Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Vida judía


La buena acción del día
Por. Rabino Richard Kaufmann



La Buena Acción del Día!

 

Seguir la enseñanza de Hilel que nos insta a decirnos: "Y si soy para mi ¿qué soy?".

Es muy interesante que la pregunta no es ¿quién soy? sino ¿qué soy?

¿Y por qué es interesante?

Porque en el mundo tenemos la dimensión del qué y la dimensión del quien, la dimensión material y la dimensión espiritual.

Y mientras que la dimensión material está relacionada más que todo con la dimensión del "que", la dimensión espiritual está más que todo relacionada con la dimensión del quién!

En relación a esto dijo el Rav Ashlag ztz"l que material es egoísmo y espiritual es altruísmo.

Por consiguiente, si la persona es egoísta y vive solo para ella, es como si fuese un ente material es decir un "qué", siendo éste el motivo por el cual dice Hilel "qué soy"!

Y por más que lo decimos en signo de interrogación, podríamos decirlo en signo de aseveración, pues la personas que es egoísta y vive sólo para sí, es un "qué" más que un "quién"!
 


Seguir la enseñanza de Hilel que nos insta a decirnos: "Y si no ahora, ¿cuándo?".

Una de las cosas más fáciles de hacer es posponer; dejar las cosas -supuestamente- para más adelante ...

Y si bien no está prohibido posponer, y hay situaciones en las cuales quizás sea bueno posponer, muchas veces el posponer no es más que otra artimaña utilizada por el impulso negativo del hombre, para evitar que éste deje -de una vez por todas- de hacer algo malo, o empiece -de una vez por todas- a hacer algo que es bueno!

¿Y cómo hace la persona para romper con el círculo vicioso de posponer?

Poniéndose metas más fáciles y alcanzables!

Es decir, lo que hace el impulso negativo para instarnos a posponer, es mostrarnos directa o indirecta-mente lo difícil que es dejar de hacer algo determinado o comenzar a hacer algo determinado!

Es por ello, que si comenzamos aunque sea poco pero en forma fija, al menos rompemos con el círculo vicioso, direccionán-donos positivamente hacia el cambio!

Por ejemplo, si una persona quiere empezar a caminar una hora por día, quizás pospone dicha acción porque no encuentra el tiempo para poder hacerlo!

Sin embargo, si empezara con 20 minutos por día, al menos lograría comenzar a hacerlo y adquirir el hábito, para luego paulatinamente ir aumentando su tiempo, hasta llegar a la hora que a priori planificó!



Seguir la enseñanza de Hilel que nos insta a decirnos a nosotros mismos: "Si yo no soy para mi, ¿quién será para mí?".

¿Y por qué es importante seguir esta enseñanza?

Porque hay muchas personas que se pasan hechándole la culpa a las dificultades, a las circunstancias, a las personas que no le ayudan, etc.

Sin embargo, al final de cuentas, cada uno debe de hacerse cargo de su vida, y según las circunstancias que le toca afrontar, hacer todo lo que está en sus manos para modificar su realidad positivamente!

Y ya dijeron nuestros sabios, que una acción vale más que mil quejidos (y quejas); y toda acción que hacemos por nosotros mismos en la dirección correcta para auto-ayudarnos, tiene el potencial de darnos más fuerza y confianza para animarnos a hacer más!



No codiciar!

¿Qué significa codiciar?

Significa desear aquello que es de otro, desear aquello que a uno no le corresponde!

Cuando los diez mandamien-tos mencionan este concepto, muchas personas suelen pensar que ello se limita a la mujer de nuestro prójimo, por ser ello lo más conocido.

Sin embargo, el contenido completo del mandamiento dice: No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo ni su siervo ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que le pertenezca a tu prójimo (Shemot 20, 14).

Por consiguiente, lo mejor es no estar mirando de más a nuestros costados, estando contentos con la porción que Hashem nos dio, que es lo que verdaderamente nos pertenece!
 


Estar atentos a nuestro cuerpo!

A diferencia del lengua, que eventualmente puede mentir o engañar, el cuerpo es casi incapaz de hacerlo!

Los movimientos de la persona, su forma de caminar, su forma de hablar, su forma de mirar, todo ello habla sobre quién es la persona, sobre su seguridad o su inseguridad, sobre su apertura o su intolerancia, sobre su acepta-ción o negación, etc.

Empero, para poder "leer" mejor y ser más sensibles al lenguaje corporal de nuestros semejantes, primero debemos de intentar ser más sensibles a lo que sucede con nuestro propio cuerpo.

A nuestra postura física, si estamos derechos o encorvados, si caminamos con firmeza o con pesadez, etc.

Y como los sabios dicen que detrás de las acciones van los corazones, si nos entrenamos en modificar aspectos de nuestro corporalidad, ello puede ayudarnos a modificar también nuestras actitudes internas, otorgándonos más confianza y seguridad, más armonía interna y externa y más felicidad!


No quedarnos dormidos!!!

Los sabios explican, que el pueblo judío tuvo que ser despertado con truenos y relámpagos a los pies del Monte Sinai, por haberse quedado dormidos en la noche previa a la entrega de la Torá (siendo éste el motivo por el cual estudiamos Torá, durante toda la noche de la festividad de Shavuot!).

Y cabe reflexionar, que esto que le sucedió al pueblo judío en víspera de la entrega de la Torá, le puede suceder a cada ser humano en vísperas de momentos cruciales de su vida!

Empero, a diferencia de la entrega de la Torá, donde vino Hashem y nos despertó, si en nuestra vida no estamos conscientes de estar atentos y no "quedarnos dormidos" ante sucesos u oportunidades importantes, no siempre habrá quien nos despierte ...

Y el hecho de permanecer despiertos y estudiar Torá durante toda la noche de Shavuot, es para que estemos más conscientes de no dejar pasar las oportunidades de conexión, intimidad y creci-miento que se nos presentan a nivel espiritual, amén de oportunidades que se nos presentan, en toda clase de otras áreas!
 



Preguntarnos:¿y ahora qué?

Cuando una persona logra alcanzar la cima o concretar un determinado objetivo, los desafíos suelen desaparecer del horizonte, no visulizándose claramente hacia dónde continuar!

Es por ello, que si llegamos a un momento determinado de nuestras vidas, tenemos que proyectar y planificar hacia dónde queremos seguir luego!

Y si bien podemos tomarnos un tiempo para descansar, limpiar la mente y juntar fuerzas para luego continuar, no es bueno que dicho tiempo sea extremadamente largo, pues corremos el riesgo de quedarnos estancados!

Y en cierta forma, llegamos a Shavuot, Moshé recibe la Torá en la cima del Monte Sinai y la transmite al pueblo de Israel!

¿Cuáles son los pasos a seguir?

Estudiarla, implementar lo que se puede y digirnos hacia Eretz Israel para completar lo que aún nos falta!

Y una vez que estamos en Israel, profundizar en ella y buscar nuevos ámbitos dónde aplicarla!

Es decir, continuar con la vida y siempre buscar una nueva dirección hacia dónde desarrollarla!

 

Shabat Shalom

Rav Richard Kaufman

rkaufmann2016@gmail.com

 



Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]