Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Para reflexionar


La tribu mala en la isladel bien
Por. Rabino Aryeh Kaplan




Reflexiones sobre problemas molestos: ¿Por qué domina el mal en el mundo? El hombre es un robot o una criatura libre? Por qué D-os no surge a la vista de los seres humanos para que éstos mejoren sus actos?

Problema
Ud. domina una isla, en la que viven un número de tribus.
Estas tribus son, por naturaleza y cultura, agresivas y explotadoras. Como resultado, prevalece en la isla un gran sufrimiento, y por causa de las guerras, hay pobreza y corrupción.
.

Objetivo
Intentar mejorar la sociedad de la isla.
Enseñar a sus habitantes a vivir juntos en armonía, y reducir el sufrimiento a un mínimo, o anularlo por completo.
Crear una sociedad sana.

Medios a su disposición
A su disposición están todos los recursos y medios que la tecnología más moderna pueden ofrecerle.
Toda la isla se encuentra bajo su control, y Ud. puede ver lo que ocurre, en todo lugar y momento.
Puede emplear a su voluntad equipamiento tal como dispositivos para sembrar nubes, materiales explosivos, etc. Dentro de límites razonables puede tener el control del clima, de las inundaciones, volcanes, y terremotos. Tiene capacidad de causar fenómenos “naturales” a voluntad.


También puede implantar ideas, pensamientos, a través de sugestión, la que penetrará al subconsciente. Lo puede efectuar en poblaciones completas o en líderes seleccionados.
Ciertamente debe tener en cuenta las limitaciones de tal sugestión. Si lo que busca implantar se opone a la conformación básica de la población, lo rechazarán en forma absoluta y todo su esfuerzo sera en vano.
Otra posibilidad es una implantación de cualquier forma que aproveche la naturaleza negativa de estas personas.

Limitaciones
Está absolutamente prohibido que su presencia sea revelada a los nativos de la isla. Esta regla está por encima de toda otra consideración.


El shock cultural que se ocasionará en caso de que Ud. quede al descubierto hará colapsar la estructura cultural . Todo beneficio que se extraiga de su revelación no podrá compensar el gran agobio que se ocasionará como resultado.
Los nativos serán disminuídos a un estado de dependencia casi absoluto, del cual dudosamente podrán liberarse. Aún cuando lo consigan, la rebelión sería extrema al punto de anular todos valores positivos que quizás tuvieran en un principio.
Por consiguiente, está obligado a evitar quedar al descubierto, bajo toda condición y sin excepciones.
Exceptuando esta limitación Ud. tiene libertad de conducirse como le plazca, actuando humanitariamente o sin piedad.
En resumen, tiene la posibildad de “jugar" a ser D-os.

Qué hará
Preguntas
Muchos cuestionan que en nuestros días es muy difícil creer en D-os. Vivimos en una generación que vió la muerte cruel de los seis millones. Vimos niños mortalmente quemados en Vietnam, niños que mueren en Biafra, una nación aniquilada sistemáticamente en Bangladesh . Hacia donde nos volvamos vemos hambre, pobreza y desigualdad. A los buenos les va mal y la suerte a los malvados le es favorable.
Frente a una realidad cruel como ésta muchos preguntan: ¿por qué deja D-os que tales cosas ocurran? ¿Por qué no hace nada al respecto?
En cierta medida la respuesta es clara. La persona, no D-os, es la que trae la mayor parte del mal al mundo1. No es D-os el que hace guerras, sino el hombre. No es D-os el que oprime a los pobres, sino el hombre. No es D-os el que arroja bombas incendiarias, sino el hombre.
Sin embargo, vuelven y alegan que eso no es respuesta. La pregunta básica sigue en pie : ¿por qué produjo D-os la posibilidad del mal? ¿Por qué Él permite que el mal exista?
Para entender esto, debemos analizar profundamente el real propósito de la Creación.
Este obliga a crear una criatura que sea responsable por sus actos. Y de esta manera, obliga a que el hombre tenga la capacidad del libre albedrío.

Ni robots ni marionetas
Si D-os hubiera querido una raza de marionetas, hubiera creado marionetas. Si hubiera querido robots, hubiera creado robots. Pero no es lo que deseó D-os. Él quiso seres humanos, con libre albedrío, y por ende responsables por sus actos.
Sin embargo, debemos entender que desde el momento en que existe la libertad de querer )N.T.: anhelar), existe la posibilidad del mal . Cuando más profundicemos, más claro será .
De acuerdo a nuestro mejor entender, D-os creó el universo como acto de amor2. Fue este acto de amor tan enorme que el alma humana no puede abarcarlo y tomar una pequeña parte. D-os creó el mundo como recipiente que pudiera colmar de su amor 3.
Pero su amor es tan grande, que todo el bien que nos otorgue debe ser el más grande. Menos que esto, simplemente no es suficiente.


Pero, ¿cuál es la bien más grande? ¿Cuál es el bien absoluto que D-os puede ofrecer a su Creación?
La respuesta es por sí clara. El bien absoluto es D-os mismo. El mayor bien que D-os puede conferir es: Él mismo. No hay otro bien que no sea el logro de un grado de unión, de combinación, con D-os. Por este motivo D-os otorgó al hobre la posibilidad se asemejársele 4.


D-os dió, por lo tanto, al ser humano la libertad de querer.
Precisamente tal como D-os actúa como entidad independiente, así también el ser humano. " Exactamente como D-os actúa sin restricción previa, así también el ser humano. Exactamente tal como Él puede hacer el bien por elección así también el ser humano. Según el entender de muchos exégetas, este es el significado de que el hombre fue creado " a imagen de D-os "5.


Pero, tanto como el próposito no hace posible a la persona ser como un robot, tampoco le deja ser como un prisionero.

No es suficiente para el hombre la libertad de querer, también debe poseer la posibilidad de elegir. Un preso en la cárcel tiene la misma libertad de querer que todo hombre posee, pero no tiene la posibilidad de implementar esa libertad. Con el fin de que el hombre se parezca a su Creador, tanto como sea posible, debe vivir en un lugar que le de la posibilidad de elegir sus actos libremente. En la medida en que la persona se asemeje, con toda su capacidad, a D-os, igualmente podrá parecérseLe en la elección del bien.


Con el fin de que esta libertad de elección fuera veradera , D-os tenía que crear la posibilidad del mal 6. Si no fuera la aternativa al bien, no habría ninguna utilidad. Si empleamos la imagen talmúdica, sería como prender una lámpara al mediodía. La Cábala indica \ ( Zohar)8." Hay más preferencia por la sabiduría que por la estupidez. Si no fuera la tontería algo común en el mundo no entenderíamos el valor de la sabiduría".


Así como el propósito de D-os no hace posible que el hombre esté preso en su cuerpo, así no permite que esté preso en su alma. ¿Cómo se hubiera comportado el hombre si D-os se le hubiera revelado a cada paso? ¿Hubiera sido, en verdad, libre? Si le hubieran mostrado al ser humano constantemente que se encuentra en presencia de su Rey, ¿hubiera podido oponérsele? Si la presencia de D-os se le expusiera continuamente, la conciencia de esto lo tornaría prisionero.
Esta es una de las razones por las cuales D-os creó un mundo que opera de acuerdo a leyes naturales, le posibilita mantenerse oculto 9.


Así enseñaron nuestros Sabios, de bendita memoria, “(N.T:el) mundo se conduce según su costumbre, y los tontos que lo arruinaron (N.T:están) destinados a rendir cuentas 10.
Esta es el significado de Shabat. Después de la Creación D-os "se alejó" y dejó que el mundo operara de acuerdo a las reglas naturales que el mismo creó 11. El “reloj” fue creado, se le dió cuerda, y puede operar sin intervención. Cuando cumplimos Shabat (N.T.: Sábado: día, en que según la Torá, está prohibida la realización de una serie de tareas) , evitamos de la misma forma que D-os, interferir o modificar el orden natural 12.

El campo de lucha del hombre en el mundo material
Pero el investigador puede seguir preguntando.
¿Por qué permitió D-os tanta maldad habitar en el corazón del ser humano desde un principio? ¿Por qué le parece al hombre tan natural oprimir a su prójimo, y causarle sufrimiento?
También aquí debemos recordar que la plaza donde el hombre desarrolla su accionar es acá, en el mundo material, el lugar en que la presencia de D-os no es visible. Lo espiritual en el hombre puede volar hacia áreas de lo más sublimes, pero su cuerpo es básicamente un cuerpo animal 13. De nuestros Sabios, de bendita memoria, aprendemos que la naturaleza del hombre es parte ángel y parte animal14. El libro "Zohar" (N.T.: de Cábala), de las generaciones de nuestro distante pasado, va un paso más y nos dice que aparte del alma Divina que separa al hombre de las formas bajas de vida, el ser humano tiene un alma animal15.
Cuando el hombre fue creado, había una armonía básica entre estas dos partes de su naturaleza. El intelecto y la naturaleza animal consiguieron vivir juntos, sin un enfrentamiento significativo. Tuvo la oportunidad de vivir en armonía con la naturaleza, y dedicar toda su fuerza a lo espiritual 16.


Pero en el paraíso también estaba el factor de la tentación. El destino del hombre era elevarse sobre su naturaleza animal en el plano espiritual. Pero estaba frente a él la prueba: elevarse en el plano material, y comer del árbol del conocimiento del bien y del mal.


Y se rindió a la tentación.
Este conocimiento separó entre los dos ingredientes básicos de la persona, el animal y el humano 17. La persona no volvió a ser como es el animal, unido a su naturaleza, en armonía con su naturaleza elemental. Todavía tenía los instintos, los apetitos, y la naturaleza agresiva del animal. Pero adquirió también la capacidad de emplear su intelecto para dirigir su naturaleza animal contra los otros seres humanos. Este mismo enfrentamiento, entre su naturaleza animal y humana, empuja a la persona en dirección al mal. Aprendemos, de ser así, que en la naturaleza animal la responsabilidad es del Instinto del Mal.


Pero tampoco por esto hay que culpar a D-os.
La decisión de comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, de hacer que su naturaleza animal entre por la fuerza en el plano material, es una decisión que el hombre tomó libremente.
Desde el momento en que comió de ese árbol, tomó conocimiento del bien y el mal. La ética se transformó en un tema de información y elección consciente, ya no otra parte de la naturaleza básica del ser humano. A partir de ese momento debía tratar con una nueva naturaleza, en la que animal y ángel se encuentran enfrentados.
Por cierto que se puede seguir investigando, y preguntar: ¿por qué no fue creada la persona más buena? ¿Por qué D-os no lo hizo más ángel y menos animal ?
Pero acá también el hombre tiene la culpa. Nuestros Sabios, de bendita memoria, nos enseñan que la prohibición de comer del árbol era sólo transitoria. La naturaleza espiritual del hombre se desarrollaba progresivamente, y con el paso del tiempo iba cobrando fuerzas hasta el grado de dominar sus instintos animales. En ese momento iba a permitirse probar del árbol del conocimiento, sin hacer peligrar el carácter espiritual 19.

Angel y animal en el corazón humano
El ser humano estaba así destinado a ser más ángel y menos animal. Pero este iba a ser, por cierto, un proceso gradual. Se interrumpió por la impaciencia de la persona, al intentar adelantar los tiempos. Dicho conocimiento lo enfrentó con su instinto animal, y al interrumpir el desarrollo espiritual coronó sobre él el estado animal.
Este mismo principio es el hilo con el que se tejió la historia humana. Sus conocimientos pusieron a su disposición la tecnología, por su intermedio produjo armas letales, su fuerza moral no alcanzó para evitar que los usara para el mal. Llegamos al apogeo en nuestra generación, en la que el ser humano tiene poder suficiente para destruir todo nuestro planeta, tanto por medio de las armas nucleares como por medio del envenenamiento ambiental. El conocimiento dá al hombre un enorme poder, pero él todavía no aprendió a emplearlo para el bien. Esta es la razón por la cual la era mesiánica debe llegar rapidamente. Sólo entonces aprenderá el hombre a usarlo para el bien 20.


Hasta entonces, el hombre enfrenta un difícil dilema. Tiene el poder de producir sociedades espléndidas, pero que siempre declinan. Tiene la capacidad de avanzar a pasos gigantescos desde el punto de vista tecnológico pero no tiene la fuerza moral para extraer el bien de la tecnología. Es una prueba de incapacidad para la raza humana, que muchos de sus descubrimientos tecnólogicos fueron aprovechados para la promoción de la guerra.


Pero la pregunta básica queda en pie. Correcto , la naturaleza de la persona es mala, y sólo él es culpable. Pero, ¿por qué D-os no interviene? ¿Por qué no mandó un rayo y eliminó los campos de concentración? ¿Por qué no hizo descender maná sobre los bebes que morían en Biafra y Bangla-Desh? Por qué no detuvo las bombas incendiarias que quemaban a los niños en Vietnam? ¿Por qué no hace un milagro y desaparecen todas las bombas atómicas que hay en el mundo?. He aquí que Él es D-os. Seguro que Él puede. Y si es así, ¿por qué no emplea su poder? Por cierto, nos enseñaron nuestros Sabios, que un exceso de luz no corrige a los seres humanos, sino que los destruye 21.


¿Qué le pasaría a la sociedad si de pronto comenzaran a ocurrir milagros? ¿Podríamos continuar con nuestros asuntos diarios, como si nada pasara? ¿Podrían los grandes y complejos sistemas sobre los que se apoya la sociedad continuar funcionando si se nos revelara directamente D-os?
Tomemos como ejemplo la ciudad de Nueva York. El trabajo de miles de personas es necesario para el abastecimiento de alimentos y artículos de primera necesidad a esta enorme ciudad. Otros miles más son necesarios para el traslado de estos. Se requiere un ejército completo para proveerla de agua, electricidad, calefacción, y recolección de basura. ¿Podrían estos sistemas sobreponerse a la toma de conciencia de los milagros? Y si no, ¿o sería el agobio todavía mayor? Si D-os comenzara a intervenir a través de milagros ¿no debería seguir hasta el final? Así quizás será en la época mesiánica, de hecho, ese será el tiempo maduro para ello.
¿Cómo reaccionamos a los milagros? Aparentemente, y en gran medida, como las sociedades primitivas lo hacen ante los "milagros" de las sociedades comparativamente más avanzadas. La primera reacción es de shock, denominada por los sociólogos "shock cultural". Los nativos pierden al principio todo interés, y pasan a depender enteramente de la sociedad más avanzada. Pierden toda opinión propia, y viven en una cuasi indiferencia en la que la vida carece de todo significado. La declinación salvaje del orgullo y la independencia, a un estado de nativo enclenque e insignificante, es frecuentemente trágica e inevitable.
Si la sociedad no es totalmente demolida como consecuencia del shock cultural, pasa a la segunda etapa, la de rebelión. La sociedad primitiva se revela contra los intrusos y sus valores. Es por eso que tantos misioneros acabaron en la legendaria cacerola.
Si el ser humano se parece a un animal, se parece más a un animal salvaje que a un animal doméstico 22. El ser humano nació para ser libre, y no para ser dominado por sus pares. El resultado inevitable del encuentro con una sociedad avanzada, es la supresión de la cultura más primitiva 23.
Cuando la sociedad avanzada está insertada, la reacción inicial de los nativos es la domesticación, como el ganado o los borregos. Si el proceso de domesticación tiene éxito, es borrado lo que lo caractériza humanamente y la personalidad del nativo, por lo menos hasta que internaliza la cultura dominante. De otra manera, los nativos se revelan y se restituyen sus rasgos humanos naturales.
Lo mismo es cierto, en su significación, en lo relativo a nuestra relación con D-os. Mientras esté oculto, podemos ansiarlo, y lograr lo Divino. Hacemos esto por libre elección, y no a cuenta de nuestra individualidad. Pero si D-os se nos revelara, no podríamos continuar y existir como seres humanos libres. Si supieramos que nos encontramos bajo el ojo abierto de nuestro Amo (N.T.: lo del “ojo abierto” no debe tomarse literalmente porque D-os carece de toda forma corpórea) nos convertiríamos en algo menos que seres humanos. Nos haríamos marionetas, o robots, carentes de uno de los componentes significativos de nuestra humanidad. La alternativa única sería en un caso cómo este, la rebelión.
Ciertamente que cada una de estas posibilidades producirá un agobio mucho más grande que el que es causado por la intervención Divina inicial, cuando la luz es demasiada "los utensilios" se rompen.
Sólo una vez se reveló D-os en forma directa. Y así cambió el curso de la historia. En ocasión de la salida de Egipto D-os hizo milagros, tanto en Egipto como en el desierto. El pínaculo de los acontecimientos fue en el Monte Sinaí (N.T.: entrega de los Diez Mandamientos) en la que un pueblo completo escuchó la Palabra de D-os.

Y que pasó entonces?
La primera reacción fue shock. Las personas simplemente no pudieron estar de pie ante la Grandeza de D-os, y de nuestros Sabios, de bendita memoria, aprendemos, que sus almas los abandonaron 24. Su respuesta viene expresada en la descripción bíblica después de la Revelación:" Le dijeron a Moshé: háblanos tú y obedeceremos pero que no hable Elokim (N.T.:D-os) con nosotros para que no muramos!".( Exodo, 20:16)


Cuando superaron el shock inicial, pasaron a la segunda etapa, la de la rebelión. Esta se llevó a cabo depues de 40 días. Le dieron vuelta la cara a D-os y a su Palabra, y volvieron al paganismo, y la adoración del becerro de oro. Escucharon los Diez Mandamientos de boca de D-os mismo, y ya después de 40 días los infringieron.
Aprendemos de esto una importante lección: la revelación de D-os a la persona no apta, puede traer más perjuicio que beneficio. Esto es una razón significativa por la que D-os no se revela a sí mismo.
Muchos dicen que creerán en D-os y en su Torá, si sólo van a ser testigos de señales o milagros. De Sinaí aprendemos que tampoco la Revelación es suficiente si los seres humanos no quieren creer.
De todo esto podemos comenzar a entender una de las limitación básicas que D’os se autoimpuso. D-os se oculta y no se revela. Esta restricción es imperiosa por la estructura sicológia de la persona, y por la escencia misma del propósito de la Creación. D-os se descubre sólo a individuos cuya fe es tan grande que la Revelación misma no la altera en lo más mínimo. Como lo destaca Maimónides la excepción única fue la salida de Egipto 25.

Las Soluciones
Ahora, que tomamos en cuenta la autolimitación básica en grado sumo de D-os, podemos intentar colocarnos en su lugar.
La restricción fundamental es que no seamos descubiertos.
Considerando esta restricción podremos volver a nuestro problema original e imaginar un microcosmos en el que desempeñamos los roles de D-os.
El problema con el que comenzamos, fue debatido por un número de grupos, y a continuación reflejamos, mayormente sus conclusiones. Antes de que continúe leyendo, quizás desee examinar nuevamente el problema, e intentar sacar conclusiones sólo.
La mayor parte del debate giró en torno a soluciones que ven a la isla como un gigantesco tablero de ajedrez. Las soluciones incluyeron marchas, contramarchas, y estrategia que intentaría elevar a los nativos a la posición deseada. Como un gran maestro de ajedrez trate de dominar el juego en todas sus etapas. "Su victoria" consistirá en la obtención del resultado deseado.
Subsiste un problema todavía más grave. Más allá de la influencia sobre los eventos, nuestro objetivo final es una mejora en los valores de los nativos. Pero, una lección que puede ser aprendida por una generación dada puede ser olvidada en la misma medida por la siguiente. La inculcación de valores positivos a la cultura de la isla, es una misión monumental.
La propuesta que se repitió a lo largo de todas las deliberaciones fue el empleo de infiltración. Podríamos intentar influir sobre la isla por medio de infiltrados. Siempre que su implantación no se note, según la regla del juego.
Una infiltración como esta puede tener dos objetivos. Primero, los infiltrados se constituíran en ejemplo. Ellos podrían erigir una sociedad ideal, y si la prueba continúa lo suficiente, otras personas se tentarían, quizás, a copiarla o a aprender de ella.
Segundo, los infiltrados podrían enseñar a los nativos en forma directa. Se podría insertar en la isla fracciones de la cultura de los infiltrados, y así elevar el nivel ético de la isla. Este proceso está llamado a acelerar el curso del juego, y acercar su finalización.
Estos infiltrados estarán siempre en gran peligro. Al desempeñase sobre la base de un sistema de valores distinto, se los considrará siempre forasteros, ajenos. En la medida en que el mensaje de ellos sea diferente del convencional, sufrirán siempre una gran animosidad. Dispersos a lo largo del país para difundir el mensaje, es probable que pasen a ser una minoría perseguida. De acuerdo a las reglas de juego, casi no podrá socorrerlos. Lo máximo que podrá hacer es manejar el juego como para protegerlos en la medida de lo posible.


Debido al riesgo de exponer todo su poder, el contacto con ello será mínimo. Ellos se verán obligados a vivir durante muchas generaciones, dispersos entre los nativos, por lo que se verá obligado a erigir barreras destinadas a evitar su asimilación a la población y la absorción de valores negativos. En cierta medida, su estatus como minoría perseguida podrá evitar una asimilación de este tipo. Pero por principio, estarán obligados a cumplir sus funciones sin reconocer la estrategia general.
Paulatinamente, se hará conocer a los nativos su presencia. Cuando el juego termine, podrá, quizás revelarse en forma directa. El rol de los infiltrados se hará público entonces, y al ser parte de su organización, ellos se convertirán en los líderes e instructores naturales de la isla.


En resumen
De acuerdo a lo que, quizás, ya adivinó, el análisis de este microcosmos nos ayuda en forma apreciable a comprender la forma en que D-os actúa en el mundo. D-os actúa en forma encubierta con el rumbo puesto a un mundo perfecto, mundo perfecto que según la tradición es la revelación mesiánica. Este es un proceso lento, en el que D-os maniobra continuamente las fuerzas de la historia a tal fin. El juego es, en los hechos, la historia humana.


Quizás identificó a los infiltrados. Ellos son los integrantes del pueblo Judío, a ellos se les entregó, en las instrucciones de la Torá, la base para la erección de una sociedad perfecta. La sociedad que vive de acuerdo a principios Divinos puede servir de ejemplo y paradigma de sociedad sana, libre de las enfermedades sociales de las culturas circundantes.
Cuando D-os entregó la Torá por primera vez, Le dijo al pueblo Judío "Y Ustedes serán sagrados para Mí, pues Yo, Hashem, Soy Sagrado, y Yo los separaré a Uds. de las naciones para que sean Míos" (Levítico, 20:26) 26. La misión de Israel es constituirse en ejemplo, como está dicho "Cuídenlos y observénlos, pués esa es la sabiduría e inteligencia de Ustedes a los ojos de los pueblos, (N.T: que) cuando escuchen todas estos decretos dirán: Sabio y entendido es este gran pueblo " (Deuteronomio, 20:26).
Esta es nuestra función, dar testimonio del destino de la humanidad como esta dicho "Vosotros sois Mis testigos dice el Eterno, y Mi siervo a quien he elegido" (Isaías 43,10) 27. Así también le dijo D-os a Su profeta: "Yo El Eterno te he llamado en justicia, y te he tomado de la mano, y te he guardado y te he puesto por Pacto del pueblo, por luz de las naciones"(Isaías 42,6) 28.
Aprendemos que el pueblo Judío es como el corazón de la humanidad, pulsando continuamente e inspirando fe en D-os y en su palabra 29 .


Con este espíritu el Judaísmo dió nacimiento a creencias, que aunque lejos, por cierto, de la perfección, constituyen un paso en la dirección correcta, delante de la idolatría 30 . El paso final todavía falta.
Pero más importante es el hecho de que el pueblo Judío, al menos los que cumplen los preceptos de la Torá, se erigen todavía como ejemplo sobrenatural que conduce a la sociedad a un estado de perfección con base en los principios de D-os. La Torá y sus Preceptos, por cierto, expresan la inteligencia Divina en el mejoramientode la sociedad humana. El Tzadik (N.T. :el hombre que, según el criterio de la Torá es bueno y justo) es el que está más cerca del "hombre perfecto", él es nuestra aspiración.
La singularidad del pueblo Judío, como receptor sobre sí de la Torá de D-os, provocará eventualmente, la caída de todas las culturas que compiten. La singularidad del pueblo Judío le hará ganar también, en forma temporaria, el odio de tales culturas 31. De nuestros Sabios, de bendita memoria, aprendemos que, así como hay que aplastar la aceituna para extraer de ella aceite, así El pueblo Judío es perseguido para que la luz se disemine 32 .


Nosotros vivimos en una era de numerosas preguntas. El periodismo y la televisión traen los horrores del mundo al umbral de nuestra casa y adentro de los cuartos de nuestro hogar. Lo que en el pasado estaba oculto por la barrera de las distancias, está hoy justo frente a nuestros ojos. Vemos la matanza, el sufrimiento, el hambre, y preguntamos como puede D-os estar de acuerdo con toda esta maldad. (En nombre del pueblo Judío están presentes en todo debate como este, los seis millones.)


Sin embargo, para el que entiende la profundidad del Judaísmo no hay pregunta alguna. Desde el momento que se examina el corazón mismo del motivo de la Existencia y el propósito de la Creación, no sólo aparecen las respuestas sino que las preguntas desaparecen.

Fuentes
1 Guía de los perplejos
2 Likutei MoHaRan y otro.
3 Sefer HaIashar, Meshej Jojma, y otros.
4 Derej Hashem
5 Mejilta Shemot, y otros.
6 Midrash Tehilim y otros.
7 Julín (Tratado del Talmud).
8 Zohar Vaikrá.
9 Breshit Raba y otros.
10 Abodá Zará (Tratado del Talmud).
11 Guía de los Perplejos.
12 Shabat (Tratado del Talmud).
13 Breshit Raba y otros.
14 Jaguigá (Tratado del Talmud).
15 Zohar Shmot.
16 Kidushin (Tratado del Talmud) y otros.
17 Ktabei HaArí.
18 Etz Jaím y otro.
19 Torat Moshé y otro.
20 Ver obs. 17 y otros.
21 Etz Jaím.
22 Kilaim (Tratado del Talmud).
23 Zohar Breshit y otros
24 Zohar Shmot
25 Guía de los perplejos.
26 Rash"i sobre Vaikrá
27 Sefer HaIkarim, y otro.
28 Del famoso fragmento en Isaías sobre el “esclavo de D-os y el sufrimiento".
29 Zohar Shmot y otro
30 Sefer Hacuzari
31 Ver obs 23
32 Shmot Raba

El presente artículo fue traducido de la revista NITZOZOT con la autorización de su editor R' Moshe Grilak

Biografía del autor:

Rabbi Aryeh Kaplan fue un exponente multifacético y prolífico - entendido tanto en kabalá como en ley Judía, así como en las ciencias naturales (está citado en "who is who in physics").  Sufrió una muerte temprana a los 48 años.





Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 5+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal