Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Para reflexionar


Amar a Hashem y a tu compañero
Por. Rav Avigdor Miller



Rav Avigdor Miller sobre amar a Hashem y a tu compañero

Pregunta:
Tenemos la obligación de amar a Hashem y de amar a nuestros hermanos judíos. ¿A quién tenemos que amar más, a Dios o al hombre?

Respuesta:
Tienes que amar a Hakodosh Boruj Hu con todo tu corazón y eso no deja espacio para ninguna competencia. Solo que Hakodosh Boruj Hu dice que tienes que obedecerle y tienes que amar a tus compañeros judíos. Y al hacer eso, estás amando a Hashem. Parte de amar a Hashem es amar a tu prójimo judío. Sin embargo, si una persona se olvida de Hashem y cree que se concentrará con todo su corazón en amar a su prójimo, ese hombre está desperdiciando su vida. Ahora, es una gran cosa amar a tu prójimo, pero eso es solo si lo haces al servicio de Hashem. Si lo haces porque amas a Hashem, entonces estás viviendo con éxito.

Y por lo tanto, no hay duda sobre la respuesta:  “Tienes que amar a Hashem con todo tu corazón”, y eso significa que no hay lugar para nada más. Se nos dice que el Jofetz Jaim era un hombre muy bondadoso. Hizo todo lo posible para ayudar a la gente. Pero no fue exagerado al invitar gente a su casa. Solía ayudar a la gente a encontrar lugares para quedarse. Solía pagar dinero para mantenerlos cuando estaban de visita en su ciudad. Pagó por su alojamiento, por su comida. Pero para llevar a la gente a su casa, no exageraba, no fue tan generoso. Y alguien explicó que esto se debía a que no quería dividir su lealtad a Hashem. No podía ser un compinche; no podía sentarse toda la noche hablando con sus invitados. Solía pasar su tiempo estudiando la Torá o incluso en soledad con Hakodosh Boruj Hu.

Era un hombre que estaba enamorado de Hashem, por lo que no podía compartir su tiempo libremente con otras personas. Y así, aunque su corazón estaba en gemilut jasadim-ayuda al prójimo, jugó un papel decisivo en la fundación de sociedades de beneficiencia en todas partes. Estaba ocupado ayudando a las novias pobres, a los jóvenes pobres de la ieshivá. Dio consejos a todos; estaba disponible para todos los necesitados. Hizo todas las buenas obras que puedas imaginar. Pero lo hizo todo porque amaba a Hashem. Y es por eso que no pasó más tiempo del necesario con otras personas; si podía evitar ser un compinche y estar con la gente, lo hacía. Porque restaba mérito a su lealtad, su lealtad y su aferramiento a Hashem, con todo su corazón, sin lealtades divididas.

 

Traducido y adaptado con la autorización de: info@TorasAvigdor.org

Artículos relacionados

 

Biografía del autor:

Rav Aviador Miller zz”l fue el faro de su generación y una luminaria que dejo su marca para la eternidad, fue un idealista, un revolucionario, que por medio de miles de sus clases grabadas, y de los libros que escribió, nos ayuda a ver con claridad como debemos comportarnos en la vida y como debemos trabajar para poder fijar nuestras verdaderas metas.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]