Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 







Vida judía


Parte 4: ¿Espiritualidad Material?
Por. Rav Yosef Meyer Medresh z



| INTRODUCCION | PARTE 1 | PARTE 2 | PARTE 3 | PARTE 4 | PARTE 5 | PARTE 6 | PARTE 7 | PARTE 8 |

Extraído del Libro "Una Ventana a la Eternidad""…Y la zarza estaba en llamas, y la zarza no se consumía…"
Éxodo 2:3

* * *

El Hombre Eterno
Parte 4: ¿Espiritualidad Material?

Jorge: ¿Podría usted retomar el tema del versículo: “En el comienzo D'os creó los Cielos y la Tierra”?

Maestro: Habíamos dicho que lo que esto significa es que el hombre fue creado como una combinación de espíritu y materia.

Jorge: ¿Podría usted ampliar este concepto?

Maestro: Claro. Hay tres clases de criaturas en el mundo. Las criaturas totalmente espirituales que son los ángeles, y las criaturas totalmente materiales que son los animales.

Jorge: ¿Y el ser humano?

Maestro: El ser humano es la combinación de espíritu y materia, es decir, una mezcla de ángel con animal, o en otras palabras, es un animal angelical. El Talmud define este concepto y nos explica detalladamente que los hombres se parecen en tres aspectos a los ángeles y en tres aspectos a los animales. En el momento en que el hombre no usa sus poderes espirituales o angelicales, su espiritualidad va descendiendo poco a poco hasta que no le quedan más que características físicas, llegando finalmente al nivel de los animales.

Jorge: Ahora entiendo mejor lo que me dijo usted al comienzo de que no me debo comportar como los animales.

Maestro: Mira, para entender esto en forma más clara y sencilla, imagínate que el hombre es la combinación de un caballo con su jinete. El jinete es el alma que debe controlar al caballo, es decir al cuerpo humano. En el momento en que el jinete se descuida, el caballo puede desviarse del camino y desbocarse. El jinete debe, por lo tanto, cuidar todos los movimientos del caballo, hasta el final del camino.

Jorge: No había escuchado nunca antes una metáfora así referida al judaísmo.

Maestro: ¿Te has dado cuenta de que el judaísmo es simple?

Jorge: Por lo menos no es tan difícil como yo pensaba. Por otra parte, me parece increíble que todo esto esté incluido en el primer versículo de la Torá.

Maestro: Esto no debe sorprenderte ya que el principio de cualquier cosa nos indica su esencia. Por eso, el comienzo de la Torá nos indica que todo el Universo está formado de dos elementos: espiritual y material.

Jorge: Usted me ha explicado que el hombre se compone de espíritu y materia, pero no me dijo que este principio se aplicaba también a todo el Universo.

Maestro: Pues bien, la Torá nos habla tanto del hombre como del Cosmos. Te pondré como ejemplo la computadora que tiene dos polos en cada BIT: el positivo y el negativo. Es decir, que cada BIT puede encontrarse en un estado positivo o negativo. De la misma manera, cada acción del hombre puede ser positiva o negativa, buena o mala; y esta acción se une a la energía cósmica, ya sea positiva o negativa. Cuánto más seres humanos lleven a cabo buenas acciones, más aumentará la energía cósmica positiva, ejerciendo una influencia positiva sobre el Universo entero. Como ya te habrás imaginado, esto también lo encontramos en la Biblia, la cual nos dice que el hombre puede incrementar o reducir las fuerzas espirituales que D'os creó en el mundo.

Jorge: Nunca pensé que el hombre fuera tan poderoso!

Maestro: De la misma forma que los hombres no utilizan más que el 5% de su capacidad mental, tampoco aprovechan al máximo los poderes espirituales y cósmicos con los que D'os los creó.

Jorge: Nunca pensé que las computadoras me ayudarían a comprender mejor el destino del hombre en este mundo.

Maestro: El único propósito de todos los inventos que D'os ha permitido crear al hombre, es hacer que este último reconozca Su existencia y la verdad de la Torá y sus leyes.

Jorge: ¿Podría usted darme algunos otros ejemplos de invenciones que ayudan a comprender mejor el judaísmo?

Maestro: Cómo no! El teléfono, sin ir más lejos, se inventó para que el hombre comprenda que sus palabras pueden ser oídas en todo momento en el cielo. Otro ejemplo: la invención del video sirve para demostrar al hombre que todas sus acciones quedan grabadas y podrán verse sin problemas cuando lo juzguen en el cielo.

Jorge: Esto cambia mi idea sobre la computadora, el teléfono y el video.

Maestro: Muy bien. Si sigues estudiando, tu actitud hacia muchas cosas en la vida podrá cambiar poco a poco.

Jorge: Volviendo al tema, ¿qué tiene que ver la energía del Universo con una persona como yo?

Maestro: Tiene mucho que ver. Como acabo de explicarte, cada acción tuya puede dar una energía más positiva al Universo y a la vez influir para que otras personas se sientan atraídas hacia el bien, haciendo del mundo un lugar mejor. Además, nuestras buenas acciones ayudan a los demás judíos en otras partes del mundo. Como dijo un gran Rabino: “Si un judío estudia Torá en Jerusalén, ejerce una influencia para que otro en Buenos Aires no se asimile. Si un judío se pone tefilín en Nueva York, evitará la muerte de uno o varios soldados judíos en Eretz Israel”, ya que la energía cósmica unifica e influye a la vez sobre todo el pueblo judío.

Jorge: ¿Quiere usted decir que si un judío recita una bendición sobre un vaso de agua en la Ciudad de México, su acción puede salvar la vida de un hermano que está en peligro en Australia, y que cuantas más mujeres judías enciendan las velas de Shabat, más posibilidades habrá de evitar una guerra en el Medio Oriente?

Maestro: Exacto! ¿No es increíble?!

Jorge: Es realmente increíble. Entonces, ¿podría usted enseñarme las bendiciones de todos los alimentos?

Maestro: Claro! Eso lo haremos después de esta clase. El propósito principal de estas clases es introducirte a los principios básicos que rigen la eternidad; cuando te sientas preparado y convencido, habrá llegado el momento de poner en práctica todas las leyes de la Torá.

Jorge: Pero, maestro, ¿no cree usted que sería mejor empezar a aprender ya las mitzvot? Así podría comenzar inmediatamente a ayudar a nuestro pueblo, sobre todo tratándose de mitzvot tan fáciles de cumplir, como las bendiciones de los alimentos.

Maestro: Si, pero tienes que entender que tu influencia en el bienestar del pueblo judío será más poderosa cuando comprendas el "por qué” de las mitzvot y tu fuerza interna te exija en forma natural a cumplirlas. Además, recuerda que apenas empezaste hoy tu recorrido hacia la eternidad y que D'os es muy paciente y está esperándote al final del camino. La Torá nos exige que seamos personas conscientes de nuestras acciones y no robots. Es decir, Él quiere que el judío se forme sobre una base firme y adquiera conocimientos amplios, para así poder empezar a cumplir las leyes eternas entendiéndolas bien.

Jorge: Y si nos apresuramos, ¿qué puede suceder?

Maestro: Bueno. Yo ya he visto a muchas personas que se entusiasman tanto en nuestras primeras sesiones y que se lanzan con tanto apresuramiento a cumplir la Torá, que después de un tiempo regresan y me dicen que definitivamente necesitan muchos más conocimientos para poder emprender su camino hacia la eternidad. También he visto a muchos alumnos que después de un plazo corto abandonan todo, porque les frustra cumplir las mitzvot como actos mecánicos, sin verles sentido lógico a la mayoría de ellas.

Jorge: Entonces, ¿qué es lo que usted me aconseja hacer en estos momentos?

Maestro: En realidad, tu camino hacia la adquisición de la Sabiduría Divina debe ser lento y con interrupciones lo suficientemente largas como para que te permitan digerir todo el material estudiado. Así podrás subir al siguiente escalón basándote en el anterior y lograrás construir una escalera como la de Yaacov: “con su base en la tierra y su parte superior en los cielos”. Es decir, que debes construir cimientos lo suficientemente fuertes creando una base sólida como para que te permitan lanzarte hacia el cielo, hacia la Eternidad.

Jorge: Maestro, estoy a punto de llorar!

Maestro: No te preocupes. Todo lo que estás experimentando es debido a la felicidad. Veo que la Sabiduría Divina no sólo te ha llegado a la mente sino también al alma y al corazón. Tu conmoción es digna de alabanza.

| INTRODUCCION | PARTE 1 | PARTE 2 | PARTE 3 | PARTE 4 | PARTE 5 | PARTE 6 | PARTE 7 | PARTE 8 |

Biografía del autor:

El Rav Yosef Meyer Medresh z"l nació en México, donde cursó sus estudios en la escuela Yavne. A la edad de 16 años viajó a Israel para estudiar en las Yeshivot de Mir y Knéset Jiskyahu. En los estudios generales tuvo maestría en Ciencias de Computación y en Administración de Empresas de la Universidad Iberoamericana y de Long Island University, respectivamente. Formó una familia de 5 hijos con su esposa Shoshana, fijando su residencia en Jerusalem. Dictaba conferencias periódicamente sobre Fundamentos de Historia y Filosofía Judías en distintos seminarios para estudiantes hispano-parlantes. Escribió varios libros en español y en hebreo, como "La última jugada", explicaciones sobre varios tratados de la Mishná y un Compendio de temas relacionados con el Beit Hamikdash. Falleció trágicamente en Jerusalem el día 30 de noviembre del 2010. Que sea su recuerdo una bendición.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+2=:

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2013 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Festividades]   
[Entendiendo el Judaísmo]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal