.

Y realmente esta idea también está insinuada en nuestra Sagrada Torá: A partir del capítulo 32 del libro de Bereshit (Génesis), la Torá nos cuenta acerca del regreso de nuestro patriarca Iaacov a la tierra de Israel. Iaacov se había escapado de la casa de sus padres y de su tierra, pues su hermano Esav lo quería matar por haber tomado sus bendiciones, y ahora el reencuentro con su hermano Esav, tenía lugar después de que Iaacov Avinu había vivido bastantes años con su tío Labán.

Después del reencuentro, Esav le pidió que fueran juntos hacia el mismo lugar, pero Iaacov le explicó que eso le era imposible, pues él tenía niños pequeños y también ganado que debía cuidar, y por eso él debería viajar lentamente. Entonces dice la Torá que Iaacov le pidió a su hermano Esav que se adelante. Pero luego dice la Torá: "Retornó en ese día Esav a su camino, hacia Seir. Mas Iaacov fue hacia Sucot…" (Bereshit -Génesis- 33:16-17). A pesar de que en sus palabras Iaacov Avinu le insinuó a su hermano Esav que él iría al mismo lugar que él, pero sin viajar juntos, inesperadamente vemos que Iaacov no siguió el camino de su hermano Esav, sino que se fue por otro rumbo.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal