Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Vida judía


Parashat Jaiei Sará
Por. Rabino Richard Kaufmann



Parashát Shminí

"Y le dijo Moshé a Aharón, acercate al altar y haz tu ofrenda expiatoria y tu ofrenda de elevación y expía por tí y por el pueblo, y haz el sacrificio del pueblo y expía por ellos, tal como lo ordenó Hashem" (Vaikrá 9, 7)

ויאמר משה אל אהרן קרב אל המזבח ועשה את חטאתך ואת עלתך וכפר בעדך ובעד העם, ועשה את קרבן העם וכפר בעדם כאשר צוה ה' ב

Aharón era una persona extremadamente humilde, y quizás no se sentía digno para ser el Sumo Sacerdote!

Es por ello que viene Moshé y lo dice que se acerque al altar y haga los sacrificios de expiación tal como Hashem lo ordenó!

Y de esto debemos de aprender, que es muy importante que cada persona sea consciente, de sus fortalezas, del rol que tiene el potencial de cumplir en este mundo, pues si no lo hace, no sólo que no está cumpliendo con su misión, sino que está privando a los demás del beneficio que de él podrían recibir!

Y esto es exacto lo que le dice Moshé a Aharón, que a través de los sacrificios no sólo va a expiar por sus propios pecados, sino que va a expiar por todo el pueblo de Israel!

Y si en relación a la expiación por cosas malas esto fue dicho, cuánto más aún que esto es verdadero, respecto a la realización de cosas buenas!
 


"Y elevó Aharón sus manos hacia el pueblo y los bendijo, y descendió de hacer el sacrificio de expiación, de elevación y de pacificación" (Vaikrá 9, 22)

וישא אהרן את ידיו אל העם ויברכם, וירד מעשת את החטאת והעלה והשלמים

Antes de descender del altar donde había ofrecido Aharón los sacrificios de expiación, elevación y pacificación, lo que hizo fue elevar sus manos hacia el pueblo y bendecir al pueblo de Israel!

Es decir, luego de haber realizado los sacrificios que le permitieron acceder a un nivel más elevado de pureza y de elevación, lo que hace aprovechary capitalizar dicho momento para bendecir al pueblo de Israel!

Y de esto debemos de aprender también nosotros, que cuando sentimos que estamos en un momento elevado o que estamos iluminados, no esperar pasivamente a que ello se nos pase, sino aprovechar el momento para proyectar nuestra luz hacia nuestros semejantes, bendiciéndolos y/o beneficiándolos!

Y cuando así lo hacemos, ello no sólo potencia mucho más a nuestros semejantes, sino en mérito a ello a nosotros mismos!
 


"Y sacrificó el sacrificio de elevación y lo hizo según lo prescripto" (Vaikrá 9, 16)

ויקרב את העלה, ויעשה כמשפט

El concepto que trae este versículo, es que también si queremos elevarnos, hay una forma correcta de hacer las cosas, siguiendo las prescripciones tal como nos lo ordena Hashem!

Es decir, no es suficiente con tener buena intención y probar hacer las cosas como nosotros pensamos que es la forma correcta, sino que debemos de cerciorarnos que realmente sea la forma correcta!

De lo contrario, es posible que logremos incluso el efecto opuesto al que originalmente queríamos, saliendo mal por bien debido a no seguir la "receta", tal como lo tendríamos que haber hecho!

Y más vale ser obediente y conseguir lel resultado deseado, que ser espontáneo y/o desobediente y salir frustrado y decepcionado ...
 


"Sus carnes no comeréis y sus cuerpos muertos no tocaréis, pues son impuros para ustedes" (Vaikrá 11, 8)

מבשרם לא תאכלו ובנבלתם לא תגעו, טמאים הם לכם

Todo influye sobre todo!

Somos lo que comemos, somos lo que miramos, somos lo que escuchamos, somos lo que aspiramos y somos lo que tocamos!

Es decir, todo deja una huella en nosotros y -de un u otro modo- pasa a ser parte de nosotros mismos!

Es por ello, que viene la Torá y nos advierte de todo aquello que nos impurifica y por ende nos perjudica, ya sea porque lo ingerimos (alimentos no kasher), o porque lo tocamos (aquello que en forma temporal o fija nos está prohibido), o porque lo escuchamos (lashón harrá) o porque lo vemos (cosas no recatadas), etc.

Y debemos de comprender que ingerir es tomar algo del mundo externo e interiorizarlo!

Y si bien utilizamos el concepto de ingerir para aquello que va de la boca al estómago, ingerimos conceptualmente con todos nuestros sentidos!

Y así como nos cuidamos de no ingerir alimentos en mal estado o que perjudiquen a nuestro organismo, así deberíamos de cuidarnos de no ingerir alimentos que perjudiquen a nuestras almas, cuyo efecto es más grave aún que el perjuicio temporal que un alimento puede causar a nuestro organismo!


Shabat Shalom

R. Richard Kaufmann  rkaufmann2016@gmail.com

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]